La historia de Assassin’s Creed es un sindiós: ¿cuál es el orden correcto para jugar la saga de forma cronológica?
Listas

La historia de Assassin’s Creed es un sindiós: ¿cuál es el orden correcto para jugar la saga de forma cronológica?

Con la llegada de Assassin's Creed Mirage cada vez se hace más complicado entender en qué punto nacen cada una de las historias que, entre juegos principales, tramas alternativas y proyectos menos ambiciosos, han ido dando forma a la trama de Assassin's Creed.

A continuación recogemos todos los juegos principales de la franquicia para intentar comprender quién es quién en la saga Assassin's Creed y cuál ha sido su papel a través de los tiempos. Este es el orden correcto para jugar a la saga de forma cronológica.

Assassin's Creed Odyssey

  • Año: 431 a. C.

El viaje inicial lo hacemos de la mano de uno de los juegos más recientes de la saga. Lanzado en 2018, Assassin’s Creed Odyssey nos traslada hasta Grecia para presentarnos a los nietos del rey espartano Leónidas. Cassandra y Alexios se embarcarán en una aventura en la que toparse con seres mitológicos y descubrir el origen de la humanidad.

No hay hueco para asesinos o templarios, pero sí sienta las bases de lo que luego serán los dos grupos principales de la franquicia y todos los misterios y reliquias sobre los que girarán sus acciones, desde los precursores hasta los objetos del Edén.

Assassin's Creed Origins

  • Año: 48 - 38 a. C.

Saltamos varios cientos de años hacia el futuro para viajar hasta Egipto y conocer a Bayek y Aya. Ellos serán los encargados de hacer frente a un peligro que parece estar creciendo de forma preocupante, la Orden de los Antiguos, así que para darles caza y frenar sus planes de poder acabarán creando otra orden que a posteriori se convertirá en la de los asesinos.

Fue el juego que introdujo en 2017 una nueva forma de entender el mundo Assassin’s Creed, alejándose del clásico sigilo y apostando por más acción y componentes RPG, pero parece que el cambio no gustó a todos por igual. En cualquier caso, jugar a Assassin’s Creed Origins es la mejor forma de escalar las pirámides de Guiza, conocer a Cleopatra o saber por qué el símbolo de los asesinos tiene esa forma.

Assassin's Creed Mirage

  • Año: 853

Programado para llegar en 2023, Assassin’s Creed Mirage quiere alejarse del nuevo estilo de acción y RPG de la franquicia para volver a unos orígenes que, con Bagdad como telón de fondo, prometen recuperar el sigilo, el parkour y el foco en los asesinatos que entregas anteriores habían dejado de lado.

A los mandos tendremos a Basim, un secundario de Assassin’s Creed Valhalla que, con una edad mucho más temprana, nos servirá de guía para comprobar de primera mano cómo un simple ladrón entrena hasta convertirse en un poderoso asesino de la Orden.

Assassin's Creed Valhalla

  • Año: 873-885

A medio camino entre Gran Bretaña y Noruega vivimos en 2020 la que sin duda ha sido la entrega más ambiciosa y grande hasta la fecha. Un portento de más de 50 horas que, a base de secundarias y contenidos descargables, ha crecido aún más.

En esta ocasión nos tocó controlar a Eivor, un vikingo que viaja desde sus tierras de origen en busca de recursos y se encuentra con una lucha entre asesinos y templarios en un conflicto aún por crecer, definirse y terminar de estallar a escala global.

Assassin's Creed

  • Año: 1191

Viajando entre Jerusalén y Damasco vivimos la que fue la primera aventura de la franquicia Assassin’s Creed. Una formidable puerta de entrada al mundo de los asesinos, su conflicto con la Orden del Temple y la búsqueda de los objetos del Edén.

Altair, su protagonista, no tardó en convertirse en uno de los grandes referentes de la saga. Un viaje inicial que nos permitió acercarnos por primera vez a conceptos como la hoja oculta, el parkour o los saltos de fe. Cabe decir que ha envejecido regular por lo repetitivo de algunas de sus misiones, pero su historia es peregrinaje obligado para el fan.

Assassin's Creed II

  • Año: 1473-1503

Con ciudades italianas como Florencia o Venecia como escenario, Assassin’s Creed 2 nos presentó la figura de Ezio Auditore, probablemente el protagonista más famoso y emblemático de la franquicia junto a Altair. Por su historia y jugabilidad, muchos creen que fue en esta trilogía donde la saga mostró su mejor cara.

Assassin's Creed La Hermandad

  • Año: 1500-1507

Con jugosas ideas que añadían mecánicas de gestión y estrategia, el viaje a Roma de Ezio nos legó uno de los juegos más completos y divertidos de la franquicia. Despachando rivales y cosechando nuevos fieles para la causa, este fue el primer juego en coquetear con la idea de varios asesinos trabajando al unísono, aunque sólo bajo los mandos de un único jugador.

Assassin's Creed Revelations

  • Año: 1510-1524

La saga de Ezio se cerraría en Constantinopla con un particular viaje destinado a unir los destinos del propio italiano y su antecesor Altair. Un juego de lo más emocionante y con un gran peso en la trama principal que empezaría a arrojar importantes pistas sobre el papel de los asesinos y la identidad de los precursores que parecían estar manejando los hilos del destino.

Assassin's Creed Black Flag

  • Año: 1715-1722

Ya en 2013, sin descanso alguno en cinco años con entregas anuales, Assassin’s Creed Black Flag nos llevaría hasta el Caribe para intentar demostrar al público que no sólo les quedaban muchas ideas por explorar, también podían hacerlo derrochando ambición y buen hacer.

De la mano del pirata Edward Kenway nos adentraríamos en un concepto completamente distinto al que estábamos acostumbrados, abandonando la estabilidad de los edificios para centrarnos en combates navales, exploración submarina y un combate con mayor peso en las armas de fuego.

Assassin's Creed III

  • Año: 1754-1783

Apenas un año antes que en las aventuras de su abuelo, el nieto de Edward Kenway, un nativo norteamericano apodado Connor, se ve envuelto en el conflicto de la Guerra de Independencia estadounidense con personajes míticos de la época como George Washington y Benjamin Franklin.

Con la llegada de los bosques, la que sería la quinta entrega de la saga (tercera si contamos la trilogía de Ezio como un pack) Assassin's Creed III empezó a coquetear con la idea de que no todo fuese parkour, añadiendo también un punto de espectáculo con secuencias de acción más propias de juegos de aventuras que de títulos de mundo abierto.

Assassin's Creed Unity

  • Año: 1776-1794

Assassin's Creed Unity es el culpable de que los planes de Ubisoft empezasen a torcerse, en gran parte por culpa de unos viralizables bugs que no tardaron en dar la vuelta a todo el mundo, fue también uno de los mejores juegos de la franquicia en lo que a movilidad, parkour y asesinatos se refiere.

2014 fue el año en el que viajamos a París para vivir una Revolución Francesa virtual cuyo parkour y mecánicas heredarán ahora aquellos juegos de la saga que, en busca de experiencias más pequeñas y comedidas, se agarrarán al parkour clásico y los asesinatos para dar forma a su jugabilidad.

Assassin's Creed Syndicate

  • Año: 1868

Achacando los problemas de su antecesor parisino, la aventura londinense de Assassin's Creed Syndicate en 2015 contaba con grandes ideas y un planteamiento relativamente original, pero poco pudo hacer frente a un público que ya parecía cansado por los continuos problemas de una saga que siempre acostumbraba a llegar en peores condiciones de las esperadas.

Ya debían olerse la tostada, porque lo cierto es que la historia de los hermanos Frye en realidad avanzó bien poco en la trama general y todas las ideas nacidas aquí, desde la base en movimiento hasta el gancho para evitar las escaladas, fueron desterradas rápidamente de cualquier atisbo de futuro en la franquicia.

Temas
Inicio