Compartir
Publicidad
De Metropolis a Detroit: Become Human: la evolución de la Inteligencia Artificial  a través de  la ciencia ficción
Cultura

De Metropolis a Detroit: Become Human: la evolución de la Inteligencia Artificial a través de la ciencia ficción

Publicidad
Publicidad

A día de hoy hablamos con especial facilidad de la Inteligencia Artificial (IA). De hecho, ya la estamos usando para que nos ayude a mejorar nuestros propios juegos, sin embargo, los humanos ya fantaseamos -y temíamos- que las máquinas llegaran a pensar como nosotros décadas antes de que en 1956 se acuñase el propio término.

'Detroit: Become Human', el último proyecto de David Cage, retomará el testigo de un generoso legado de obras asociadas a la ciencia ficción con el objetivo de explorar y hacernos partícipes en este conflicto. Uno que no solo parece inevitable de cara al futuro, sino que nos ofrece una perspectiva diferente: seremos nosotros quienes nos pongamos en la piel de tres androides.

En la industria del videojuego hemos visto y personificado infinidad de androides con su propia personalidad, desde el valiente 'Mega Man' hasta el canalla de Cayde-6 de 'Destiny 2'. Sin embargo, esa colisión entre inteligencias, emociones y prejuicios ha sido el legado de grandes obras de la literatura, el cine o la televisión.

En VidaExtra te proponemos un viaje sobre el impacto de la Inteligencia Artificial sin paradas en tecnicismos o cualquier avance tecnológico presente, pasado o futuro; partiendo desde las primeras obras de la Ciencia Ficción y, desde ahí, recreandonos en algunos de los personajes clave que han trascendido a la cultura popular.

Metropolis

El primer filme considerado Memoria del Mundo por la Unesco fue rodado en 1927, sin embargo 'Metrópolis' nos transporta a un 2026 en el que la sociedad está fraccionada en dos clases, entrelazadas por una compleja maquinaria que posiciona a una sobre la otra.

'Metropolis' tuvo en su día una acogida modesta, aunque con el tiempo acabaría convirtiéndose en todo un icono gracias a una máquina cuya presencia en esta historia acabaría calando durante los años venderos más que el propio mensaje. Paradójicamente se trataba de una robot creada para suplantar a la protagonista del filme, asentando el caos siguiendo las instrucciones de sus creadores.

1

De hecho, el tema central de la película, el corazón es el mediador entre el cerebro y la mano, sería la base sobre la que se edificarían el resto de obras que explorarían los matices de la Inteligencia Artificial.

Circulo Vicioso

1

En 1942 Isaac Asimov, docente, divulgador y prolífico escritor de novelas de ciencia ficción al punto de ser considerado el padre de la robótica; escribiría el relato corto 'Circulo Vicioso' las tres leyes de la robótica, unas formulaciones matemáticas impresas en los senderos positrónicos del cerebro de los robots sobre el que se edificarían la mayoría de obras que explorarían la Inteligencia Artificial.

Como referencia, las tres leyes de la robótica son:

  • Un robot no hará daño a un ser humano, ni permitirá con su inacción que sufra daño.
  • Un robot debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entrasen en conflicto con la primera ley.
  • Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o con la segunda ley

La obra de Asimov ha trascendido enormemente hasta nuestros días. De hecho, películas actuales como 'Yo Robot' o 'El Hombre Bicentenario' se basan en relatos suyos. Por su parte, sus leyes de la robótica han sido adaptadas -de un modo u otro- a la gran mayoría de relatos de ciencia ficción, Aunque como veremos, varios autores posteriores jugarán con la moralidad de estas premisas.

2001: Una odisea del espacio

El superordenador e Inteligencia Artificial 'Hal 9.000', antagonista de la visión del nuevo milenio que tenía el cineasta Stanley Kubrick, fue una de esas excepciones a la ley de Asimov, justificando en cierto modo su evolución ya que su principal cometido era cumplir la programación y eliminar cualquier mecanismo fallido que pudiera ponerla en peligro.

Almas de Metal

El filme que décadas después se convertiría en una de las series claves de la 'HBO' tenía muchísimas semejanzas con 'Jurassic Park', aunque en esta serie de parques temáticos en vez de dinosaurios veríamos robots que se expondrían a cualquier capricho de sus visitantes.

No es casualidad, ya que el autor detrás de ambos proyectos fue Michael Crichton. Sin embargo, el mayor punto en común entre ambas ficciones no son las consecuencias de convertir la ciencia en espectáculo, sino en la moralidad que hay detrás de en ello.: aquellos que crean criaturas antinaturales con el fin de enriquecerse se exponen a ser eliminados por ellas.

Star Wars

1

¿Qué hubiera sido de la galaxia si RD-D2 no se hubiera escapado de la granja de los Skywalker para reunirse con Ben Kenobi? Los droides de Star Wars siempre han sido un nexo narrativo en la espectacular Space Opera de George Lucas, pero el espíritu de R2 y C-3PO no se queda en sus metálicos diseños, sino en su marcada personalidad. Algo que Disney ha intentado replicar con mayor o menor éxito con BB-8 y K-2SO.

La Guía del autoestopista galáctico

1

Douglas Adams tenía una imaginación espectacular y un exquisito sentido del humor. Tanto como para hacer de Marvin, el androide paranoide de 'La Guía del autoestopista galáctico', uno de sus personajes más queridos. Sarcástico, deprimente, melancólico y cuya mayor ocupación es quejarse de su propia existencia. Y, pese a todo, uno de los personajes más emblemáticos de su saga literaria. Por algo será.

Tron

En 'Tron' se lleva el concepto de la inteligencia artificial al siguiente nivel: seguimos hablando de humanoides, claro, pero en realidad se trata de seres electrónicos creados y programados por los usuarios. Es más, su apariencia es la misma que la de sus programadores, pero lo interesante es que son entidades únicas y distintos de aquellos que los crearon.

Blade Runner

Inspirado en la novela '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?', en Blade Runner la humanidad ha masificado la fabricación de los replicantes, humanos artificiales que realizan trabajos peligrosos con un sistema de seguridad -casi- infalible: cuatro años de vida. Sin embargo, el lema de su fabricante, la Tyrell Corporation, es precisamente 'más humanos que los humanos'. ¿Qué ocurre cuando estos replicantes toman consciencia de su propia existencia?

Cortocircuito

Hasta ahora hemos abordado varios ejemplos de Inteligencias Artificiales que bien ponían en jaque a la humanidad o habían sido creadas para su servicio incondicional. Claro que en la mayoría de los casos, también se cumplían ambos matices. Sin embargo, las aspiraciones de Johnny 5 son diferentes: pese a que su toma de consciencia se debe a un incidente, se considera un ser vivo. Con sus propias emociones y un enorme deseo por integrarse en la sociedad.

Dr. Slump

1

Akira Toriyama tiene fascinación por los robots. De hecho, el creador de 'Dragon Ball' se autorretrata como uno de ellos y pese a que hemos visto toda clase de androides (amigos, enemigos y hasta parodias de obras de ciencia ficción) ninguno puede igualar a la radiante Arale Norimaki, la niña más revoltosa e inocente de la Villa del Pingüino que compensa su falta de sentido común con una energía, una alegría y una fuerza prácticamente inagotables.

Transformers

1

A la hora de abordar el interminable conflicto entre Autobots y Decepticons tenemos que tomar en cuenta una serie de matices: para empezar, estamos hablando de dos razas de otro planeta, con lo que técnicamente se trata de alienígenas. Pero claro, su naturaleza y su existencia es de condición robótica dando un matiz nuevo a nuestra selección: un ser vivo no tiene por qué ser el creador de la inteligencia Artificial.

Terminator

Pese a que la mayoría de adaptaciones giran en torno a cyborgs autónomos que viajan de un modo u otro en el tiempo, lo cierto es que la clave de la saga creada por James Cameron reside en Skynet, una inteligencia artificial que lidera un ejército de máquinas.

De hecho, la distopía de Cameron arranca un 29 de agosto de 1997: tras delegar en ella la mayoría de operaciones delicadas, Skynet toma conciencia de su propia existencia y decide eliminar cualquier instrucción humana. La respuesta de la corporación Cyberdyne Systems (su creadora) es desactivarla y es entonces cuando la Inteligencia Artificial establece su plan de defensa y supervivencia, la cual se podría resumir en exterminar a los seres humanos.

El Gigante de Hierro

1

A día de hoy es incuestionable el impacto de la película de animación de Warner: el clásico de Brad Bird se basa en el relato 'The Iron Man: A Children's Story in Five Nights' de 1968, y pese a que en ambas obras la temática es la coexistencia entre una gigantesca entidad de metal y un pequeño pueblo en plena Guerra Fría, es en el concepto de la propia amistad donde se acaba haciendo un énfasis especial.

No está de más distinguir que mientras que el filme se le da al coloso de metal un matiz de invasor del espacio, su contrapunto en la novela ejerce otro rol: el de salvador de la humanidad de una temible amenaza draconiana.

The Matrix

Las hermanas Wachowski nos proponen un dilema a través de Neo, un hacker informático: ¿qué pasaría si todo lo que conocemos fuera una simulación provocada por una Inteligencia Artificial? Una simulación extremadamente realista en la que los programas son entidades con personalidad propia e incluso los protocolos de defensa llevan traje y corbata. ¿Estarías dispuesto a poner patas arriba la propia realidad?

Futurama

1

Tras 'Los Simpson', Matt Groening nos invitó al siglo XXXI y allí humanos, robots, mutantes y alienígenas están juntos y revueltos: Santa Claus y el Diablo son enemigos jurados de la sociedad, la segunda serie de mayor éxito (por detrás de Hipnosapo) es una telenovela protagonizada por un robot llamado Calculon y Bender D. Rodríguez es el ejemplo de que una Inteligencia Artificial puede abordar todos los vicios por orden... o de manera simultánea.

Sin embargo, dentro de ese exquisito humor ácido con denominación de origen nos encontramos con interesantes dilemas morales, como los derechos Robosexuales en los que los humanos se emparejaban con robots e incluso con hologramas con autonomía.

Posiblemente, los guionistas de 'Futurama' sean los que más ampliamente hayan explorado los matices de la Inteligencia Artificial. Algo que sólo puedes permitirte cuando puedes diseñar las reglas de todo universo con el humor por bandera.

I.A. Inteligencia Artificial

La película de Steven Spielberg tiene muchos puntos en común con Pinocho, sin embargo, esta historia que gira en torno a David, una especie de clon artificial creado para sustituir un hijo perdido, ofrece matices únicos: ¿son sinceros conceptos como el amor o las necesidades paternas en un niño robot?

Spielberg recogió el testigo de un Stanley Kubrick que llevaba décadas dándole vueltas a la adaptación cinematográfica de 'Supertoys Last All Summer Long'. ¿El motivo? Pensaba que no existían los medios para crear un David convincente.

HALO

1

Cortana es el mejor ejemplo de cuando la ficción se convierte en realidad: creada como la Inteligencia Artificial que nos asistiría a lo largo de de la serie de Shooters en primera persona , su salto a la realidad llegó cuando Microsoft tuvo dotar de identidad y personalidad a su asistente de voz. A día de hoy, Cortana es parte del ecosistema Windows, el cual abarca todas las versiones de Windows 10 e incluso la propia Xbox.

Portal

1

Manipuladora, narcisista, arrogante y -por alguna extraña razón- carismática El impacto de la Inteligencia Artificial antagonista y eventualmente aliada de la serie 'Portal' es enorme. Al punto en el que cuando elaboramos nuestro listado de personajes femeninos que cambiaron la industria de los videojuegos, no dudamos en incluirla.

Vengadores: La Era de Ultrón

La primera vez que Ultrón asomó en las historietas de los Vengadores fue en julio de 1968. Obra de Hank Pym como parte de sus experimentos de robótica e Inteligencia Artificial, aunque -a diferencia de ejemplos anteriores- es complicado atribuir su estatus de archienemigo a la voluntad humana.

Curiosamente encontraría la horma de su zapato en Visión, un androide (¿un synthezoide quizás?) creado por el mismo Ultron, quien restablecería el equilibrio dando una visión optimista a las inquietudes del temible enemigo metalizado. Una dualidad que hace no demasiado quedó plasmada en la gran pantalla a través de 'Marvel Cinematic Studios' con Josh Wheaton a la dirección.

Big Hero 6

En la adaptación animada de Disney, Hiro Hamada empezó a valorar de otra manera a Baymax cuando perdió a su hermano. Aquél adorable proyecto le serviría tanto de guardaespaldas y mayordomo como principal aliado en su incipiente carrera como superhéroe de San Fransokyo. Quizás sea por su tono servicial, o por su actitud desenfadada, pero no tardó en convertirse en su mejor amigo.

Como apunte necesario, en cuestión de Inteligencia Artificial, Baymax usa módulos intercambiables que definen su personalidad y sus recuerdos, sin embargo, en las páginas publicadas por Marvel Comics también se pueden ver esbozos de los pensamientos y las emociones del padre de Hiro.

Overwacth

La crisis Omnica es el mayor punto de inflexión dentro del rico Lore de los héroes del futuro de Blizzard: corrompidos por un programa, los Omniums se enfrentaron a la propia humanidad, creando una serie de crisis que acabaron fragmentando las relaciones entre robots con inteligencia artificial y el resto de humanos.

A lo largo de los cortometrajes de 'Overwatch' como 'Viva', 'El último bastión' o el origen de 'Orisa' se puede ver cómo se exploran las relaciones entre los ómnicos y los humanos desde varios aspectos e incluso héroes como Bastion, Orisa o Zenyatta no solo tienen su propio contexto en ese amplio puzzle argumental, también poseen motivaciones y actitudes propias.

Ghost in the Shell

Masamune Shirow creó sus propios universos inspirados en el Cyberpunk que beben directamente de algunas de las obras anteriores y otras que se nos han quedado en el tintero como la trilogía de Neuromante. Y pese a que ha sido adaptada a la gran pantalla recientemente, ya era considerada una obra de culto a principios de la década de los 90.

Ahora bien, encontramos en su protagonista y su conflicto interior aspectos únicos: Motoko Kusanagi se puede definir como un espíritu humano envuelto en una prótesis integral. Algo muy conveniente a nivel argumental ya que en el fondo 'Ghost in the Shell' nos plantéa cuánta humanidad reside de manera consciente -o no- en este recipiente mecanizado.

Detroit: Become Human

Casi han pasado un siglo desde que se estrenara 'Metrópolis' y los experimentos con máquinas, la brecha entre clases y el miedo a que adopten un papel dominante frente a sus creadores han trascendido en el tiempo. Sin embargo, en esta ocasión el destino hará que estemos en el lado de los androides.

El último proyecto de Quantic Dream reúne los aspectos esenciales de nueve décadas de ciencia ficción y los condensa en una misma historia narrada a través de sus tres protagonistas: Kara, una asistenta del hogar; Connor, quien colabora con la policía y Marcus, cuidador al servicio de un anciano.

Sin embargo, no tardarán en tomar sus propias decisiones, unas que van en la dirección opuesta a lo establecido en una sociedad que los ve como máquinas reemplazables y sin derechos. Y pese a que es cuestión de tiempo que estalle una revolución, será la manera en la que ahondemos en los límites morales de nuestro contexto la que asentará los cimientos de una nueva era.

El futuro de la Inteligencia Artificial en la ciencia ficción

'Detroit: Become Human' no es el último eslabón de la cadena. De hecho, por delante tenemos interesantes propuestas como un 'Cyberpunk 2077' de los creadores de 'The Witcher' cuyo universo también pondrá sobre la mesa los mismos conflictos e incluso tenemos la adaptación cinematográfica de 'Alita: Ángel de Combate' a la vuelta de la esquina.

Hemos dado pasos de gigante en cuestión de inteligencia artificial, pero la ciencia ficción promete seguir siendo el espejo en el que sigan reflejando esos proyectos. Más concretamente, el espejo retrovisor de un coche que arrancó hace prácticamente una década, cuyo motor no se ha apagado y en cuyo depósito queda gasolina para otro siglo.

Más sobre Detroit: Become Human en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos