Publicidad

Retroanálisis de Vigilante 8 Arcade, un triste traspiés para uno de los grandes representantes de los combat cars
Análisis

Retroanálisis de Vigilante 8 Arcade, un triste traspiés para uno de los grandes representantes de los combat cars

Publicidad

Publicidad

Vigilante 8: 2nd Offense sigue siendo mi juego favorito de los combat cars. Pese a pertenecer a un género prácticamente olvidado en la actualidad y sin ningún representante que haya convencido a la crítica por igual, en aquel trabajo del estudio Luxoflux llegué a estar enganchado de una manera casi enfermiza hasta convertirme en todo un maestro con todos sus bólidos.

Ya el primer Vigilante 8, como gran amante de los Twisted Metal y cía, sin olvidar al sanguinario Carmageddon (pese a enfocarse en otra variante de los combat cars), me había encantado. Lo que pocos recuerdan es que surgió como un spin-off de aquel Interstate '76 de Activision (que por cierto, está en GOG por 5,39 euros). ¿Lo malo? Que desde su último capítulo en exclusiva para Xbox 360 (Vigilante 8 Arcade), la saga lleva en estado comatoso. Y de esto hace más de diez años. Por eso hoy vamos a retroanalizar aquella obra.

Un regreso ansiado... lleno de porrazos

Vigilante 8 Arcade

Recuerdo la primera vez que leí la noticia de que regresaba esta saga de Luxoflux, pero a cargo de otro estudio (Isopod Labs), porque me alegré un montón. Los originales habían salido en consolas como Playstation, Game Boy Color, Nintendo 64 y Dreamcast, por lo que el salto hasta Xbox 360 hacía entrever muchas mejoras, no sólo en lo visual, sino en el contenido.

Sin embargo, Vigilante 8 Arcade llegó al mercado con menos personajes y menos escenarios que el clásico de 1998. Y estamos hablando de diez años de diferencia entre el original y el supuesto remake/reboot de la franquicia.

Por parte de los Vigilantes estaban Jefferson, Mammoth, Piranha y Groovan; mientras que de los Coyotes teníamos a Manta, Leprechaun, Incarcerator y Stag. A estos se le unía uno secreto (el alienígena), con tres más que se unieron más adelante vía DLC: Sheila, Loki y Houston. ¿Y los escenarios? Cinco de base y dos que llegaron junto al susodicho contenido descargable.

Salvando esa diferencia más que palpable en cuanto a contenido, mucho más comedido que el original, Vigilante 8 Arcade se vio lastrado por un control mucho peor y exigente, donde cualquier mínima imperfección del escenario hacía que nuestro vehículo empezase a volverse loco, costando a veces horrores que recuperase la compostura tras una vuelta de campana.

Un poco como en el primer V-Rally, con esos bólidos de papel que tendían a volar al mínimo roce al ir a gran velocidad, salvo que en el caso de este juego de Xbox Live Arcade esto pasaba incluso cuando conducíamos despacio.

Vigilante 8 Arcade no fue el homenaje deseado

Vigilante 8 Arcade

Gráficamente tampoco era una maravilla, con unos escenarios que pecaban de vacíos en ciertas zonas. Y ni siquiera contó con el mismo nivel de destrucción de los originales, donde se llegaba a deformar el terreno. Pero al menos sí que conservó parte de la esencia a nivel jugable, especialmente en el uso de las armas, con tres movimientos especiales para cada una de ellas.

Es uno de los aspectos que diferenció a Vigilante 8 de Twisted Metal, porque si en aquel había movimientos ocultos para ciertas habilidades globales (como saltar, activar un escudo, etc), aquí esos patrones (arriba, abajo, abajo... y similares) hacían que cada arma contase con tres variantes de ataque o apoyo sumamente útiles, ideales para encadenar combos, que en esta entrega se tradujeron por Porrazos (los Whammies de toda la vida).

En Vigilante 8 Arcade se añadió, a mayores, la posibilidad de cargar el botón de ataque para soltar esos disparos de modo automático, aunque el proceso era bastante lento en comparación. Su mejor añadido, eso sí, fue el modo online para ocho jugadores, ya que los anteriores carecían de esta opción. ¿Lo bueno? Que se conservó la pantalla partida para cuatro.

Nada de esto, ni siquiera descubrir los 20 artefactos alienígenas de cada fase para desbloquear a dicho ser extraterrestre, lograron salvar un producto que salió cojo en su lanzamiento, en parte por culpa de las limitaciones (por aquel entonces) de Xbox Live Arcade en cuanto al tamaño de los juegos. Hoy otro gallo cantaría... La pena es que la saga parezca muerta y no sea un problema que tenga solución a corto plazo. Igual que su gran rival.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

En absoluto, por la tosquedad de su control. Ya en 2008 su llegada supuso un jarro de agua fría para los fans, ante lo que difícilmente se le podían perdonar todos sus fallos o carencias. Hoy ya es menos excusable si cabe lo que se perpetró con Vigilante 8 Arcade. Ante lo único que le puede salvar es el hecho de ser el último representante de una saga con 20 años de historia.

Vigilante 8 Arcade

Vigilante 8 Arcade

Plataformas Xbox 360
Multijugador Sí, local (hasta cuatro jugadores) y online (hasta ocho)
Desarrollador Isopod Labs
Compañía Activision
Lanzamiento 5 de noviembre de 2008
Precio 4,79 euros

Lo mejor

  • Un Vigilante 8 nueve años después de 2nd Offense
  • Pantalla partida para cuatro. Y online para ocho
  • Conserva parte de la esencia de los originales

Lo peor

  • Su control es demasiado sensible y caótico
  • Extremadamente parco en contenidos
  • Llevar más de diez años sin otro Vigilante 8

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir