Más de 1.300 empleados de Activision Blizzard han firmado una carta exigiendo la dimisión de Bobby Kotick

Más de 1.300 empleados de Activision Blizzard han firmado una carta exigiendo la dimisión de Bobby Kotick
19 comentarios

Cualquiera diría que estamos en pleno día de la marmota. El ciclo se repite y esta vez se está poniendo en jaque al rey de la partida. El escándalo ha vuelto a estallar, esta vez impactando directamente contra Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard. Las acusaciones contra él han derivado en una huelga en la plantilla y posibles repercusiones comerciales con Xbox y PlayStation.

Ahora, los empleados de la compañía han vuelto a dar un paso adelante más, firmando una carta abierta contra Kotick y exigiendo su dimisión. En estos momentos, son ya más de 1.300 trabajadores los que han apoyado esta causa, cada uno con su nombre, puesto y estudio en el que se desempeña. Puedes consultar la lista a través de este enlace.

"Nosotros, los abajo firmantes, ya no confiamos en el liderazgo de Bobby Kotick como CEO de Activision Blizzard. La información que ha salido a la luz sobre sus comportamientos y prácticas en el funcionamiento de nuestras empresas va en contra de la cultura y la integridad que requerimos de nuestro liderazgo, y entra directamente en conflicto con las iniciativas iniciadas por nuestros pares.
Pedimos que Bobby Kotick dimita como director ejecutivo de Activision Blizzard y que se permita a los accionistas seleccionar al nuevo director ejecutivo sin la participación de Bobby, de quien sabemos posee una parte sustancial de los derechos de voto de los accionistas."

Desde la ABK Workers Alliance, grupo que representa a los trabajadores de Activision Blizzard, indican que a su vez son más de 4.000 personas no vinculadas a la empresa las que han firmado la carta. En diciembre de 2020, Activision Blizzard registraba alrededor de 9.500 empleados. Es la segunda vez que una carta es firmada de forma masiva por los trabajadores de la empresa.

Desde Axios se han puesto en contacto con diferentes miembros de Activision Blizzard, algunos de ellos relatando que "mucha gente no quiere estar aquí". Uno de los problemas a la hora de llevar a cabo más huelgas es la ausencia de un sindicato, lo cual desemboca en que "no estamos realmente equipados para ir a la huelga".

"Realmente no podemos darnos el lujo de decir simplemente, estoy dispuesto a poner todo mi trabajo en juego, o ser incluido en la lista negra de la industria en su conjunto para apoyar el esfuerzo del sindicato... muchos de nosotros vivimos únicamente de sueldo en sueldo", asegura otro trabajador.

Un grupo de accionistas también se ha puesto en contra de Bobby Kotick exigiendo su cese junto a otros dos altos cargos de la junta directiva. Sin embargo, la propia junta ha indicado que no pueden tomar medidas contra Kotick debido a que no existen pruebas contra él.

Temas
Inicio