Compartir
Publicidad

E3 2015: ¿El triunfo de la mujer?

E3 2015: ¿El triunfo de la mujer?
94 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El E3 se ha acabado y hay que hacer recuento de daños. Hemos comido más hamburguesas y helado del que habíamos calculado, nuestra sangre es más bien cafeína y las horas de sueño se equiparan, más o menos, a las del año pasado. Esta expo internacional con sede en Los Ángeles, orgía del marketing, es como la semana de la moda de París en eso de crear y descubrir tendencias dentro de su ámbito, así que la amplia presencia femenina dentro de sus filas este año deja ver un cambio de rumbo en el ocio electrónico a nivel estructural. Buenas tardes, industria del videojuego: bienvenida a 2015. Hay hasta una Lays sabor pizza. Te va a encantar.

Como reflejo nítido y mediático de lo que pasa en la industria, el E3 siempre ha tenido un problema de representación. La presencia de mujeres se reduce a las “booth babes”, otra evidencia de la objetificación que demanda un sector dominado por hombres, mientras que sobre la tarima las trabajadoras y conocedoras de esta rama han debido mantenerse en un plano astral desconocido hasta la llegada de la fantástica Aisha Tyler en 2012.

Faith

Es la propia Ubisoft la que este año ha dado un pasito adelante en términos de género: presentando ‘Rainbow Six Siege’, uno de esos juegos producidos con testosterona, se centraron en la visión de la jefa del equipo de soldados, y la propia Angela Bassett salió al escenario con Aisha. ¿Dos mujeres de color sobre el mismo escenario en una feria de videojuegos? Es la primera vez que el E3 pasa el test de Bechdel. Por su parte, Genevieve Forget, Community Developer de Ubi, anunció la fecha de la beta. Alrededor de 10 hombres pisaron su escenario ese día, frente a 3 mujeres.

El catálogo de las compañías se amplía con mujeres que ocupan lugares centrales en sus narrativas. Parece que, de una vez por todas, los grandes estudios se han dado de bruces contra una demanda que ya resultaba absurda

Microsoft sacó al escenario alrededor de 20 hombres y a 3 mujeres: Bonnie Ross de 343 Industries, Sherida Halatoe de Tiger & Squid y Lydia Winters de Mojang. Nintendo solo presentó a Emi Watanabe, coordinadora del equipo desarrollador de 'Yoshi’s Wooly World', en su Digital Event; Sony no incluyó ni una sola trabajadora en su presentación, y PC Gamer invitó a 34 anfitriones a la palestra, de los cuales solo dos fueron mujeres. Viéndolo en números, la representación femenina no es para tirar cohetes. O sí. Hemos pasado de cero a diez, no sin esfuerzo ni denuncias constantes, en doce meses. Han pasado 20 años desde la celebración del primer E3 y la edición de 2015 es la primera en poner, de forma aún discreta, las cartas sobre la mesa. Así de mal estaba la cosa.

PC Gaming Show

Este año encontramos un número más sano de mujeres sobre el escenario, pero la presencia femenina de peso en los videojuegos presentados arroja incluso más luz a las estadísticas. Emily Kaldwin en ‘Dishonored 2’, Rae en ‘Beyond Eyes’, Joule de ‘ReCore’, los equipos femeninos (OMG!) en ‘FIFA 16’, Aloy de ‘Horizon: Zero Dawn’, el regreso de Faith al nuevo ‘Mirror’s Edge’… El catálogo de las compañías se amplía con mujeres que ocupan lugares centrales en sus narrativas. Parece que, de una vez por todas, los grandes estudios se han dado de bruces contra una demanda que ya resultaba absurda. Las mujeres constituyen casi la mitad de su audiencia, y se obvia su punto de vista en el 90% de las ocasiones. En primero de Ganar Dinero te enseñan que si la mitad de tu público no está representado en tus producciones, tus beneficios se reducen, ¿no?

Otros juegos vistos esta semana, como ‘Fallout 4’, ‘Mass Effect: Andromeda’ o ‘Assassin’s Creed: Syndicate’ optan por otra opción y permiten elegir el sexo de tu personaje. Incluso las franquicias militares más “macho”, ‘Halo’ o ‘Gears of War’, incluyen guerreras femeninas en sus escuadrones. Polygon ha juntado todos los fragmentos en los que aparecen mujeres y personajes femeninos a lo largo del E3 2015 en este vídeo tan bonito y tan ilusionante.

Horizon

Los videojuegos siguen teniendo un problema con los estereotipos de género. No suelen verse hombres mostrando empatía o contacto físico por otros hombres, y eso es igual de problemático que forzar a la mujer a aparecer casi exclusivamente en un medio como un objeto de deseo. La mejor forma de expandir lo que significa ser un hombre o ser una mujer es crear más historias que representen, atraigan y den la bienvenida a jugadores de todas las clases. Hay un claro progreso a la hora de darle la importancia y la libertad que merece a la mujer en los juegos, pero aún existe una tendencia firme a explotar estereotipos sexuales y de género en la que ellas se llevan la peor parte.

No es importante que aumente la representación de la mujer en el medio; es imprescindible, y este E3 abre una puerta a la cordura. Una mayor representación del que a día de hoy supone casi la mitad del público total, no solo beneficiaría a la mujer incluyéndola en un proceso artístico del que generalmente se ha visto excluida, sino que convertiría a los videojuegos en un arte más maduro que aporta variedad de visiones. Si empezamos a educar a los jugadores normalizando aspectos sociales, como muchos indies tienen bien entendido, estas desigualdades pueden ir quedándose atrás. Esta semana, muchas jugadores se han emocionado sintiéndose incluidas, sintiéndose una más. Como Sherida Halatoe decía en sus minutos de gloria sobre la tarima: “If we open ourselves up to new experiences, it can be a beautiful world.”

En VidaExtra | Un E3 para volver a creer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio