Publicidad

Retroanálisis de Mega Twins, los Chiki Chiki Boys que maravillaron en un 1990 mágico
Análisis

Retroanálisis de Mega Twins, los Chiki Chiki Boys que maravillaron en un 1990 mágico

Dentro de los clásicos de Capcom extrañamente sin secuela, aparte del recién retroanalizado Captain Commando, se encuentra aquel Mega Twins de 1990 que en Japón se bautizó como Chiki Chiki Boys. Un juego que me conquistó al instante en mi Amiga 500, disfrutándolo también en Mega Drive hasta que finalmente pude probar su recreativa, la mejor versión de todas las que hubo.

Era un juego que mezclaba plataformas y acción, dos géneros que dominaba a la perfección la compañía nipona, pero bajo un ritmo más pausado y menos exigente que otros representantes, como Mega Man o Three Wonders. Todo ello, en cualquier caso, dando vida a un cóctel muy atractivo que iba ganando enteros a medida que profundizábamos en su bonito universo de estética manganime.

A medio camino entre Dragon Ball y Wonder Boy

Mega Twins

La estética era sin lugar a dudas lo que más llamaba la atención de Mega Twins, por asemejarse bastante en diversos tramos de la partida a ese fenómeno del país nipón llamado Dragon Ball. Desde la nube Kinton hasta una torre extrañamente similar a la del maestro Karin (que en vez de un gato, aquí era un cabrón, con perdón), todo resultaba familiar. Incluso con unos seres de la mítica Dr. Slump.

¿Y de qué trataba su historia? Tras 1.000 años de paz en la tierra de Alurea, unos monstruos aparecieron de la nada arrasando con todo, salvo los gemelos del rey. Y quince años después, ambos deciden restaurar la antigua paz erradicando la presencia de esos seres malignos con la ayuda de varias deidades en su periplo.

En cuanto al juego en sí, guardaba ciertas reminiscencias a Wonder Boy, pero bajo un desarrollo más arcade, donde sorprendía la posibilidad de escoger en qué orden queríamos afrontar las tres primeras fases, como si de un Mega Man se tratase: por tierra, mar o aire. Y además, escogiendo un nombre para nuestro personaje, con el que se dirigían después los aliados y enemigos, algo no habitual.

Era engañosamente inocente al principio, dando la apariencia de ser un juego más asequible que otros que pululaban por los salones recreativos, pero esto era un mero espejismo superado ese tramo inicial tan vistoso. Porque sin duda era llamativo ver cómo se desenvolvía igual de bien en cualquiera de esos tres entornos, a medio camino entre plataformas de acción y matamarcianos.

Mega Twins, otro clásico de Capcom a reivindicar

Mega Twins

De ritmo ligeramente pausado, Mega Twins era una delicia a nivel jugable, viendo cómo los gemelos podían trepar por las paredes, incluso. Y por medio de una animación bastante simpática, muy típica de los anime de la época, hasta saltar de nuevo y alcanzar una zona superior. Era, ante todo, un juego que incitaba a explorar en busca de cofres ocultos, repartidos a diestro y siniestro por la pantalla con jugosas recompensas, de vez en cuando, como bombas o para reponer vida.

No contaba con un control intrincado, sino bastante sencillo, viendo cómo el ataque con espada soltaba de modo secuencial, tras pulsar sucesivamente, un tajo más fuerte. O bien, cuando se agotaban las bombas, una carga más poderosa si esperábamos unos segundos sin atacar. El toque de color lo ponían los tipos de bombas, desde las que rebotaban hasta las que soltaban descargas eléctricas.

Los jefes no resultaban complicados si teníamos un poco de paciencia y veíamos sus escasos patrones de ataque, pero en cualquier caso sorprendía por su variedad de situaciones al alternar con bastante acierto las fases de moverse por el suelo con las de volar o bucear. Y tampoco extrañaba viniendo de Capcom.

La pena, al igual que Captain Commando, por citar uno reciente que hemos retro-analizado, es que la compañía de Osaka no le dio continuidad, salvo a la hora de realizar unas conversiones domésticas nada desdeñables, como las de Amiga 500 o Mega Drive. Eso sí, su presencia ha sido testimonial en recopilatorios de Capcom, estando únicamente en un volumen para PS2 y Xbox, y otro en PSP.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

, totalmente. Mega Twins es otro clásico que siempre apetece rejugar y que difícilmente se olvida cuando lo disfrutamos en su época. No sabemos si algún día veremos una secuela o remake, pero Capcom debería recordar este clásico...

Mega Twins

Mega Twins

Plataformas Arcade (versión analizada), Amiga 500, Atari ST, Mega Drive y TurboGrafx-16
Multijugador Sí, local (dos jugadores)
Desarrollador Capcom
Compañía Capcom
Lanzamiento 1990
Precio No disponible

Lo mejor

  • Esa estética a lo Dragon Ball era genial
  • Gran variedad de situaciones en las fases
  • Una delicia a nivel jugable
  • Compartir la aventura con otra persona

Lo peor

  • No verlo en ninguna recopilación actual
  • Que no cuente con una secuela y en su defecto hayamos tenido el Chiki Chiki en Eurovisión

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios