Compartir
Publicidad
Cediendo a la presión por el juego de moda
Juegos online

Cediendo a la presión por el juego de moda

Publicidad
Publicidad

No soy nada amigo de los juegos que se publican estando en desarrollo, pero llevaba meses con el gusanillo de probar de una maldita vez el 'PlayerUnknown's Battlegrounds'... y eso que al principio no me llamaba nada.

El runrún generado por esta obra de Bluehole (ahora firmando como PUBG Corporation) es imposible de obviar, ya que lleva más de 20 millones de copias vendidas en Steam, sin olvidar que desde ayer está disponible también en el Game Preview de Xbox One (sin opción de probar antes de comprar, ojo). Ha sido, de hecho, la versión que he comprado aprovechando un descuento en físico.

Al final he cedido a la presión, he dejado a un lado mis principios y me he lanzado de lleno al juego que está de moda en 2017... para ver lo mal que va, por ahora, en comparación con la versión de Steam. ¿El problema? Más allá de la reestructuración de los controles para el mando de Xbox One, estamos ante una versión muy distinta a la de Steam, mucho más precaria y limitada.

Y es que si en el servicio de Valve está a punto de celebrar el estreno de su versión 1.0, en la consola de Microsoft está todavía a medio camino (0.5.24).

El riesgo de pagar por un Early Access

131217 Pubg 01

Las primeras sensaciones al 'PUBG' en Xbox One no son nada positivas. Ayer hubo todo tipo de errores, desde caídas de la partida por culpa del servidor, hasta a fallos críticos con el mando, que se desincronizaba (y yo juego con cable, por cierto) y luego no funcionaban la mayoría de los botones. Un completo desastre donde el mal menor eran sus gráficos, con una carga de las texturas pésima.

No fue de extrañar que al principio pensase: "maldita sea, ahora me arrepiento de haberlo comprado". Porque para colmo, y como recalcamos antes, no tiene prueba de unas horas en Game Preview, algo que hasta ahora era la tónica en Xbox One y cuya excepción se ha hecho ahora para intentar asegurar lo máximo posible la estabilidad de los servidores (y que a tenor de lo visto, ni se ha cumplido del todo).

Además, su edición en físico ni siquiera trae un disco, sino que viene en código, por lo que ni se podría alquilar en tiendas. Uno ya sabe a lo que se expone por un juego que sale al mercado en desarrollo, pero a veces no somos plenamente conscientes del riesgo y hubo momentos en los que temí por mi inversión. Ya que tampoco soy de gastar 30 euros por algo que requiere conexión permanente...

Desde hace unos años, casi se ve como algo normal (por desgracia). Lo que antaño era un trabajo bastante ingrato, el de los beta testers, ahora se ha convertido en el "tú paga la entrada, que nosotros lo vamos arreglando con el tiempo"; primo hermano de la financiación colectiva, por otro lado.

La industria ha variado sus políticas de negocio (no solamente en los videojuegos), y la impresión que he tenido con esta versión para consolas de 'PUBG' no ha sido positiva. Y a pesar de todo, como se vio ayer en nuestro directo a cuatro bandas, se le acaba perdonando tan desastroso estreno.

Ni los errores hacen mella en PUBG

131217 Pubg 02

Porque 'PlayerUnknown's Battlegrounds' brilla en todo lo demás. Logra que cada partida sea única y que casi siempre haya momentos memorables.

Con las risas que nos echamos ayer amortizamos la inversión, y eso que su mayor competidor ahora mismo, 'Fortnite: Battle Royale', sigue siendo gratuito, y también nos lo estamos pasando en grande con él. Pero 'PUBG' es mucho más profundo y las variables a tener en cuenta son mayores. Para empezar, hay distintos coches. Y nos encanta dar vueltas con ellos y hacer el cabra por ahí: atropellar a un compañero y dejar que se desangre hasta morir, o tocar el claxon (y los huevos a nuestros aliados) para avisar a los enemigos de que estamos por la zona.

Aunque donde más me he podido reir con este shooter, hasta el punto de tener un ataque de risa, fue con una surrealista situación en el baño de una casa. La puerta de la vivienda estaba abierta, lo que ya de antemano indica que ahí puede haber alguien. Lo que no esperaba es que, tras explorar todas sus habitaciones y no ver a nadie, me fuese a topar con un superviviente escondido tras la puerta del baño.

Él, con su ballesta, y yo, con los puños. No recibí ni un solo disparo de él, lo que me provocó una carcajada permanente de incredulidad. Y luego el colofón tras vencerlo en tan hilarante situación, donde no paré de reir durante un buen rato, para la sorpresa de mis compañeros, que estaban lejos de la zona.

Algo ligeramente similar estuvo a punto de suceder en otra partida más avanzada, en otra casa aparentemente abandonada. Me topé con un superviviente equipado con escopeta que estaba subiendo las escaleras, y tras gastar las pocas balas de mi revólver, me lié con él a puñetazos... hasta ver cómo huía. Volvió a subir, y seguí con mis puñetazos hasta que volvió a bajar. Así hasta que me acabó matando y mi compañero Álex tampoco pudo hacer nada al respecto. Eso sí, llegó luego Rubén y tras soltar un molotov pudo vengar nuestra muerte, hasta que lo mataron.

Y es que todos esos errores acaban quedando un poco al lado cuando te lo pasas tan bien, en parte por el consuelo de saber que tarde o temprano alcanzará una versión más optimizada, como sucederá en breve en Steam, donde está el mapa Miramar actualmente en pruebas. Lo que tenemos claro es que volveremos con más directos al 'PUBG', porque seguro que nos dejará más momentazos.

En VidaExtra | Si vas a comenzar a jugar PUBG en Xbox One, esta guía de controles es lo que necesitas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos