El truco de desarrollo de Assassin’s Creed IV: Black Flag que provocó uno de los mejores bugs de la historia
PC

El truco de desarrollo de Assassin’s Creed IV: Black Flag que provocó uno de los mejores bugs de la historia

No quiero chafarte la sorpresa por si en su momento no te llegó, pero escasos días después del lanzamiento de Assassin’s Creed IV: Black Flag, llegaba a nuestras manos uno de los mejores bugs que han presenciado nuestros ojos. Uno que, pese a no parecer más que otra excusa con la que echarnos unas risas, en realidad escondía un fantástico truco por parte del equipo de desarrollo.

Recogido por el canal sobre desarrollo de Simon Trümpler, el mencionado bug servía para profundizar sobre una de esas preguntas sobre videojuegos que sólo llegas a hacerte cuando te estampas contra ellas: ¿cómo hacer que el agua no atraviese el casco de un barco?

Un mar de otra época

Aunque la técnica y la animación de fluidos nos ha acabado llevando por otros derroteros, en la época en la que se puso a la venta el juego de los piratas de Ubisoft habría sido demasiado costoso, tanto a nivel de desarrollo como de recursos para la máquina. El mar de Black Flag puede tener sus momentos, pero no es el de Sea of Thieves.

Lo que tenían en realidad eran dos objetos, el plano que simulaba el agua y el barco en sí, por lo que igual que cuando te chocas contra una pared la mano del personaje atraviesa el ladrillo, aquí el agua también habría acabado atravesando la parte baja de la embarcación.

Colocar el barco un poco por encima del agua para evitar el problema siempre puede ser una opción, pero es fácil acabar viendo el truco si puedes mover la cámara con libertad. No son pocos los juegos antiguos en los que una embarcación acaba chocándose contra una ola un poco más alta de lo normal y vemos cómo el agua atraviesa el casco.

¿Qué hicieron los creadores de  Assassin’s Creed IV: Black Flag para evitar el problema? Apartar el agua en otra dirección. Concretamente hacia abajo. Creando un hueco entre barco y agua, un puñado de boyas invisibles ayudaría a controlar las colisiones con el mar para simular las olas que chocan contra él en forma de partículas y efectos.

Una solución sorprendente

Aunque los huecos generados alrededor del barco pueden llegar a apreciarse mientras jugamos si nos fijamos bien, el famoso bug que tenéis a continuación es la muestra perfecta de cómo funciona en realidad ese truco de los artistas y programadores del juego.

Si bien lo primero que choca a cualquiera es esa cascada infinita que parece tragarse el mar, en realidad es lo único que está funcionando como es debido en ese clip. La aparición de la tripulación y posteriormente el barco es, además de un broche de oro espectacular para el vídeo, donde realmente había un problema.

Ejemplos como este, o el de los camiones invisibles que sirven de cámara en GTA V, son la muestra perfecta de hasta qué punto nuestros juegos favoritos están llenos de remiendos y trucos sorprendentes que sus creadores han puesto ahí para solucionar de forma imaginativa un problema.

Si quieres saber más sobre lo que se esconde detrás de un sistema así, este documento de diseño sobre la creación del agua y las embarcaciones en Assassin’s Creed III es un pozo la mar de interesante.

Temas
Inicio