Compartir
Publicidad
Ahora que llega Playstation Now, esta es la situación actual del streaming de videojuegos
Industria

Ahora que llega Playstation Now, esta es la situación actual del streaming de videojuegos

Publicidad
Publicidad

El mundo del streaming de videojuegos era hasta hace unos meses el patito feo del estanque. Lastrados por las malas experiencias del pasado y el aparente rechazo que las propias compañías manifestaban al evitar que sus servicios llegasen hasta otros países, el público prefería mirar para otro lado cuando las grandes compañías hablaban de la nube y el poder jugar a cualquier título desde un dispositivo cualquiera.

Ahora, tras acontecimientos recientes como la llegada de PlayStation Now o las intenciones de Microsoft y Google de sumarse a la nueva moda de la industria, el patito feo asegura con fervor y la mano en el pecho que ya se ha convertido en cisne. Que está listo para que lo abracemos y que, nos guste o no, ha venido para quedarse.

Los servicios de streaming de hoy

El gran protagonista de la semana es sin duda PlayStation Now, que con su llegada a España cierra un capítulo de dudas que dábamos ya por perdido. Si bien es cierto que muchos de nosotros no habríamos podido disfrutarlo en condiciones en su lanzamiento, en parte hay cierta sensación de que les han entrado las prisas al ver cómo otros competidores, conocidos y nuevos, aceleraban para tomarles la delantera.

Para eso aún queda. Cómodos en una actualidad que tira hacia lo fácil con servicios como Antstream (de juegos retro) o Jump (de juegos indies), su mayor rival está más centrado en las descargas que en el streaming y, por catálogo, queda muy lejos de lo que PlayStation Now va a ofrecer en la beta que estará disponible el próximo mes.

Habiendo superado los 600 juegos, los más de 100 260 de Xbox Game Pass palidecen un poco en la comparativa, siendo el factor precio (20 euros mensuales para PS Now frente a los 10 del servicio de Microsoft) y los lanzamientos simultáneos de One lo que decanta la balanza. Sin embargo lo que ofrece Xbox Game Pass es otra cosa, claro, y para el interesado puramente en el streaming desde consola o PC, no hay nada similar a la propuesta de PS Now actualmente.

Menos aún teniendo ambas opciones, jugar en la nube o descargar ciertos títulos. Lo más cercano, por nombre y potencia técnica a sus espaldas, sería Geforce Now, y ahí sí que nos desplazamos hasta un concepto radicalmente distinto.

Aún en fase de pruebas y sin precio definido, la gran baza del servicio propone utilizar nuestra biblioteca digital de PC para jugar a través de una máquina virtual. Es decir, nuestros juegos, pero con un ordenador en la nube que nos envíe la señal. Lo más cercano a PS Now por parte de Nvidia se queda en el servicio de 10 euros que se ofrece con Nvidia Shield.

Los servicios de streaming del mañana

El futuro cercano, en cambio, pinta algo peor para el monopolio de PlayStation Now. En el horizonte hay dos titanes que, como mínimo, deberían infundir algo de respeto a la marca nipona. Microsoft por un lado y Google por otro tienen en el horno servicios de streaming que, hasta que la realidad demuestre lo contrario, se están encargando de vender como ambiciosos.

Mientras que Google ya iniciado sus pruebas con Project Stream, los de Redmond planean hacer lo propio durante este 2019. De la mano de Microsoft xCloud, una plataforma de streaming de videojuegos para PC, móviles y las propias consolas de la marca, la idea es alcanzar un punto en el que cualquier dispositivo con pantalla pueda ser una vía de entrada al catálogo digital de Xbox.

Sus aspiraciones no quedan ahí y, con la intención de apoyarlas aún más, parece que guardan bajo la manga un as en forma de hardware. ¿Para qué quiero una nueva máquina si la intención es jugar en la nube?

Aquí la idea es que este nuevo cacharro, una Xbox preparada especialmente para el streaming, permitiría reducir el lag repartiendo las tareas entre la máquina virtual y la física. Una sugerente y prometedora forma de llevar el mundo del streaming a aquellas regiones que aún no gozan de la calidad suficiente para retransmitir la partida en condiciones óptimas.

Algo más avanzado parece ir el equipo de Google, que incluso se ha encargado de mostrar al público cómo Assassin’s Creed Odyssey puede moverse a las mil maravillas en una máquina virtual que controlamos desde Chrome. El objetivo a cumplir es poder llegar a los 25Mb/s (como mínimo) que se requieren para un buen funcionamiento. A partir de ahí queda por ver a dónde lleva todo eso, aunque los rumores apuntan a una máquina propia de Google que aproveche de forma adicional esas posibilidades.

La visión de Ubisoft y EA

Aunque desde Ubisoft nunca se han cortado un pelo al abrazar la idea (al fin y al cabo si esto sale adelante se van a ahorrar un buen puñado de costes de distribución), la alianza con Google no ha sido el único paso que han dado. El pasado verano Yves Guillemot aseguraba que la nueva generación bien podría ser la última y que con la llegada del streaming ya no sería necesario contar con un hardware puntero en casa.

Dispuestos a dar un paso más allá y traspasar las meras palabras están en EA. Tras hacerse con la tecnología del servicio GameFly el pasado mes de mayo, un servicio para retransmitir el juego en PC a distintos televisores y dispositivos smart, el mismo mes de junio aprovechaban el E3 para presentar su propia tecnología de streaming.

No debe haberle funcionado mal el invento de EA Access cuando, al experimento con Xbox, le siguió Origin Access y Origin Access Premier, este último un servicio de descarga en el que se incluyen los lanzamientos de la casa. Ahora, como Microsoft, prometen dar el salto a la nueva tecnología del streaming.

Ninguno llega en mal momento, especialmente ahora que las redes de fibra están más a nuestro alcance y que el prometido salto a la tecnología 5G está casi a la vuelta de la esquina. No hay que fijarse mucho para afirmar que, efectivamente, el patito feo es ya todo un cisne, pero habiéndonos llevado ya más de un picotazo, mejor acercarse a él con cautela.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio