Publicidad

Todas las recreativas de Dragon Ball ordenadas de peor a mejor
Listas

Todas las recreativas de Dragon Ball ordenadas de peor a mejor

Publicidad

Publicidad

En VidaExtra continuamos explorando el abrumador y variado legado jugable de Dragon Ball y nuestro próximo repaso es un ejemplo de manual de cómo para seguir avanzando tendremos que echar una vista atrás. En concreto, a la época de los salones recreativos. Los de hace décadas y los que siguen congregando a los fans nipones de los saiyans en la actualidad.

Goku, Piccolo, Vegeta y el resto de los personajes de Toriyama han tenido una trayectoria curiosa en los muebles de arcade. Primero a través de una etapa en la que el músculo extra de hardware que ofrecían los sistemas de recreativas les desmarcó de las propuestas de lucha en sobremesas. Luego, a través de experiencias que se alejaban de las propuestas tradicionales.

En cualquiera de los dos casos, una nueva etapa que no podía faltar en nuestro viaje por ese Dragon World digital en el que, además, recuperaremos algunos de los títulos aparecidos en las sagas anteriormente abordadas en nuestras retrospectivas. Pero todo tiene un por qué: nuestra intención ha sido siempre ofrecerte el repaso definitivo a los juegos de Dragon Ball.

Bbf84c946a0657404f80f8acbcc906ad

Eso sí, como en las anteriores ocasiones, nos mojamos a la hora de organizar el listado: te hemos ordenado todos los títulos de peor a mejor. A fin de cuentas, Goku siempre se ha enfrentado a sus enemigos siguiendo ese orden, ya que de otro modo el manganime hubiera sido menos interesante. ¿No crees?   

Era cuestión de tiempo que nuestro repaso definitivo a los juegos de Dragon Ball nos llevara de vuelta a los salones recreativos.  

Mención muy especial a las excepciones. Dada la amplia variedad de máquinas que se producen en Japón, hemos dejado atrás los sistemas de Pachinko y similares, así como otras propuestas que encajan más como experiencias que como videojuegos.

Cw8cn1qviaaqzzm

Por otro lado, los juegos de cartas entran, claro, pasando el corte aquellos en los que su propuesta esté más centrada en la jugabilidad que en el coleccionismo. Aunque, como verás, aunque hemos tenido perspectiva para incluir excepciones que realmente son interesantes.

A continuación, todas las recreativas basadas en Dragon Ball y sus personajes

Dragon Ball Discross

  • Fecha de lanzamiento: 2014
  • Estudio: Bandai Namco

A medio camino entre las máquinas de gatcha y los videojuegos, el rezagado de nuestra lista pierde puntos de cara a la experiencia jugable, aunque resulta lo suficiente interesante como para no quedarse fuera. Goku y el resto de Dragon Warrios se manifiestan en forma de discos coleccionables, los cuales pueden ser escaneados en una máquina para combatir contra otros enemigos.

El código QR que acompaña el reverso de cada disco ofrece al jugador personajes y habilidades concretos que podrá usar en su favor en combates por relevos. Para compensar el desequilibrio de poder, no todo gira en torno a la fuerza física, ya que incluso es posible usar atributos como la velocidad o la magia. Algo que lo hace especialmente singular.

Dragon Ball Z: V.R.V.S.

  • Fecha de lanzamiento: 1994
  • Estudio: SEGA y Banpresto

No te dejes engañar por las siglas: lejos de ser una experiencia de realidad virtual, Dragon Ball Z: V.R.V.S. está más próximo al clásico Punch Out! de Nintendo que vimos en recreativas. Uno colmado de super saiyans, por cierto.

Este primer intento de trasladar la intensidad de los combates del anime a los videojuegos nos ofrecía unos personajes enormes y muy bien animados, así como unos enemigos creado para la ocasión capaz de transformarse en el resto de personajes seleccionables. Un recurso bastante habitual por entonces.

Dragon Ball Z

  • Fecha de lanzamiento: 1993
  • Estudio: Banpresto

La fiebre por los juegos de lucha se había generado en las salas recreativas, con lo que era cuestión de tiempo que alguien se atreviera seguir la estela de Street Fighter II con Goku y compañía. Banpresto dio ese paso de valiente adaptando los combates más icónicos entre el 23º Torneo de Artes Marciales y el clímax de la batalla de Namek.

¿El resultado? Una primera incursión en los recreativos rotunda en lo visual, con personajes enormes fieles al manganime y escenarios cargados de detalles, aunque -todo hay que decirlo- la manera de abordar los combates aéreos pasó factura al conjunto.

Serie Data Carddass Dragon Ball Z 

  • Fecha de lanzamiento: 2005 - 2009
  • Estudio:  Dimps y Pyramid

La serie Carddass supo combinar con éxito y a través de cinco entregas la fiebre por el coleccionismo de cartas nipón, la oportunidad de ver a los personajes de Dragon Ball luchando con un apartado visual calcado al visto en consolas y las reglas del clásico Dragon Ball Z: Gekitō Tenkaichi Budōkai de NES.

De manera anual Bandai Namco y Dimps renovaron las colecciones de cartas al tiempo que se perfilaba y daba profundidad la jugabilidad bajo nombres cada vez más rimbombantes. Finalmente, se darían carpetazo a la saga para continuarla bajo un sello todavía más exitoso: Dragon Ball Heroes.

DBZ

En este caso, hemos apostado por reunir las cinco entregas -Data Carddass Dragon Ball Z (2005), Data Carddass Dragon Ball Z 2 (2006), Dragon Ball Z: Bakuretsu Impact (2007), Dragon Ball Z: W Bakuretsu Impact (2008) y Dragon Ball Z: Dragon Battlers (2009)- en una misma entrada ya que dada su naturaleza, y a efectos prácticos, no tendría mucho sentido posicionarlas.

Dragon Ball Z 2: Super Battle

  • Fecha de lanzamiento: 1995
  • Estudio: Banpresto

La segunda propuesta de lucha de Banpresto desechó todo lo visto en la primera y le daba una redirección total al conjunto: un paso atrás en lo visual, sí, pero una jugabilidad mucho más agradecida con margen para técnicas avanzadas, transiciones dentro de los escenarios y un panel de seleccionables mucho más variado.

Quizás Dragon Ball Z 2: Super Battle se quedó a las puertas de ser ese anelado Street Fighter II con los personajes de Toriyama, pero en conjunto superó a la entrega original en prácticamente todos los aspectos salvo un elemento esencial por entonces: el aspecto en sí de los luchadores.

Super Dragon Ball Z 

  • Fecha de lanzamiento: 2005
  • Estudio: Crafts & Meister

La ópera prima de Crafts & Meister era un sueño hecho realidad: Noritaka Funamizu y otros ex-empleados de Capcom involucrados en Street Fighter II usaban la obra de Akira Toriyama como su particular carta de presentación. Y no decepcionaron.

Super Dragon Ball Z aportó un estilo visual sensacional para la época y completamente basado en el manga. En lo jugable, limitaba las transformaciones a cambio de una jugabilidad totalmente original centrada en la experiencia competitiva y que, además, daba pie a incorporaciones interesantes como Chi-Chi o el mismísimo Piccolo Daimaho. Un verdadero soplo de aire fresco. 

Dragon Ball: Zenkai Battle Royale

  • Fecha de lanzamiento: Desde 2011
  • Estudio: Bandai Namco

La propuesta de lucha tridimensional de Bandai Namco fue lanzada originalmente en 2011 como Dragon Ball: Zenkai Battle, y generosamente actualizada en 2015 ampliando de manera considerable sus contenidos y jugabilidad al tiempo que le daba un empujón visual al conjunto.

A la hora de luchar, el sistema de combate es bastante similar a lo visto en la aclamada saga Budokai Tenkaichi: más de cuarenta personajes, una amplia movilidad en enormes entornos al servicio de los ataques y transformaciones que nos fascinan de la obra de Toriyama. Eso sí, en este juego hay dos elementos distintivos:

  • Por un lado, su experiencia está totalmente enfocada al competitivo entre jugadores.
  • Por otro, hay una abrumadora cantidad de coleccionables desbloqueables en forma de atuendos y complementos. 

Dragon Ball Heroes

  • Fecha de lanzamiento: Desde 2010
  • Estudio: Dimps Bandai Namco

Sobre el papel, Dragon Ball Heroes podría considerarse la sexta entrega de la serie Data Carddass Dragon Ball Z. En la práctica, es una evolución total de la propuesta de cartas de Dimps y Bandai Namco: un nuevo contexto argumental, una cantidad abrumadora de cartas y personajes y todo un despliegue de cara a esta nueva marca en forma de manga, merchandising y hasta su propia serie de anime. 

Las mecánicas son simples: posicionamos las cartas físicas en un lector y, a través de su posicionamiento, podremos establecer la fuerza, prioridad e incluso las transformaciones y efectos. Casi diez años después, tras numerosas expansiones y ya como Super Dragon Ball Heroes, el proyecto sigue arrasando en Japón. 

Nswitch Superdragonballheroesworldmission 02

Y ahí no acaba la cosa: el recientemente lanzado Super Dragon Ball Heroes: World Mission extiende la experiencia por primera vez a territorio occidental. Aunque claro, va siendo hora de darle una actualización integral al apartado visual. ¿La mejor recreativa de Dragon Ball? No solo es la más exitosa, también es la más ambiciosa y, a diferencia de las versiones 100% digitales de consolas y PC, la integración de cartas físicas en la experiencia redondea totalmente el resultado. 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir