Videojuegos basados en series de TV que nunca debieron existir

Síguenos

tele.jpg

Desde que Miyamoto, Kojima, Fumito Ueda, toda la plantilla de Valve, la de Rockstar, los chicos de Bungie, Dave Perry y David Jaffe, murieron en aquel extraño accidente de coche en el que fueron arrollados frontalmente por un trailer que conducía Peter Molyneux, nada en el mundo de los videojuegos ha sido lo mismo.

El sol hace mucho tiempo que no brilla en este lado del mundo y vivimos una crisis de ideas que poco a poco va matando al sector. Los buenos guionistas y creativos están en televisión, que parece que se ha convertido en la nueva moda, y ninguno con un mínimo de calidad apuesta por intentar traer historias originales al mundo del entretenimiento digital.

Así que la única manera de poder enfrentarnos a un panorama tan desolador, es asumiendo nuestra triste realidad e intentando sacar algo positivo de la situación. Si las historias interesantes están en televisión… creemos juegos basados en las series de televisión. Dicho y hecho, no importa que la calidad del producto final tenga el mismo sabor que una lasaña de remolacha, lo que importa es que el efecto arrastre, por el éxito de la serie en cuestión, consiga que el videojuego, por muy mediocre que sea, venda. Bienvenidos a… “Juegos basados en series de televisión, que nunca debieron existir.” Hoy llegan tres, pero tranquilos, hay más… muchos más…

‘Mujeres Desesperadas’ - El videojuego.

932382_20061003_screen001.jpg

- ¡Dios mío! ¡Qué he hecho!, ¡Qué he hecho! – exclamó el programador en jefe de Liquid Entertainment al acabar de jugar a la “release candidate” de ‘Desperate Housewives, The Game’. Pero el daño ya estaba hecho, el proceso de duplicación del máster ya había empezado y el error no se podía reparar.

Un simulador que copia la mayoría de características visuales de la saga de ‘Los Sims’, pero que a diferencia de éste no invita a jugar más que la primera vez. El guión, escrito por uno de los guionistas de la serie de televisión (aunque imagino que forzado a punta de pistola y sentado sobre una mina anti personas, a tenor de la calidad del mismo) nos pone en el papel de una amable ama de casa que, recién mudada a Wisteria Lane (pueblo ficticio donde se desarrolla la serie) pierde la memoria en un accidente mientras practica jogging.

A partir de ahí, nuestro objetivo será conocer poco a poco, mediante 12 episodios, los secretos de nuestra vida anterior, los del vecindario y los de los vecinos. Por supuesto que todo eso lo realizaremos con la ayuda de las famosísimas “Mujeres Desesperadas” de la serie original, con las que podremos conversar, jugar a cartas, cocinar e incluso ir de paseo.

Entre las actividades a realizar para cumplir el papel de esposa modelo, entra el cocinar, cuidar las plantas, el césped y, por supuesto, el cotilleo vecinal.

Aunque lo mejor de todo, y la perla final que aúpa a este juego al Olimpo de los Dioses (en donde espero que Kratos le de la bienvenida a la Spartan Way), fueron sus problemas de compatibilidad con hardware. Resulta que el propio juego realizaba una comprobación sobre el hardware en donde se intentaba instalar, por aquello de ver si se cumplían los requisitos técnicos, y ¡magia!, el resultado de la prueba era casi siempre negativo. Y es que aunque se arregló a posteriori gracias a una serie de parches, los que se lo acabaron comprando ahora reciben el nombre de “jugadores desesperados”.

‘Alias’ - El videojuego.

pc_alias0700_screen001.jpg

Las aventuras de Sydney Bristow siempre han sido complicadas de entender, no nos engañemos. Toda esa historia de los artefactos de Rambaldi, de los espías y los contra espías, de las múltiples organizaciones secretas que ahora trabajan para el gobierno y ahora no, de los amores de la protagonista, del pobre amigo periodista que siempre recibe… en fin, un auténtico pastiche que, bien llevado, podía haber acabado siendo un gran videojuego.

Pero amigo lector ¿se llevó bien?. La respuesta es que no, ya que si hubiera sido una buen producto no figuraría en este artículo. El juego, situado entre el episodio 19 y el 20 de la segunda temporada, dato importante puesto que explica la razón por la cual los que no hayan visto la serie no entenderán absolutamente nada de lo que pasa en el título en cuestión, se nos presenta como un juego de acción y sigilo, muy en la línea de ‘Splinter Cell’.

Aunque citar a Sam Fisher aquí es poco menos que un sacrilegio. La inteligencia artificial de los enemigos es poco menos que extraña. Todos sabemos que en la serie, Jennifer Garner (la que interpreta a la prota), acabará ganando las luchas que emprenda contra enemigos mucho más musculados y fieros, ya que por algo es la protagonista. El problema es que ese mismo ejemplo se ha pasado al juego y los enemigos que nos vayamos encontrando dan la sensación de haberse rendido antes de empezar a luchar. Son ositos que quieren acariciarle el pelo a la atractiva espía.

Otro de los mejores puntos, recordad que es un juego de sigilo y ocultación, es la capacidad visual. En ocasiones, entrando en el pertinente “modo sigilo”, apareceremos en una sala perfectamente iluminada y sin amueblar, en la que un enemigo a 10 metros no será capaz de vernos y continuará su ruta de vigilancia. En otras, los adversarios serán capaces de localizarnos en una habitación a oscuras, ocultos tras una silla y sin que nos hayan visto entrar. Es cuanto menos extraño, aunque no representa un problema a tenor de lo fácil que es deshacerse de ellos.

Los gráficos son muy sencillos y funcionales. Los enemigos parecen enemigos y Sydney parece Sydney, con eso basta. Me veo en la obligación de señalar que el gran reto del juego, y por el que se que os gusta, consiste en controlar a la protagonista. Responde tan mal a las órdenes del mando que, en ocasiones, parece que acabe de volver de pasar una noche con Nico Bellic en un pub Irlandés.

‘Urgencias’ - El videojuego

920598_20040514_screen004.jpg

Una de las mejores series que jamás han existido, según la crítica especializada, también ha tenido su versión en el mundo del videojuego. Y es que aunque se haya tratado de conservar el espíritu original de la serie, por aquello de cuidar pacientes y salvarles la vida cuando toque, el resultado no acaba de funcionar.

Volvemos a la estética ‘Sim’ que tanto les gusta a los que adaptan series a videojuegos, aunque esta vez, gracias a Dios, no tendremos que aguantar a las pelmas de Wisteria Lane. Aquí la cosa se complica enseguida, estamos en un hospital y esto se llama ‘Urgencias’. Podremos crear a nuestro doctor novato desde cero, dotarlo con el aspecto que queramos y lanzarlo a vivir su aventura en el hospital en cuestión como Médico Interno Residente.

Los personajes de la serie irán dándonos consejos, misiones y serán parte importante en nuestro quehacer diario. Nuestra misión está clara, atender a los pacientes y salvarles la vida cuando sea necesario. Dispondremos de seis especialidades médicas sobre las que jugar y además deberemos intentar mantener relaciones estables con el resto de médicos. Vamos, que el espíritu original de la serie se ha mantenido y aquel ritmo de, problema médico que se convierte en problema personal, que a su vez se convierte en problema amoroso y que acaba evolucionando en problema de carácter moral para acabar de nuevo siendo un problema médico que se resuelve en el quirófano, seguirá estando presente.

Entonces, ¿qué demonios se le puede achacar a este juego, que consigue atrapar la esencia de la serie sobre la que se basa? Pues los problemas son de otra índole y es que aún y tratándose del mejor juego de los que hemos visto hoy, diversos problemas con el interfaz y con la compatibilidad a nivel de hardware consiguieron en su día, lastrar el cómputo global.

Los requisitos mínimos eran demasiado elevados para lo que ofrecía en pantalla y la mala optimización quedaba patente en ralentizaciones y cambios bruscos de framerate, que impedían acabar de jugar con suavidad. No obstante, podéis estar seguros de que el juego conseguía hacernos creer que nos hallábamos inmersos en el Hospital General de Chicago.

Todo lo que empezó tiene que llegar a su final y aunque en el tintero se han quedado verdaderas joyas que serán analizadas en futuras ediciones, (no podemos olvidar al infumable ‘CSI Miami’ o ‘Cámera Café: El videojuego’), queda patente que los juegos tratados aquí no debieron existir. Al menos en la forma en la que lo hicieron, ya que por prisas, por poco presupuesto o por la necesidad imperiosa de enganchar a los fans con un producto rápido, sencillo de jugar y sin profundidad, los resultados dejaron un muy mal sabor de boca.

No tengo duda alguna de que, como dije antes, Kratos estará dándoles la bienvenida al Olimpo de los Dioses, de una manera afectiva, personal y cariñosa.

Y para acabar, ¿os imagináis juegos buenos de series míticas? Creo que yo me pirraría por ver un FPS titulado: ‘A-Team: Hannibal has a Plan’, un survival horror protagonizado por Chendler y que podría recibir el nombre de ‘There’s no FRIENDS for me: Bloody Vengeance’, o una aventura gráfica protagonizada por Angela Lansbury. Y vosotros, ¿alguna idea que aportar ante la crisis de guionistas?

Vídeo | YouTube | YouTube | YouTube
Más información | Alias | GameSpot
Más Información | Desesperate HouseWives | GameSpot
Más Información | Urgencias | PCGamerzone

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

49 comentarios