Publicidad

Un E3 para volver a creer
Eventos

Un E3 para volver a creer

Publicidad

Publicidad

El pesimismo, así como la voluntad de confrontación, cubren desde hace bastante tiempo ya el debate entre los aficionados a los videojuegos; en muchos casos, me parece a mí, se confunde la posición crítica con el rechazo por sistema, la queja como muestra de independencia de pensamiento. Pero se puede tener una opinión personal y con fuerte criterio sin caer constantemente en el pesimismo, o al menos así lo pienso yo, y este E3 debe ser un buen momento para reconciliarnos con ese jugador deseoso de sentir esperanzas que (confío) todos llevamos dentro.

La sensación general que se respira en el ambiente es que esta ha sido la mejor edición de la feria que hemos vivido en mucho tiempo, una capaz de llenar nuestros corazones de motivos para creer en un futuro mejor. Tras unos irregulares años donde la falta de foco en lo verdaderamente importante y la inseguridad de las promesas han sido las notas dominantes, este año casi todas las compañías han venido con intención de llenar de carne el asador, como bien ha quedado probado en la apasionante colección de conferencias que hemos vivido en directo estos días. También las ha habido flojas (Nintendo y EA, os miro a vosotras), pero en conjunto creo que tenemos razones de sobra para dejar de lado por un tiempo el clima de pesimismo.

Ha sido la mejor edición del E3 que hemos vivido en mucho tiempo

Volver a creer en el E3

Mass Effect Andromeda

Decía antes de su comienzo que este E3 debía ser especialmente movido por su posición dentro de la actual generación de consolas: con los sistemas suficientemente asentados ya en el mercado, pero muy lejos aún de que empecemos a pensar públicamente en sus sucesoras, nos encontramos ante el momento perfecto para centrar la atención exclusivamente en los juegos. Ni siquiera la realidad virtual, que al final ha estado casi de pasada por el evento, ha conseguido restar tiempo y relevancia a la batería de títulos que las diferentes compañías han querido presentar para ganarse nuestros likes.

Ni siquiera la realidad virtual ha conseguido restar tiempo y relevancia a la batería de títulos que las diferentes compañías han querido presentar

Tanto Microsoft como Sony hicieron en sus citas exactamente lo que le pedimos a las conferencias: salir a ganar, sin perder el tiempo en relleno insustancial y centrando sus ponencias en todos los juegos que quieren que compremos durante los próximos meses. También las citas preparadas por las third parties brillaron a buen nivel en general, actuando como muy acertados complementos a las tres grandes, aunque en algunos casos les faltó un dominio del ritmo y un sentido del espectáculo que Sony y Microsoft tienen ya mucho más desarrollado. Nintendo fue a lo suyo con su evento digital, divertido en las formas pero falto de verdadera voluntad de triunfo en el fondo; lástima, porque estoy seguro de que la compañía de Kioto tiene en sus hornos proyectos interesantísimos que ha preferido guardar para otro momento y que habrían ilusionado enormemente a sus usuarios.

Un detalle muy importante también y que diferencia a esta edición del desilusionante E3 2014 es que la mayoría de proyectos presentados deberán llegar al mercado durante la segunda mitad de este año o, como mucho, principios de 2016. Cierto es que luego vendrán los inevitables retrasos en muchos casos, todos sabemos cómo funciona esta industria, pero en general la sensación que nos queda es la de que podremos tocar pronto con nuestras propias manos esas brillantes propuestas lanzadas desde los escenarios del Centro de congresos de Los Ángeles.

Volver a creer en esta generación de consolas

Rise Tomb Raider

Los comienzos siempre son difíciles, eso es algo que conocemos de sobra quienes llevamos vividos ya unos cuantos cambios de generación, pero las consolas que actualmente ocupan el mercado se han caracterizado por haber tenido un arranque particularmente lento. Mucho refrito, mucha saga potente retrasada para otro momento y mucha tibieza general han sido las notas dominantes de estos sistemas que no han resultado en la práctica tan flamantes como parecían, pero la hora de ponernos serios ha llegado al fin y ese sería el principal titular que nos deja el E3 a los jugadores.

La hora de ponernos serios con esta generación de consolas ha llegado al fin

No hay más que echar un vistazo a lo que nos depararán los próximos meses para entender perfectamente a lo que me refiero: en septiembre tendremos para elegir entre 'Super Mario Maker', 'Metal Gear Solid V: The Phantom Pain', 'Mad Max', 'Forza Motorsport 6' o 'Mighty No. 9'; octubre volverá a ponernos las cosas difíciles con 'Rainbow Six Siege', 'Halo 5: Guardians', 'Assassin's Creed Syndicate', 'Yoshi's Woolly World', 'Rock Band 4' o 'Guitar Hero Live'; noviembre se lleva la palma con 'Fallout 4', 'Star Wars Battlefront', 'Need for Speed' o 'Call of Duty: Black Ops III'; y si os habéis quedado con ganas de más, ya en diciembre triunfarán 'Xenoblade Chronicles X', 'Just Cause 3' o 'Hitman'. Sumadle a todo esto proyectos cuya fecha está por cerrar como 'No Man's Sky' y fijaos en lo que tendremos a nuestro alcance en un margen de solo cuatro meses. ¿No es para echarse a temblar?

La cosa no acabará ahí, pues para principios de 2016 también nos aguardan multitud de proyectos dignos de nuestra atención, y aunque los refritos tipo 'Gears of War: Ultimate Edition' o 'Uncharted: The Nathan Drake Collection' no van a desaparecer de nuestro vocabulario, lo cierto es que son cada vez más una nota al margen y no el escenario dominante en las listas de lanzamientos que hemos estado viviendo en los últimos tiempos. Entre eso y la cada vez menor dependencia del legado de hardware antiguo en los desarrollos, creo que hemos llegado al punto en el que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que esta generación justifica ya dar el salto para quien aún lo estuviera dudando.

Volver a creer en los imposibles

Last Guardian

Los jugadores nos hemos acostumbrado a vivir de promesas, pero cuando éstas se alargan tanto en el tiempo que se diluyen en vapor es cuando surgen con razón las actitudes de rechazo y el pesimismo del que antes hablaba. También las ilusiones imposibles nos alimentan muchas veces, y cuando menos lo esperábamos ya, varios de los proyectos más deseados por el colectivo gamer se han hecho realidad en el marco de un E3 2015 que será especialmente recordado por ello.

Varios de los proyectos más deseados por el colectivo gamer se han hecho realidad en el marco del E3 2015

El remake de 'Final Fantasy VII' y la confirmación de 'Shenmue 3' llegan directos de un espacio que parecía reservado para nuestros sueños más irrealizables, y el regreso a la vida de 'The Last Guardian' con la firme promesa de tenerlo en las tiendas el año que viene llega mucho tiempo después de que el ideario popular lo hubiera dado por muerto. Algo que dábamos también por desaparecido era la aplicación de la retrocompatiblidad en los sistemas actuales, pero una vez más hemos tenido grata sorpresa, en esta ocasión por parte de Microsoft y su declarada intención de ir llevando poco a poco el catálogo de Xbox 360 hasta Xbox One.

Viendo la cantidad de imposibles que se han dado de la mano durante estos días en Los Ángeles, solo nos queda hacer fuerza y mirar hacia Valve con la ilusión de que se haga realidad el último gran deseo de la comunidad que aún permanece flotando en el aire: 'Half-Life 3' (o lo que sea).

Imagen | Wolinpiotr

En VidaExtra

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir