Publicidad

El día que Metal Slug 3 homenajeó a In the Hunt, la mejor recreativa sobre submarinos
Juegos Retro

El día que Metal Slug 3 homenajeó a In the Hunt, la mejor recreativa sobre submarinos

Publicidad

Publicidad

In the Hunt es uno de los clásicos por excelencia del veterano estudio Irem. Uno de los mejores videojuegos que salieron en 1993. Un arcade de pura cepa que destacó por su pixel-art cuidado hasta el más mínimo detalle y por ofrecer un toque de frescura al género de los shoot 'em up, lejos de las típicas naves.

Cabe recordar que dentro de ese trabajo estuvo involucrado el diseñador Kazuma Kujo y parte del estudio que formaría años más tarde Nazca Corporation para desarrollar la saga Metal Slug. De ahí que no nos sorprenda que en pleno 2000 se produjese un homenaje de lo más "profundo" hacia el arcade de submarinos.

GunForce, In the Hunt y todo lo que vino después

In the Hunt

Antes de nada, hay que ponerse en tesitura. Como recordamos hace tiempo al hablar en profundidad del estudio nipón Irem, el germen de Metal Slug se produjo en 1991, con el nacimiento del primer GunForce por parte de dicho equipo. Un run & gun de manual, con una parte de los elementos que replicaría Nazca en 1996.

Para ser más exactos, la verdadera evolución se produciría entre GunForce II y Metal Slug, con dos años de diferencia. Y es que ese otro clásico de Irem de 1994 heredaría (literalmente) muchos de los sonidos (calcados) de los enemigos y las armas, amén de un estilo gráfico similar, al igual que de comportamiento a la hora de controlar al soldado. Y sí, había que rescatar a personas, que en este caso eran chicas atadas a un palo. El primer GunForce se parecía en realidad a un Contra.

No deja de ser curiosa esa transición, puesto que In the Hunt sería el punto intermedio entre ambos estilos, asentando definitivamente el look que acabaría teniendo la posterior obra de Nazca Corporation tres años más tarde en SNK.

Aquel Metal Slug de 1996 supuso un antes y un después para el género, creando a su vez un sinfín de clones que intentaron replicar sin éxito el perfeccionado estilo de ese nuevo estudio que acabaría uniendo su nombre al de SNK en unos años gloriosos desde mediados de los noventa en adelante. Porque hoy no se concibe la el término run & gun sin que salgan a flote los nombres de Metal Slug o el Contra de Konami, pese a clásicos como Gunstar Heroes o Midnight Wanderers.

Metal Slug 3 y el claro homenaje del primer nivel

Metal Slug 3

Volviendo a Metal Slug 3, una de las novedades que introdujo en el año 2000 fue la posibilidad de escoger distintas rutas para cada fase. En la primera, por ejemplo, podíamos optar por un camino de arriba lleno de bichos por una jungla hasta acabar subido a un barco (soltando el moquillo al pegarnos al borde, jeje), o bien optar por el de abajo controlando un submarino. Sí, parecido a In the Hunt.

Lógicamente, a nivel de posibilidades y de desarrollo de la fase, difería del clásico de 1993 al ajustarse a los patrones de Metal Slug, como el rescate de POW (prisioneros de guerra) o un scroll de pantalla que jugaba con la verticalidad y la horizontalidad del escenario, para que no fuese todo tan lineal. Además, el submarino era tan solo un medio: si nos dañaban, salíamos a pecho descubierto... pero lógicamente cubriendo la cabeza con un casco y oxígeno para respirar.

Metal Slug 3

No gozábamos de las ventajas del submarino de Irem, donde disparaba no solamente hacia adelante, sino que soltaba minas hacia el fondo marino y con capacidad para soltar misiles u otro tipo de disparos en la parte superior para controlar un total de tres direcciones a la vez, pero al menos en Metal Slug 3 se nos ofrecía un control para apuntar parecido al de otros vehículos de la saga.

Esta primera ruta era la más sorprendente de ese tramo inicial donde nos acabaríamos enfrentando a un crustáceo gigante, pero SNK volvería al homenaje poco después, en otra de las rutas de la tercera fase, con una parte en la que descenderíamos en diagonal. Eso sí, lo de este "Slug Mariner" no fue el único vehículo que debutaría en este capítulo, teniendo más partes de shoot 'em up para brindar una experiencia altamente variada y disfrutable. Un clásico brutal.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios