Compartir
Publicidad

'Portal 2', expectativas, conociendo mejor a Wheatley

'Portal 2', expectativas, conociendo mejor a Wheatley
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

‘Portal’ es una obra de culto, imperecedera en su jugabilidad y en su limpio aspecto visual. Su llegada al mercado en 2007 como parte de un paquete más extenso, la ‘Orange Box’ (nada menos que acompañando a ‘Half Life 2’, ‘HL2: Episode 1’, ‘HL2: Episode 2’ y el divertido título multijugador ‘Team Fortress 2’) no impidió que el boca a boca encumbrara este maravilloso experimento a la categoría de arte digital.

La mecánica de juego de puzles que estaba en la base de ‘Portal’ se veía enriquecida por la asepsia del entorno, la sensación de que había algo más detrás de todo aquello que se nos mostraba y la metálicas voces que nos acompañaban. El mito no ha parado de crecer con los años y la segunda parte, aunque tal vez innecesaria, era inevitable.

Del aspecto de juego independiente de ideas frescas que era ‘Portal’ parece quedar poco en ‘Portal 2’. Su aspecto gráfico ha crecido exponencialmente abandonando la simpleza de antaño por unas localizaciones mucho más elaboradas. Todo en ‘Portal 2’ respira ambición y, a pesar de todo, da la sensación de que transmite el mismo aire de genialidad que su predecesor.

Parte de la culpa la tienen detalles como la presencia de Wheatley, una bola parlanchina de líneas de guión exquisitamente escritas. Si bien en el vídeo anterior ese detalle se pierde en parte para los que no dominamos el inglés, conviene rescatar un gameplay más antiguo con subtítulos en español para que todos os podáis hacer una idea de lo que comento.

Humor, naturalidad y una extraña humanidad se desprenden de la berborrea de Wheatley, bola metálica que está llamada desde ya a ser uno de los personajes de videojuego claves del próximo año (con permiso de la vuelta de GlaDOS, claro).

‘Portal’ supuso la puesta al día del concepto clásico de puzles, el ejemplo de cómo un género puede adaptarse a las nuevas tecnologías. ‘Portal’ era también un título que creció más allá de sus límites gracias a premios y homenajes. Su iconografía es tan atractiva que ha impregnado otras artes, a la vez que ha dejado un poso indeleble en la mente de los jugadores.

‘Portal 2’ aspira por su parte a multiplicarlo todo por mil y, tal vez en el proceso, a desvelar lo que se esconde en ese mundo que se nos presentó en la primera parte. No sé hasta que punto las múltiples conjeturas y teorías creadas alrededor de ‘Portal’ serán contestadas (¿de verdad queremos que así sea?).

cake

La excelente película ‘Cube’ (tal vez la representación perfecta en cine de lo que es un videojuego de puzles que, además, guarda ciertas similitudes con el título que nos ocupa) vio desentramado su misterio en secuelas que no agradaron por igual a todo el mundo.

Por mi parte espero que la sabiduría de Valve nos ofrezca en ‘Portal 2’ la mejor solución que puedo imaginar a este conflicto, que se nos expongan dos preguntas por cada respuesta contestada. En definitiva, que la tarta no quede en una mentira.

Vídeo | Youtube, Youtube
En VidaExtra | ‘Portal 2’ vídeo in-game. Se presenta a Wheatley, os acordaréis de él

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio