Publicidad

Retroanálisis de Shinobi: el legendario ninja regresa en Nintendo Switch con SEGA Ages
Análisis

Retroanálisis de Shinobi: el legendario ninja regresa en Nintendo Switch con SEGA Ages

Publicidad

Publicidad

Hubo toda una fiebre en los años 80 con los ninjas, incluso hasta el punto de derivar en mutaciones, como las icónicas Tortugas Ninja. Y de entre todo lo que hubo, uno de los títulos que destacaron fue aquel Shinobi de SEGA en 1987.

La compañía de nuestro puercoespín favorito vivió una etapa de gloria en los salones recreativos en esa década, dejando un montón de franquicias para el recuerdo. Y en el caso de Shinobi, un arcade extremadamente exigente donde controlábamos al ninja Joe Musashi para derrotar a un grupo terrorista que secuestraba niños, entre otras lindezas. Hoy queremos retroanalizar este clásico aprovechando que hace unos días llegó a la serie SEGA Ages en Nintendo Switch.

Allá donde haya un crimen, lo resolverá Joe

Shinobi

Volver a Shinobi ha supuesto una fuerte carga nostálgica, puesto que la última vez que lo jugué fue en mi Amiga 500, probablemente a finales de los 80. Un arcade del que, en su día, no pude pasar de la segunda fase y que ahora, con las ayudas de la colección SEGA Ages, como guardar la partida y rebobinar, entre otros extras, pude solventar con garantías los tramos más duros de toda la aventura.

La historia de este clásico de 1987, para el que no la sepa o no la recuerda, nos llevaba a enfrentarnos al sindicato del mal conocido como ZEED, que había secuestrado a los niños del clan Oboro. Por lo tanto, en todas las misiones del juego, salvo los duelos contra los jefes, era obligatorio rescatar a los chavales para poder desbloquear la puerta de acceso a la siguiente fase. Curiosamente, todos los niños tenían el mismo aspecto, aunque el número de ellos variaba por nivel. 

Joe Musashi era un ninja bastante habilidoso con el salto y el lanzamiento de shurikens, llegando hasta el punto de atacar con su espada o sus propios puños y patadas con el enemigo de cerca. Esto último, el combate cuerpo a cuerpo, nos permitía acceder a una bonificación especial si rehusábamos por completo de los ataques a distancia y la magia, pero esto estaba reservado para los más pros.

Y es que SEGA creó en este juego de acción una aventura donde cualquier cosa nos podía matar de un toque, salvo ciertos saltos y contactos directos con el enemigo, siempre y cuando no hubiese un arma de por medio. Esto provocó que a veces fuese inevitable usar la magia (había un uso por fase) para solventar ciertas situaciones, como el odioso jefe Mandara, que no permitía ni el más mínimo error.

Shinobi, el olvidado ninja todoterreno de SEGA

Shinobi

Shinobi era un juego que exigía una habilidad superior a la media al no contar con la misma versatilidad de acciones que otros de su época, como Ninja Spirit. Había que estudiar cada fase, sobre todo desde el momento en que podían aparecer ninjas enemigos de la nada a un palmo de distancia. Ensayo y error para echar más monedas en las recreativas... Y afinando la puntería con los shurikens al máximo, sabiendo también en qué partes era idóneo usar la poderosa magia.

Por suerte, los niños a rescatar no nos hacían dar muchos rodeos, siendo un juego de scroll lateral bastante directo que llegaba a jugar con dos alturas en ciertas situaciones, permitiéndonos unos breves segundos para tomar mejores decisiones en esas zonas seguras (frente a los enemigos de arriba o abajo).

Donde sí que nos hacía sudar tinta, más allá de ese repentina presencia de enemigos saliendo de todas partes (casi todos ellos, saltando y cayendo en picado hacia Joe), era contra los duelos de los últimos jefes... especialmente el desquiciante Mandara (hasta que descubrimos los trucos para vencerle), Lobster (por no permitir casi ningún error con los saltos) y sobre todo Masked Ninja. Toda una prueba de resistencia cuyos créditos, tras vencerle, nos sabían a poco.

Es una suerte, como adelantamos al inicio, que SEGA Ages Shinobi nos ofrezca diversas ayudas para quitarnos esa espinita los que no lo pudimos completar en su día debido a su dureza. Aparte de las diez ranuras de guardado y el rebobinado, cuenta con el llamado Ages mode, donde Joe Musashi podrá aguantar dos golpes antes de morir, comenzando con un traje blanco impoluto hasta teñirse de rojo.

Ni qué decir que su fase de bonus, lanzando shurikens en primera persona, sigue siendo otro icono de los videojuegos que difícilmente se puede borrar de nuestra memoria para todos los que vivimos aquella época. Todo un clásico.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

Sí, pese a que su fórmula haya sido superada en generaciones posteriores. Lo que es innegable es que Shinobi forma parte de la historia del videojuego y que sigue doliendo lo suyo ver cómo llevamos desde el capítulo homónimo de Nintendo 3DS en 2011 sin una entrega nueva. ¡Casi 10 años! ¿Para cuándo su regreso, SEGA?

Shinobi

Shinobi

Plataformas Arcade, Amiga, Atari ST, NES y un largo etc hasta Nintendo Switch (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador SEGA
Compañía SEGA
Lanzamiento 1987 (Arcade)
Precio 6,99 euros (eShop)

Lo mejor

  • La agilidad de Shinobi con el salto y los ataques ninja
  • Buena variedad de fases y de jefes
  • Los añadidos de SEGA Ages

Lo peor

  • No perdonaba ni el más mínimo error
  • Las apariciones súbitas de ciertos ninjas
  • Llevar casi 10 años sin un Shinobi nuevo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios