Compartir
Publicidad
Retroanálisis de The Simpsons Arcade Game, o cuando Konami aplicó chapa y pintura barata a sus Tortugas Ninja
Análisis

Retroanálisis de The Simpsons Arcade Game, o cuando Konami aplicó chapa y pintura barata a sus Tortugas Ninja

Publicidad
Publicidad

Estando en el 30 aniversario de la longeva serie de Los Simpson, es lógico que haya tenido sus días de gloria en el pasado, pero ahí sigue, al pie del cañón aguantando el tirón. Nada que ver con sus videojuegos, donde no sólo se ha tomado un descanso sino que varios juegos han sido retirados por tema de licencias caducadas. Sin ir más lejos, The Simpsons Arcade Game.

Conocido por The Simpsons, a secas, en su origen para recreativas, fue, a la postre, el segundo videojuego oficial de la serie tras aquel Bart vs. the Space Mutants de Acclaim que jamás logré pasar en mi Amiga. Ambos se lanzaron en 1991, curiosamente, pero el de Konami era un beat 'em up que cogía varios elementos del Teenage Mutant Ninja Turtles lanzado dos años antes.

Un juego para fans que entraba por la vista

The Simpsons

Al contrario que aquel clásico de 1989, donde las Tortugas Ninja no fueron un mero pretexto para sacar cuartos con una serie que llevaba varios años en antena, con Los Simpson sí que dio esa sensación al no aprovecharse verdaderamente el potencial como juego de una licencia tan jugosa.

Como beat 'em up era más inocente y simplón respecto al de las Tortugas Ninja Mutantes, donde se simplificaron más si cabe las acciones (no había agarre de parte del jugador; pero los enemigos sí que nos podían agarrar) y sobre todo los elementos en pantalla (no había trampas, por ejemplo) eran menos vistosos y numerosos, a excepción de los que se recogían. Como si fuese, en cierto modo, un beat 'em up pensado para el público infantil.

Su historia, como suele pasar con casi cualquier representante del género, era lo de menos, aunque aquí sí que teníamos dos motivaciones extra: por un lado rescatar a Maggie de Smithers; y segundo, por ver todos los cameos de los personajes de la serie, donde iban desde lo meramente visual como Patty y Selma Bouvier, Abraham Simpson o Seymour Skinner, hasta todo tipo de ayudas, como Milhouse, Bola de Nieve II o Ayudante de Santa Claus.

Eran ocho escenarios que recreaban, mediante un estilo cercano a la serie, parte del atractivo de Springfield, aunque valiéndose de enemigos de lo más secundarios para rellenar esa parte de "yo contra el barrio". Pero daba igual: a nuestro "yo" de la infancia le gustaba liarse a tortas con todo lo que salía en pantalla y acabar enfrentándose a Smithers y al señor Burns.

The Simpsons nunca fue el mejor beat 'em up

The Simpsons

The Simpsons Arcade Game, aparte de compartir casi todo el núcleo jugable de las Tortugas Ninja, también replicó el multijugador para cuatro personas, siendo uno de sus principales reclamos de esta recreativa, ya que se podía jugar con Homer, Marge, Bart y Lisa. Y no solamente eso, sino que al jugar con más gente se podían activar ataques especiales a dos bandas.

El mecanismo era un poco extraño y arriesgado, porque había que situarse cerca de la otra persona y esperar. Sí, tal cuál suena. Tras dos segundos, se cargaba la animación entre los dos y se procedía al ataque, variando por completo según los miembros: una "bola" entre los adultos, un lanzamiento cuando se juntaba uno mayor y uno pequeño, o ya Bart y Lisa de la mano corriendo y saltando sin parar. Una técnica que facilitaba la partida, vaya.

Pese a su aparente simpleza, especialmente en lo relativo al control (aparte de ese ataque combinado, teníamos un ataque normal, otro en salto y otro pulsando salto+ataque a modo de golpe más fuerte), era un juego bastante exigente donde las vidas caían como moscas al llegar a cualquier jefe.

Había trucos, como el siempre efectivo "salto y patada" en diagonal para evitar las acometidas de los jefes, pero no era desde luego un beat 'em up tan técnico ni variado como la competencia, donde Capcom había dado en el clavo con Final Fight en 1989. Ni siquiera Los Simpson tuvieron unos minijuegos memorables, puesto que se limitaron a aporrear botones más rápido que el resto. Nada de destrozar coches desde distintos puntos.

Al menos en la adaptación a PS3 y Xbox 360, retirada del mercado hace unos años, se introdujeron unos extras desbloqueables (imágenes, galería de personajes, prueba de sonido y música) al finalizar la historia con cada miembro de la familia, aparte de poder disfrutar de la ROM americana o japonesa, pero no pudo ocultar las carencias de la recreativa original.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

No mucho, la verdad. Si apetece echarse unas partidas es más por su propio universo que por lo que aporta como beat 'em up. Un poco como sucedió con aquel X-Men Arcade de 1992, por muy buen recuerdo que guardásemos de aquella época. Al fin y al cabo, los recuerdos tienden a magnificarse...

The Simpsons

The Simpsons

Plataformas Arcade, Commodore 64, MS-DOS, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
Multijugador Sí, local y online (hasta cuatro jugadores)
Desarrollador Konami
Compañía Konami
Lanzamiento 1991 (Arcade) | 2012 (PS3 y Xbox 360)
Precio Descatalogado

Lo mejor

  • Volver a la Springfield de los noventa
  • Su multijugador para cuatro personas
  • El ataque combinado es un gran comodín

Lo peor

  • Como beat 'em up es bastante simplón
  • Escasez preocupante de movimientos
  • Su retirada de las tiendas o que no haya remake

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio