Publicidad

Jugamos a One Punch Man: A Hero Nobody Knows: lo bueno y lo malo de hacer un juego enfocado a los fans de Saitama
Análisis

Jugamos a One Punch Man: A Hero Nobody Knows: lo bueno y lo malo de hacer un juego enfocado a los fans de Saitama

Publicidad

Publicidad

Hacer un videojuego basado en One Punch Man no es sencillo. O, al menos, que Saitama, el héroe capaz de pulverizar cualquier adversario con un solo golpe, lidere un título de lucha. La buena noticia es que Spike Chunsoft tiene varias ideas para darle sentido al proyecto. La no tan buena es que vuelve tropezar con las mismas piedras de todos sus Arena Fighters.

Siendo sinceros, era mera cuestión de tiempo que le llegase el turno a la obra de ONE. Bandai Namco mantiene su férreo y no lo suficientemente agradecido objetivo de llevar lo mejor y más selecto del universo manganime a las consolas y ordenadores. A veces a través de sagas muy bien asentadas y otras mediante crossovers épicos, como JUMP Force. Y Spike Chunsoft ha sido el denominador en común en buena parte de ellos.

Así, de manera casi sibilina, la fructífera relación entre el titán asiático y sus equipos de confianza se ha ido cristalizando en lo que ya se puede considerar una suerte de subgénero: los referidos Arena Fighters. Títulos de lucha diseñados fundamentalmente para los fans del manga o el anime, ofreciéndoles un espectáculo visual a través de un sistema de control sencillo de entender.

Algunos lo conocen como Anime Fighters y otros como Arena Fighters, pero en esencia se trata de títulos de lucha -por lo general con acabado cell-shading- en los que se pone más énfasis en la movilidad y los ataques cinemáticos. Golpes con tanta explosividad como fanservice. Y, en esencia, eso es exactamente lo que se nos propone con A Hero Nobody Knows.

Así, este salto de One Punch Man a las consolas y PCs no se descarrila de lo que ya hemos visto con los juegos de  Naruto, One Piece o los propios crossovers de la JUMP firmados por Spike Chunsoft. Es más, a nivel jugable es una renovación en toda regla de la misma fórmula. Pero eso no impide que se añadan ideas que busquen dar su propia identidad a la experiencia. Y, para variar, la puesta en escena Saitama acaba siendo el elemento que busca asientar y dar identidad al conjunto.

Evitando el tedioso síndrome de Saitama (o cómo no aburrirse ganando con un solo puñetazo)

One Punch Man A Hero Nobody Knows 2019 06 25 19 004

A través de la beta cerrada recientemente celebrada en consolas pudimos adentrarnos un poco más en la experiencia central de One Punch Man: A Hero Nobody Knows: las mecánicas de combate y la experiencia in-game. Al menos, la que actualmente está sobre la mesa.

Elegir un avatar como punto de partida es algo que no se despega un ápice de lo visto en la trayectoria en común de Bandai Namco y Spike Chunsoft, pero hay que reconocer que en el universo de ONO la fórmula encaja mucho mejor que con otras experiencias, ya que ese personaje original, un recién ingresado a la Asociación de Héroes, no solo será la manera de movernos por el hub del juego y el eje de la experiencia en torno a los desbloqueables obtenidos jugando, sino que representa la idea sobre la que gira A Hero Nobody Knows: combatir junto a otros héroes.

La entrada en escena de Saitama, una vez llega a la batalla, sentencia la partida

En esta fase de beta nuestras opciones de juego estaban limitadas a dos clases de enfrentamientos -tres si contamos el modo práctica- en los que, como es de esperar, elegíamos la clase de participación que queríamos que tuviera Saitama. Así, podíamos elegir entre:

  • Emparejamientos online o entrenamientos sin Saitama seleccionable, permitiéndonos crear un equipo de tres luchadores (incluyendo héroes, villanos y nuestro avatar) e intercambiarlos libremente durante el combate.
  • Emparejamientos online o entrenamiento con Saitama seleccionable, el cual se diferencia del anterior en que el invencible y poderoso Saitama podrá ser el tercer miembro de nuestro equipo con una suerte de condición: no podremos usarlo hasta pasado un tiempo, reduciendo la espera a base de desatar combos.

Por supuesto, la entrada en escena de Saitama, una vez llega a la batalla, sentencia la partida. El Calvo con Capa dispone de una fuerza demoledora, rompiendo cualquier ápice de equilibrio y cerrando el encuentro tan pronto como sus golpes llegan al enemigo. A fin de cuentas, así ocurre en el manganime original.

Es entonces cuando uno se da cuenta que el verdadero juego está en usar al resto de personajes de la obra de ONO: al poderoso cyborg Genos, los increíbles poderes psíquicos de Tornado Terrible, el letal Atomic Slash del Samurái Atómico… Cada uno con un rol en el juego establecido de modo que el propio juego nos invita a alternar según evoluciona la batalla.

One Punch Man A Hero Nobody Knows

Y es en este punto donde brilla la primera sorpresa del juego. Incluso tratándose de una beta, tanto el ritmo como el sistema de matchmaking han funcionado de maravilla, de modo que en todo momento se mantenía la intensidad de las batallas, la transición a las cinemáticas al ejecutar un ataque especial era suave y los relevos ocurrían de manera muy satisfactoria.

Sí, al tratarse de una beta contábamos con fallos, y los hubo. Dos momentos en los que el juego se quedó paralizado en las diferentes sesiones celebradas y alguna que otra irregularidad que no pasaríamos por alto si se tratase de la versión final. Pero en conjunto la experiencia online en sí ya está muy bien atada.

Otra cosa, claro, es el aspecto competitivo del juego.

Lo bueno y lo no tan malo de hacer un juego de One Punch Man enfocado a los fans

One Punch Man A Hero Nobody Knows 2019 06 25 19 002

Es posible hacer Arena Fighters que busquen colmar de fanservice a los apasionados por una licencia de peso que, además, pueden ser disfrutados en competitivo. Como ejemplo tenemos el propio Pokken Tournament DX o un más reciente Kill la Kill IF. Y One Punch Man se queda a las puertas de conseguirlo.

Tiene los ingredientes necesarios para hacerlo, eso está claro. Personajes variados con habilidades muy diferentes,  mecánicas y potenciadores comunes que buscan establecer cierta estrategia desde el arranque de la partida e incluso el referido netcode. Uno que ya quisiera más de una propuesta de lucha más hardcore.

One Punch Man: A Hero Nobody Knows va dirigido principalmente a los fans del manganime

Sin embargo, al final nos encontramos con los  problemas habituales en este tipo de juegos:

  • Un sistema de combos que no te permite ser creativo si realmente quieres ser efectivo. Lo cual deriva -en las partidas online, ojo- en la búsqueda de completar autocombos y rematar con ataques especiales.
  • Lo cual se traduce en que todos los jugadores acaban replicado los mismos esquemas de ataque, control y esquives a corto y medio plazo. Y, siendo francos, a largo plazo la cosa no apunta a que cambiará lo suficiente.
  • Y, por supuesto, esto último da más fuerza al hecho de que, con una base jugable bien establecida, ya hay equipos con los que es casi imposible perder. No en el aspecto de otros 3vs3 en los que vemos cierta predisposición a que haya personajes muy frecuentes como Marvel vs. Capcom o Dragon Ball FighterZ, sino a apuestas realmente seguras.

Con eso por delante nos encontramos con todo lo que no tiene que ver con el aspecto online del juego. Y es ahí donde todo lo anterior gana fuerza: alguien que no está tan interesado en los juegos de lucha o combatir contra otros jugadores disfrutará de la experiencia mucho más, dándole al conjunto otro matiz que merece ser considerado de manera independiente.

One Punch Man: A Hero Nobody Knows va dirigido a los fans de Saitama que desean presenciar y tomar partido en apoteósicos enfrentamientos y sus asombrosas cinemáticas. Que desean crear su propio personaje y luchar junto con lo más selecto de la Asociación de Héroes. Y, por qué no, desatar todo un festival de tollinas porque sí.

One Punch Man A Hero Nobody Knows 2019 07 08 19 018

Entrar a valorar el aspecto visual de una beta es casi pillarse los dedos frente a lo que veremos el próximo año, pero lo que hemos visto nos muestra diseños y animaciones que, sin duda, podrían ser bastante más ambiciosos. No en cuestión de fidelidad, sino a nivel de acabados.

Sin embargo, es en los propios escenarios y su variedad donde sí se consigue rebasar la barrera de lo genérico que, irremediablemente, lastran el conjunto, pudiendo servir para cualquier juego e incluso dando la sensación de haber sido reciclados.

Salvo, claro, que se les de a los personajes y escenarios cierto un contexto. Y es ahí donde se la juega One Punch Man: A Hero Nobody Knows

Todo lo que está por ver de aquí al lanzamiento

One Punch Man A Hero Nobody Knows

Con la fecha en el calendario definida, Spike Chunsoft todavía tiene margen para sorprender a los fans, a los apasionados del anime en general y a los jugones que deseen repartir tollinas porque sí. Es más, el modo historia puede ser una perfecta oportunidad de brillar.

Hasta donde sabemos, la experiencia principal de One Punch Man: A Hero Nobody Knows se centra en la historia del avatar en el que creamos.

Se nos invitará a entrenar constantemente y, como no podía ser de otro modo, tendremos la oportunidad de ascender de rango en la Asociación de Héroes a base de combatir amenazas que van desde luchar contra supervillanos hasta evitar la colisión de meteoritos.

A Hero Nobody Knows también permitirá luchar con una versión vulnerable y no tan poderosa de Saitama 

Además, se ha creado una suerte de solución salomónica para integrar a Saitama en el juego y que no rompa la experiencia: basándose en uno de los primeros capítulos del manga,  A Hero Nobody Knows permitirá a los fans luchar con la versión sueño de Saitama, un luchador que compite en igualdad con el resto de personajes y que estará desbloqueado desde el principio para quienes hagan la reserva del juego.

One Punch Man A Hero Nobody Knows 2019 08 20 19 022

Quizás Bandai Namco y Spike Chunsoft no salgan de su zona de confort y continúen apostando por aquello que les ha funcionado en el pasado, pero es innegable que One Punch Man: A Hero Nobody Knows pone nuevas ideas sobre la mesa y va directamente enfocado a ese público incondicional de One Punch Man.

A partir de ahí, el desafío real del juego no-del-todo protagonizado por Saitama estará en conseguir ilusionar igual al resto de apasionados por el manganime y la lucha. Y hay margen para conseguirlo.

  • Plataformas: PS4, Xbox One y PC
  • Multijugador: Sí
  • Desarrollador: Spike Chunsoft
  • Compañía: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 28 de febrero de 2020
  • Precio: 64,99 euros
One Punch Man

One Punch Man

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir