Publicidad

El final de generación se empieza a notar en Xbox con un bajón considerable en sus ingresos

El final de generación se empieza a notar en Xbox con un bajón considerable en sus ingresos
17 comentarios

Microsoft acaba de publicar sus resultados financieros del último trimestre de 2019. Aunque en general la compañía ha experimentado un aumento en sus ingresos, no ha sido gracias a la división Xbox.

La parte gaming de Microsoft ha sufrido un descenso del 21% en sus ganancias con respecto al mismo trimestre de 2018. Tanto las ventas de hardware, es decir, de consolas Xbox, como las de contenidos y servicios, han decrecido notablemente. 

La compañía achaca lo primero a que nos estamos acercando al final de la generación, un período en el que siempre hay caídas de este tipo por lo general. Mucha gente tiene ya Xbox One, mientras que el resto de usuarios probablemente prefieran esperar a la nueva Xbox Series X que saldrá a finales de año.

Aunque los juegos y servicios también bajan, la cosa está algo más estable que con el hardware. Microsoft excusa este descenso alegando que 2018 fue un año de mucha presencia para títulos third party de gran calado. Especialmente Fortnite, que a pesar de seguir siendo muy popular, vivió su máximo apogeo en aquel entonces.

Xbox Game Pass

No obstante, todo este bajón ha sido parcialmente compensado por la que se ha convertido en la estrella de la división Xbox durante el último año: el Game Pass. El servicio por suscripción de Microsoft ha demostrado ser una alternativa más que viable y sigue sumando adeptos. Según Satya Nadella, CEO de la compañía, este trimestre ha habido más del doble de suscriptores.

En las ganancias por suscripciones entra también el Xbox Live Gold, que se puede adquirir junto al anterior gracias a Xbox Game Pass Ultimate. Este reúne todos estos servicios, tanto para consola como para PC, en una cuota mensual más asequible.

Está claro dónde se encuentra la fortaleza de Xbox de cara a la próxima generación que está al caer, así que Microsoft tendrá que darle la importancia que se merece. Con la nueva consola tan cerca, no cabe duda de que los ingresos en hardware repuntarán.

Está por ver si conseguirá lo mismo a nivel de juegos, aunque con la cantidad de estudios que la compañía ha comprado últimamente y todos los títulos que tiene anunciados, parece que la cosa promete.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios