Publicidad

La demo del Castillo de Resident Evil Village me ha brindado la tensión que pedía a gritos
Análisis

La demo del Castillo de Resident Evil Village me ha brindado la tensión que pedía a gritos

Anoche se estrenó la última demo de Resident Evil Village, centrada en el Castillo, antes del lanzamiento del juego en tiendas. Un nuevo adelanto, con exclusividad temporal en consolas PlayStation, antes de la oportunidad definitiva del próximo 2 de mayo, ya en todas las plataformas y con ambas demos disponibles a la vez.

La semana pasada, con motivo de la demo de la aldea, Capcom me vendió por completo el juego final. Ahí ya se vieron sus novedades a nivel jugable, aparte de conocer mejor cómo empieza la pesadilla de Ethan al llegar a esa aldea remota en Rumanía. Nada que ver con la primerísima demo de hace unos meses, bastante pasillera y con muchas limitaciones. Muy mal lo tiene que hacer esta secuela de Resident Evil 7: Biohazard para que no se sitúe entre mis favoritas de la saga.

Una demo repleta de más peligros que la anterior

Resident Evil Village

El cambio más significativo de esta tercera demo respecto a la segunda es el hecho de pasar a un entorno cerrado, donde revisitaremos buena parte de las salas que vimos en la primera demo de hace unos meses, aunque con más puertas abiertas y muchos más peligros, por supuesto. De hecho, esta demo se ajusta más a lo que recibiremos el próximo 7 de mayo, con la versión final, al contrario de lo que sucedió con la primera demo, más de cara a la "galería".

La primera sorpresa la tenemos con la aparición del Duque, el mercader de esta nueva entrega. Sorprende por partida doble, puesto que conoce al misterioso mercader de Resident Evil 4 (por si ya no resultaban evidentes las similitudes con ese capítulo...) y su mercadillo está situado en una pequeña sala contigua que conecta con la entrada principal del castillo. Ahí no solamente podremos comprar munición o medicamentos, sino también desbloquear los planos para poder fabricar munición de otras armas, una de las novedades de Resident Evil Village.

Por supuesto, también podemos comprar armas (escopeta), ampliar el espacio del maletín, conseguir accesorios para mejorar dichas armas o hacer lo propio con las estadísticas de nuestro arsenal, como aumentar la cadencia de fuego. Será nuestro aliado más valioso y al que recurriremos para vender joyas por dinero.

Sí, en esta demo repiten esos critales de gran valor que están bien escondidos, tal y como sucedió con las gemas en Resident Evil 5, por ejemplo. Brillan de vez en cuando y están situados, por lo general, en zonas elevadas, aunque también se puede divisar alguno dentro de ciertos muebles, para los que habrá que romper primero su cristal protector con nuestro cuchillo. Y tampoco faltarán los jarrones, siendo importante recalcar la aleatoriedad de los objetos que guardan en su interior. Por ejemplo, si llevamos la escopeta, nos saldrá la munición para ella.

Y en esta demo hará falta la munición, desde luego. Si bien contra las hijas de Lady Dimitrescu poco podremos hacer, salvo aturdirlas brevemente para que nos permitan escapar, en la parte final sí que se juntarán varios seres de aspecto inquietante (como zombis) que habíamos visto tímidamente en la primera demo.

Esa extraña tranquilidad del castillo a nuestra llegada se torna en seguida en un entorno de lo más hostil por culpa de esa huída constante al toparnos con las primeras dos hijas de la citada Lady Dimitrescu. La demo sabe jugar muy bien con la tensión, porque nos obliga a fijarnos detenidamente en nuestros alrededores para saber cómo escapar con éxito de cada una. Suerte que también tenemos a mano el mapa, por si nos desorientamos con alguno de sus ataques con bichos.

El cautivador castillo de Resident Evil Village

Resident Evil Village

Aquí contamos nuevamente con el límite de 30 minutos para jugar, viendo otra pinceladita de lo que nos aguarda el 7 de mayo con su versión final. Hay destellos con más puzles, como una serie de estatuas en el salón principal, llaves diversas o un mecanismo con una serie de bolas en lo que viene a ser una recreación en miniatura del castillo, justo en la habitación donde está nuestro querido Duque.

Uno de los puzles está basado en físicas con fuego, pudiendo resolverlo tanto con el cuchillo como con disparos de pistola o escopeta. Mientras que otro reincide en un clásico de la saga: investigar con calma un objeto para poder extraer otro de él.

Hay documentos en los que vuelven a quedar patentes los experimentos que se llevan produciendo en el castillo desde hace tiempo, al hablar de candidatas y descartes. No olvidemos que Ethan está aquí buscando a su hija y que el pueblo está viviendo una pesadilla desde su llegada, cuando antes estaban tranquilos con la madre Miranda... Todo es de lo más turbio y huele a pesadilla, por supuesto.

Resident Evil Village

Sin ir más lejos, el aspecto ostensoso del castillo cambia radicalmente cuando viajamos a lo más profundo de su interior, al adentrarnos en la llamada "cámara del consuelo". Ahí pasamos a un entorno lúgubre, donde Ethan tiene que encender su linterna para no perderse por sus laberínticos pasillos... hasta que se topa de bruces con varios monstruos y tenemos que usar las armas disponibles, siendo muy útil la bomba casera que está situada con acierto para crear una explosión.

Esta demo, en cualquier caso, no da tanto juego como la anterior en relación al uso del entorno para salir airosos de una situación complicada, puesto que en la aldea contábamos con sacos de harina para aturdir temporalmente a los lycans, pudiendo incluso crear barreras con tablas de madera en las ventanas. Es, más bien, una demo que busca crear tensión en sus minutos finales huyendo de los peligros al estar en una situación de clara desventaja con las hijas de Dimitrescu.

Yo ya había quedado convencido la semana pasada. Ahora tan solo resta contar los días hasta echarle el guante a la versión final y si logra superar el impacto del anterior Resident Evil 7: Biohazard, mi favorito en dura pugna con el remake del primer Resident Evil. Todo dependerá de la insistencia de Lady Dimitrescu como villana de pesadilla, emulando a Tyrant en Resident Evil 2 o Némesis en Resident Evil 3. O saber qué demonios le ha pasado a nuestro querido Chris Redfield...

RESIDENT EVIL VILLAGE - Edición Lenticular

RESIDENT EVIL VILLAGE - Edición Lenticular

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio