Publicidad

Retroanálisis de Vice: Project Doom, el loco popurrí de acción de los 90 exclusivo de NES
Análisis

Retroanálisis de Vice: Project Doom, el loco popurrí de acción de los 90 exclusivo de NES

Publicidad

Publicidad

Desde que se implementó Nintendo Switch Online, allá por el mes de septiembre de 2018, he estado en contra de este servicio, porque los juegos extra de NES y Super Nintendo no eran un aliciente de peso frente a la competencia. Pero eso no quita que aprovechase el año pasado una promoción de Twitch Prime donde se regalaba un año entero del servicio, para beneficiarme de esos juegos antiguos.

El otro día, de hecho, me dio por mirar con más calma ese Vice: Project Doom que se incorporó a Nintendo Switch Online en agosto de 2019, porque en su día lo había jugado muy poco. Ahora quise degustar ese popurrí tan extraño que lo mismo te planta una fase con vehículos y alma de matamarciano, como te pasa a un juego que intenta copiar a Ninja Gaiden. Y claro, se me puso la cara del prota.

Sobre ruedas, a pata o en primera persona

Vice: Project Doom

Lo vamos a dejar claro de entrada: Vice: Project Doom no es un mal juego, pero tuvo la mala suerte de salir en 1991 para NES, cuando su sucesora debutó ese mismo año en Estados Unidos y ya llevaba desde 1990 a la venta en Japón.

Si a esto le unimos su falta de originalidad, más allá de la mezcla de estilos (porque copiaba fórmulas conocidas, como la del citado clásico de Tecmo), hizo que jugase en su contra de cara a las valoraciones de la crítica, no demasiado positivas. Pero lo cierto es que tiene su encanto y la mezcla no deja de llamar la atención, especialmente por lo bien que cuida su historia con un montón de cinemáticas (con calidad de 8-bits, por supuesto) hasta su (previsible) final.

Todo comienza con una fase de carreras que es más bien un shoot 'em up al uso donde cuesta un pelín acostumbrarse a la información de la pantalla por lo rápido que se mueve todo. Acto seguido, la acción pasa a un juego clónico de Ninja Gaiden (pero con espadas y armas de fuego) que funciona mejor de lo esperado.

Y ya casi a mitad de la historia, nos sorprende una fase a lo Virtua Cop, pero con un desarrollo bastante limitado. Estos tres estilos son los que definen, en esencia, Vice: Project Doom, a pesar de que sobresale, tanto por presencia como por calidad en general, la de acción plataformera con espada, pistola y granada.

Vice: Project Doom, un trío demasiado fogoso

Vice: Project Doom

Se suele decir que "el que mucho abarca, poco aprieta", y es un poco lo que le sucede a este trabajo del estudio Aicom, creador del shoot 'em up de SNK Pulstar. Por querer ofrecer tres estilos distintos, flojea en dos de ellos al no explotar su verdadero potencial, especialmente con las fases de conducción a lo Spy Hunter.

Vice: Project Doom divierte, pero nunca llega a sobresalir frente a otros juegos del estilo... y sin tener en cuenta los homenajes descarados, que conste. Le sucede un poco como a Die Hard Trilogy, que quiso ofrecer tres experiencias distintas sin que ninguna fuese soberbia si la analizásemos por separado.

Curiosamente, a pesar de la introducción de armas de fuego (pistola y granada, únicamente), las partes a lo Ninja Gaiden las pasaremos en su mayoría usando la espada, al ser el arma más poderosa gracias a la agilidad del protagonista, capaz de correr agachado. A nivel jugable, de hecho, funciona bastante bien.

Además, las fases, aunque cortas, ofrecen una variedad de entornos encomiable, donde vale casi todo con tal de sorprender al jugador. Quizás sea más fácil que la media, aunque fuese complicado llegar hasta el final sin perder todas las vidas.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

Sí, pero sin ser una maravilla. Es un juego que claramente mereció mayor reconocimiento, no solamente por ese popurrí tan alocado de estilos, ideal para el fan de la acción más palomitera. Habrá juegos mejores que Vice: Project Doom, pero tiene partes que siguen sorprendiendo por su cuidado, como las cinemáticas.

Vice: Project Doom

Vice: Project Doom

Plataformas NES
Multijugador No
Desarrollador Aicom
Compañía Sammy
Lanzamiento 1991
Precio No disponible

Lo mejor

  • Tres juegos en uno
  • Las cinemáticas de su historia
  • Bastante consistente a nivel jugable

Lo peor

  • Las desaprovechadas fases de conducción
  • Ausencia de passwords para continuar
  • Peca de falta de originalidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios