Publicidad

Echo Generation, otra fantasía adolescente que rememora el espíritu de éxitos de antaño
Análisis

Echo Generation, otra fantasía adolescente que rememora el espíritu de éxitos de antaño

Hacía tiempo que no me pasaba eso de quedarme en el menú de un juego durante un par de minutos, sin hacer nada, para deleitarme con su banda sonora. El último caso que así recuerde fue con Dark Souls III, que no tiene mucho que ver con este Echo Generation, por otro lado. Ni tampoco en el estilo de música (synthwave).

Lo que sentí los primeros minutos con esa canción del nuevo trabajo del estudio Cococucumber, creadores del voxelado Riverbond, fue algo parecido a lo que sentí con el maravilloso Oxenfree. De hecho, están en la misma onda, aunque la propuesta de Echo Generation se acerque al de los RPG clásicos por turnos.

La fiebre por Stranger Things sigue su curso

Echo Generation

Presentado por primera vez en el Xbox Games Showcase del pasado mes de julio de este mismo 2020, Cococucumber nos plantea un viaje hasta 1993 para acompañar a dos niños en lo que bien podría ser otro Stranger Things de turno, de no ser porque en este videojuego los animales hablan, por ejemplo. Sí, tal cuál.

La demo que estuvo disponible estos días con motivo de la gala The Game Awards 2020, es un tímido aperitivo, puesto que cierra cuando los hermanos protagonistas abandonan el pueblo en busca de aventuras de mayor envergadura al ver una nave estrellada a las afueras... Pero sirve para hacernos una idea.

Desde que se presentó hace medio año, salieron a flote dos nombres propios: el primero, la citada serie de éxito de Netflix; el segundo, Earthbound, una de las joyas de Super Nintendo. Pero no le hace ningún bien esta última comparación.

Echo Generation

Ambos juegos comparten la ambientación y el género, pero Echo Generation se desmarca en varios aspectos, como ese estilo gráfico voxelado y unas transiciones entre los distintos planos del pueblo que nos evocan tímidamente al difuminado de Octopath Traveler, mientras que su faceta de RPG por turnos aporta distintos comandos especiales a la hora de realizar especiales, por ejemplo.

Desde pulsar una serie de botones en un orden establecido, hasta pulsar el botón en el momento justo para que se pare en la parte central de una barra y maximizar el ataque, pasando por controlar el timing al atacar o defender, como hemos visto infinidad de veces en los Paper Mario u otros RPG, como The Legend of Dragoon.

La fórmula, por lo demás, es mundialmente conocida: combates por turnos donde podemos atacar, usar algún objeto del inventario o un ataque especial (mientras no hayamos gastado todos los puntos de Skill), pero sin la preocupación de que pueda morir alguien del grupo, puesto que al finalizar cada duelo, éste se quedará con un punto de vida y recibirá igualmente todos los puntos de experiencia.

Echo Generation, la generación de la nostalgia

Echo Generation

Aparte de ese componente rolero donde nos enfrentaremos a diversos animales y máquinas (en esta demo abundaban las mofetas con mala baba y unas ratas gigantes), en Echo Generation hay un lugar especial para el uso de ciertos objetos.

Como si de una aventura gráfica se tratase, hay que hablar con los habitantes del pueblo y escuchar sus peticiones, buscando lo que necesitan y dárselo después para poder progresar en la historia. A veces habrá que dar algún pequeño rodeo, pero nunca será algo rebuscado, incluso a la hora de resolver breves desafíos.

Por otro lado, conviene explorar rebuscando entre la basura o cualquier elemento susceptible de ocultar algún objeto, como en el simpático Costume Quest, puesto que aparte de conseguir dinero, podremos desbloquear más cómics que nos reportarán habilidades extra únicas para cada personaje. Y se nota bastante la diferencia entre un ataque normal y uno especial, llegando a quitar casi el doble.

Echo Generation

Es un RPG donde se le da un papel esencial a la hora de defender, pulsando en el momento exacto para minimizar o bloquear por completo el ataque del rival, viendo cómo en el duelo contra las ratas gigantes no podemos fallar nada.

No es, en cualquier caso, una aventura que me haya fascinado desde el primer minuto como sí hizo The Touryst, pero también es cierto que hablamos de una demo que no supera los 30 minutos de duración y que nos deja con la miel en los labios antes del inicio del viaje de sus protagonistas, alertados por su mascota.

Por lo pronto, eso sí, me ha dejado mejor sabor de boca que Riverbond y la elección de su tema principal, compuesto por Pusher (lo puedes escuchar gratis desde Youtube), me hace seguirlo de cerca con mayor interés hasta que salga a la venta en un mes por concretar de 2021 en Xbox Series X|S, Xbox One y Steam.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio