Análisis de NieR Replicant, el remake que necesitaba el clásico NieR para enamorar
Análisis

Análisis de NieR Replicant, el remake que necesitaba el clásico NieR para enamorar

En los RPG de procedencia nipona parece haber una regla no escrita en la que un juego de ese género debe tardar (por lo menos) una hora en arrancar hasta poder jugar como tal. O unas cuantas horas más hasta que acaba de despegar, tanto con su historia como con su sistema de combate. El NieR de Cavia del año 2010 se ajusta más bien a la segunda afirmación, al tardar lo suyo en hacernos "click".

Con motivo del lanzamiento de NieR Replicant ver.1.2247448713 (a partir de ahora, NieR Replicant para abreviar), remake de ese juego de culto de PS3 y Xbox 360, quise darle precisamente otra oportunidad al original para compararlo con esta puesta al día, y fue ahí cuando descubrí realmente lo grande que es, pese a no lograr la misma consistencia de principio a fin como en NieR:Automata. Y ahora, tras las impresiones del mes pasado, toca analizarlo en profundidad.

Diez años de diferencia se notan en este remake

NieR Replicant

Las cosas como son: cuando salió al mercado el NieR original, spin-off de la saga Drakengard, no las tuvo todas consigo, al flojear en ciertos aspectos. En los combates, sin ir más lejos, se echó en falta un botón de fijar. Además, las misiones de recadero y lo vacíos que resultaban los escenarios, con mucho viaje a pie al principio y demasiadas vueltas entre los NPC de la historia principal, hacían que el proceso fuese un poco tedioso por momentos hasta mostrar su potencial.

Este NieR Replicant, como adelantamos semanas atrás, ha pulido todo el núcleo principal del juego, aunque respetando al máximo cómo era la aventura original. O al menos, aquella versión homónima que salió en exclusiva en territorio asiático. Y es que hay una diferencia significativa entre el protagonista que llegó a occidente y el que tuvo aquella versión: de padre de Yonah pasamos a ser su hermano. Esto último, que resulta chocante al principio, tiene su explicación más adelante en la historia, logrando un mayor impacto en cierta escena y coherencia a nivel global.

No estamos, por otro lado, ante un RPG que siga los cánones tradicionales, sino que, como vimos en 2017 con el soberbio NieR:Automata, picotea no solamente con distintas perspectivas según la situación, sino también abrazando diversos géneros y con algunos no tan evidentes más allá del consabido danmaku de los juegos de naves gracias al poder de Grimoire Weiss, el libro que nos acompaña.

Tampoco es un juego de rol excesivamente largo, puesto que si vamos a piñón podemos completarlo en menos de 15 horas (sí, se mantiene el logro/trofeo del original de 2010), aunque obviamente su duración se dispara si queremos completar todas sus misiones secundarias, aparte de desbloquear sus finales, que vuelven a ser numerosos y con consecuencias sorprendentes en algunos.

Las primeras horas son de calentamiento, eso sí, porque como ya hemos dicho, tarda en despegar hasta que nos enamora por completo, sobre todo cuando los personajes secundarios empiezan a cobrar mayor relevancia y llegan los combates más desafiantes. Y lo mejor de todo es que en este remake todo va más fluido, notando una mejoría notoria respecto al original, tanto a nivel de movilidad como a la hora de gozar de nuevos movimientos, como uno para realizar contra-ataques si bloqueamos en el momento justo. Además, ahora sí podemos fijar al enemigo y ya no tardamos una eternidad en coger objetos.

Son detallitos que afeaban la experiencia en NieR y de los que aquí no tenemos que preocuparnos, siendo muy de agradecer, a su vez, que llegue por fin traducido al castellano en sus textos. Que como sabrá más de uno que haya jugado al original, hay escenas con bastantes conversaciones, como la de cierto sueño...

NieR Replicant recibe el trato que se merecía

NieR Replicant

Cualquiera que haya disfrutado con NieR:Automata, acabará sintiendo devoción por este NieR Replicant, aparte de comprender de dónde provienen buena parte de las ideas que sorprendieron en esa joya de 2017. Es, ante todo, un RPG de acción, sí, pero con gran peso para los "disparos" que salen de Grimoire Weiss, complementados con magias de gran poder que conseguiremos de los jefes.

Pero también es un RPG que nos sorprende con momentos de survival horror con cámaras fijas de lo más cinemáticas, o con perspectiva isométrica como si fuese un Hades de turno dentro de un laboratorio secreto. No se le puede echar en cara que no sea original con la forma de contar su historia, ni tampoco de no ofrecer escenas que nos dejarán a cuadros con su espectacularidad. Ahora bien, a veces pecará de la típica japonesada de turno que o bien nos puede sacar una sonrisa o hacernos sentir un poco de vergüenza ajena. Pero indiferencia no, desde luego.

Su banda sonora es fascinante, uno de los puntos donde todo el mundo se puso de acuerdo con el clásico de 2010. Cuenta con melodías cantadas que rezuman dulzura y buen gusto, con una épica en ciertas ocasiones que nos pondrá los pelos de punta, aparte de cantarlas después sin darnos cuenta al quedarse en nuestro subconsciente. Porque un buen RPG tiene que tener buena música.

NieR Replicant

La aventura va de menos a más dentro de un territorio pequeño para lo que se suele ver en los RPG. Esto también tiene una explicación, al estar nuestra aldea en el punto neurálgico sobre el que se ramifican el resto de regiones, que iremos descubriendo poco a poco hasta hallar un motivo de peso para revisitarlas todas.

Sí, en cierto momento de la historia desbloquearemos el viaje rápido entre ellas, facilitando enormemente el desarrollo de las misiones secundarias, como es lógico. Además, no faltarán otro tipo de tareas para tenernos ocupados, como cultivar hortalizas en el terreno de nuestro hogar o incluso pescar, una actividad muy ligada a los juegos de rol. Todo esto se ha respetado en relación al NieR original, pero ahora es mucho más cómodo y disfrutable gracias a esas mejoras o el aumento en su tasa de refresco en pantalla, alcanzando 60 fps estables.

Es una oportunidad de oro para (re)descubrir un juego de culto de la mejor forma posible y con un público más entregado a la labor gracias al boom que supuso NieR:Automata, que Drakengard no fue una trilogía que calase especialmente entre el público occidental. Yo tengo ganas de darle otra oportunidad, vaya.

Un RPG fascinante y más completo que nunca

NieR Replicant

NieR Replicant se va cocinando a fuego lento, siendo más profundo de lo que deja entrever en los primeros compases de la historia. Sin ir más lejos, los combates no serán tan sencillos en el segundo tramo, obligándonos a usar con mayor acierto el movimiento de esquiva o el bloqueo y mirando mejor qué magias utilizar, aparte de preocuparnos con más ahínco en el uso de "palabras" para las armas y magias, que confieren bonificaciones pasivas, como aumentar el daño, reducir el coste de PM o provocar estados alterados, como confusión, parálisis o veneno.

Si has jugado al NieR original, todo te resultará muy familiar, salvo por el cambio de protagonista, lógicamente, al ser el principal cambio entre "Gestalt", la versión que se lanzó en occidente y la llamada Replicant. Pero el estudio Toylogic, encargado de este remake, no se ha quedado en su superficie, al implementar un final adicional (E) y con contenido que había permanecido como exclusivo para el territorio nipón, como el Mundo de los receptáculos vacuos, con una serie de mazmorras con desafíos mucho más exigentes. Es un Nier de lo más completo.

Sigue sin ser perfecto, en cualquier caso, al flojear en ciertos tramos, sobre todo al inicio de la historia, especialmente si mostramos interés en sus misiones secundarias, donde se mantiene una de las más insufribles (la de llevar un objeto a otro pueblo sin que se nos rompa), o con ciertas transiciones de plataformas en 2D (se han mejorado y ya no son tan torpes, pero siguen sin brillar), pero esas "impurezas" se compensan con creces viendo el resultado global de la aventura.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, NieR Replicant es un excelente remake del NieR de 2010 y con más de una sorpresa en su interior, siendo una experiencia mucho más jugable y satisfactoria que la que desarrolló el estudio Cavia en su día. Ahora sí que se comprende mejor a qué se debe su calificativo de juego de culto. Maravilloso.

NieR Replicant

NieR Replicant

Plataformas PS4 (versión analizada), Xbox One y Steam
Multijugador No
Desarrollador ToyLogic
Compañía Square Enix
Lanzamiento 23 de abril de 2021

Lo mejor

  • Su historia va in crescendo
  • El peso de los secundarios
  • Cómo han mejorado los combates
  • La banda sonora es una delicia

Lo peor

  • Tarda en despegar al principio
  • Mucha misión de recadero

Temas
Inicio