Compartir
Publicidad
Publicidad

Historia de los juegos de coches (II)

Historia de los juegos de coches (II)
Guardar
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con la segunda y última parte del especial abierto ayer sobre la historia de los juegos de coches.

Hoy damos el salto a la historia de los juegos de coches en su camino a las 3D y nos encontramos con un panorama que, pese a continuar grabado a fuego en nuestra mente, no consigue despertarnos la misma nostalgia.

O eso podríais pensar, pero os aseguro que lo que encontraréis aquí abajo promete ser un repaso por una historia vivida por muchos de nosotros y realizándolo, recordando algunas imágenes, escuchando algunas sintonías, se me ha erizado la piel. No os entretengo más, el semáforo está en verde. Bienvenidos a la recta final de la historia de los juegos de coches.

‘Virtua Racing’

La decadencia del píxel vino acompañada de un sistema nuevo que por aquél entonces nos sonaba totalmente a chino, el polígono.

Uno de los primeros juegos de coches en incorporar esa revolucionaria tecnología fue ‘Virtua Racing’, un arcade lanzado por SEGA que cosechó un enorme éxito en MegaDrive.

SEGA aprovechó lo aprendido para crear el gran ‘Daytona USA’ y la experiencia brindada por ambos permitió que años más tardes se lanzara uno de los mejores títulos de conducción de la historia, el gran:

‘Sega Rally’

Sólo con esa melodía y ese acelerón tras escuchar el mítico ‘Sega Rally Championship”, el bombardeo de recuerdos que cae sobre mi mente es alucinante.

Aquella Navidad de 1995, cuando abrí mi regalo y encontré mi resplandeciente Sega Saturn junto al ‘Dragon Ball Z Legend’ y el fantástico título que ahora nos ocupa, creo que será uno de esos momentos que el paso de los años jamás podrá borrar.

Me he emocionado tanto que hasta la he montado otra vez para echarme unas partidas.

‘Ignition’

Más de diez años hace que descargué una de las demos que más he rejugado en toda mi vida.

Hace algún tiempo cuando el título pasó a la categoría de abandonware volví a rejugarlo y, si no lo conocéis, os lo recomiendo encarecidamente. Con cierta estética MicroMachine, ‘Ignition’ es uno de los títulos de coches más divertidos que he probado.

‘Crazy Taxi’

La gran Dreamcast, mi consola preferida. Adoraba esa máquina, su mando, sus juegos y aún hoy los guardo con recelo de manos ajenas. Si tuviese que escoger uno entre todos sin duda sería ‘Jet Set Radio’, pero el segundo en la lista que más horas me tuvo pegado a la pantalla fue ‘Crazy Taxi’.

El punto álgido de la compañía japonesa, un momento en el que crear un simulador de taxistas arcade (releed la frase por favor, es algo digno de recapacitar) podía convertirse en un éxito de masas sólo si venía de la mano de la gran SEGA. Lamentablemente también fue un punto de inflexión y, a partir de ahí, todo son penas y desgracias.

Recordadlo, si en algún momento alguno se atreve a llamarme fanboy, únicamente será verdad si me llama fanboy de SEGA.

‘Gran Turismo’

No, no me gustan los ‘Gran Turismo’, ya lo he dicho. Pese a ello reconozco que supuso un punto de inflexión en la historia de los juegos de coches y se merece como el que más gozar de una plaza en esta lista. Puede que la razón fuese que pese a ser uno de los mejores simuladores de la historia de los juegos de coches, también llegamos con él a una época de decadencia del arcade más puro.

Tras él llegaron sus segundas, terceras, cuartas y quintas partes, algunas con prólogos de por medio. Yo pese a tenerlo a día de hoy, guardado como oro en paño, sólo le dedicaba un par de semanas cada vez que veía alguna película tipo ’60 Segundos’, ‘Bullit’ o algo por el estilo.

‘Ridge Racer Type-4’

El verano del 99 tiene dos nombres para mí: ‘Ape Escape’ y el juegazo como la copa de un pino que nos ocupa. ‘Ridge Racer Type-4’ se convirtió a la velocidad del rayo en uno de mis títulos preferidos.

No había tenido la oportunidad de probar sus anteriores partes y tras pasar algún tiempo enganchado a las físicas realistas de ‘Gran Turismo 2’ su llegada supuso, para mí historia a los mandos de los juegos de carreras, la resurrección del género arcade.

Esas curvas enormes para recorrerlas derrapando a toda velocidad, ese mini a reacción, el coche cohete, o superar la última fase escuchando esa mítica canción. Una auténtica gozada.

‘Metropolis Street Racer’

Fue el precursor de una moda que duraría años, el primer híbrido entre simulación y arcade. ‘Metropolis Street Racer’ llegó a Dreamcast con una firme propuesta.

Ahora los coches son reales, los escenarios también, pero las carreras de coches que molan son las de derrapes y saltos, no las de frenar antes de cada curva y eso precisamente es ‘Metropolis Street Racer’.

‘Need for Speed Most Wanted’

Me perdí todos los ‘Need for Speed’ anteriores (títulos que después he tenido ocasión de probar y disfrutar) pero al coger ‘Need for Speed Most Wanted’ creo que recuperé el tiempo perdido.

Tan adictivo como divertido, ‘Most Wanted’ es uno de mis ‘Need for Speed’ favoritos y junto con ‘Burnout’ uno de los juegos de coches que más tiempo ha rodado en el lector de mi PS2.

‘Project Gotham Racing 4’

Si el primer juego al comprarme Xbox 360 fue ‘Gears of War’ y el segundo ‘Dead Rising’, tenía clarísimo que el tercero debía ser ‘Project Gotham Racing 4’.

Me había perdido los anteriores y probar la versión del hijo pródigo de ‘Metropolis Street Racer’ era una de mis asignaturas pendientes. El miedo a tener el título encumbrado pasó tras realizar un par de carreras y desde entonces es mi juego de conducción favorito.

‘Forza Motorsport 2’

Conocido por estos lares como el ‘Gran Turismo’ de Xbox 360, ‘Forza Motorsport 2’, aunque divertido, no me ha conseguido enganchar como ‘Project Gotham Racing 4’.

No es por quitarle mérito, como simulador es un juegazo y de lo mejorcito que puedes encontrar en el mercado, pero ya sabéis que mi corazón siempre será arcade.

‘Gran Turismo 5 Prologue’

Creo justo acabar con el prólogo del que promete ser uno de los mejores simuladores de la actual generación.

Pese a seguir siendo una saga que no me acaba de convencer, pude probarlo con un volante con feedback y resultó ser una combinación altamente adictiva.

Y hasta aquí esta segunda parte de la historia de los juegos de coches.

Se que me he dejado muchos en el tintero. Grandes clásicos como ‘Carmageddon’, ‘Moto Racer’, ‘Moto GP’, ‘Destruction Derby’, ‘Formula 1’, los simuladores de PC (mucho mejores que cualquier ‘GT’ o ‘Forza’ que se precie) como ‘GTR Evolution’, o otra de mis sagas favoritas: ‘Burnout’ con su último y mayor exponente en el excelente ‘Burnout Paradise’.

Pero hay más días que amapolas y el recorrido de hoy se acaba aquí. Estoy convencido que, entre los artículos de mis compañeros que irán apareciendo estos días y vosotros en los comentarios, podréis pulir como es debido este repaso a la historia de los juegos de coches.

Vídeo | ‘Virtua Racing’, ‘Sega Rally’, ‘Ignition’, ‘Formula 1 97’, ‘Ridge Racer’, ‘Crazy Taxi’, ‘Gran Turismo’, ‘Ridge Racer Type 4’, ‘Metropolis Street Racer’, ‘Need for Speed Most Wanted’, ‘Project Gotham Racing 4’, ‘Forza Motorsport 2’, ‘Gran Turismo 5 Prologue’ En VidaExtra | Especial juegos de coches

En MotorPasión | Especial juegos de coches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos