Crónica de un cierre anunciado: Google finiquita Stadia y confirma el fracaso de su plataforma de streaming

Crónica de un cierre anunciado: Google finiquita Stadia y confirma el fracaso de su plataforma de streaming
16 comentarios

Ha sido una de las apuestas más interesantes de los últimos años, sobre todo por el respaldo de una compañía del calibre de Google. Stadia se erigió como una plataforma en la que poder jugar en streaming a multitud de juegos, una apuesta en toda regla con la empresa quería convertirse en líder de la industria.

El sueño se ha terminado. Google acaba de anunciar que Stadia dirá adiós el próximo 18 de enero de 2023, momento en el que se cerrarán los servidores para siempre. Desde la compañía reconocen que el servicio "no ha ganado los usuarios que esperábamos".

Con todo, una gran surge. Y es que ante la cuestión de qué sucederá con todas las compras realizadas en Stadia, Google responde: "reembolsaremos todas las compras de hardware (...) así como todas las compras de juegos y contenidos adicionales".  Seguiremos teniendo acceso a nuestra biblioteca de juegos y podremos seguir jugando hasta la fecha mencionada. Se espera que la mayoría de reembolsos estén realizados a mediados de enero de 2023.

Toda la tecnología aplicada en la creación de Stadia no se perderá y Google la redirigirá a otros campos como YouTube, Google Play o la realidad aumentada. Además, la pondrá "a disposición de nuestros socios de la industria", mientras los empleados serán ubicados en otras partes de la empresa.

Un fracaso en el horizonte

Cuando el 18 de enero de enero de 2023 llegue, se habrá cumplido algo más de tres años de aventura de Stadia en la industria. A lo largo de este tiempo se ha jugado siempre con la posibilidad de que Google cerrase la plataforma, la cual estaba repleta de dudas.

Los videojuegos exclusivos como GYLT se convirtieron en una baza a tener en cuenta, pero esa política fue diluyéndose con el tiempo. Con todo, los estudios first party fueron el objetivo en el horizonte, incluso con un fichaje de relumbrón como el de Jade Raymond para liderar el proyecto. A pesar de ello, muchas funciones todavía no estaban disponibles.

Stadia GYLT

Las quejas por falta de contenido comenzaron a ser evidentes y Stadia prometió el aterrizaje de 120 títulos para 2020. Algo más de dos años después del lanzamiento de la suscripción, Google cambió de rumbo para apostar por un negocio sostenible, cerrando estudios internos.

Lo que está más que claro es que los abandonos de John Justice y la propia Jade Raymond supusieron un estacazo mortal. Además, era un mensaje claro hacia el exterior de que había grietas en el barco. Incluso con este panorama no se rindió Google, que ofreció a los desarrolladores un modelo del 85% de beneficios para ellos.

A mediados de este año los signos de flaqueza eran muy obvios con la empresa ofreciendo sus herramientas a terceros. Y hasta el final se ha resistido Google, que hace un par de meses negó que Stadia fuese a decir adiós. Hoy se han confirmado todas las sospechas.

Temas
Inicio