Nintendo rechazó la idea de hacer un Metroid Prime 3 de mundo abierto porque no tenía ni idea de lo que era una cazarrecompensas

Nintendo rechazó la idea de hacer un Metroid Prime 3 de mundo abierto porque no tenía ni idea de lo que era una cazarrecompensas
16 comentarios

De las numerosas entregas que forman parte de la saga Metroid hay algunas muy queridas por los aficionados de la serie, entre las que están todas aquellas de la trilogía Metroid Prime. Todas ellas cuentan con una propuesta muy similar y una jugabilidad en primera persona, aunque esa no era la idea original que tenía en mente Retro Studios.

El canal DidYouKnowGaming nos ha dejado con un vídeo de lo más completo con declaraciones de varios miembros de la compañía, quienes han revelado infinidad de detalles y anécdotas de lo más curiosas que se desconocían, como el hecho de que Metroid Prime 3: Corruption estuvo a punto de ser un juego en forma de mundo abierto.

Retro Studios quería hacer que Samus se mostrara como una verdadera cazarrecompensas. Eso nos habría permitido llevar a cabo misiones secundarias en las que perseguiríamos a villanos por toda la galaxia para capturarlos y cobrarnos una recompensa, aunque eso sí, no se hablaba de hacer una especie de Metroid Prime Skyrim con 200 horas de contenidos.

En su lugar lo que el equipo había pensado era el hecho de establecer un área central y desde ahí viajar por todas partes para cumplir con los objetivos secundarios, que no tenían por qué ser lineales o tener una progresión normal como la de los otros Metroid Prime.

Puestos a comparar, Retro Studios se imaginaba a Samus como una especie de Boba Fett, uno de los mayores cazarrecompensas de Star Wars, pero con sentido del honor. No obstante, en lugar de conseguir dinero o algún tipo de moneda, lo que se pensó era que los jugadores desbloquearan capacidades o habilidades adicionales por realizar estas tareas.

En este sentido, se había pensado en la posibilidad de mejorar la nave, ya que querían que fuese uno de los aspectos clave del juego. Si bien no se pretendía ofrecer la posibilidad de pilotarla, sí que se podría haber utilizado como aliada para atacar a los enemigos, pero al final esta idea fue descartada y en la versión final se limitó considerablemente su uso.

La cuestión es, ¿por qué se rechazó la propuesta de hacer un juego de mundo abierto? Pues básicamente porque Nintendo no tenía claro quién o qué era realmente Samus. Suena bastante loco teniendo en cuenta que hasta ese momento se habían publicado unos cuantos videojuegos de Metroid, pero resulta que la gran N no tenía ni idea de qué era una cazarrecompensas.

En una reunión con altos cargos de Nintendo se comentó que Samus no hacía nada por dinero. Era era muy altruista y se preocupaba por la humanidad, algo que sin duda se alejaba completamente de la personalidad de Boba Fett. De hecho, durante varios días se estuvo debatiendo qué hacer y Retro Studios no entendía por qué Nintendo se resistía tanto a una propuesta de este tipo.

Al final llegó a la conclusión de que Nintendo no sabía exactamente qué significaba ser una cazarrecompensas. A pesar de que la habían llamado así desde 1986, en realidad la veían como una aventurera espacial con un corazón de oro que no buscaba recompensas. Por eso mismo, debido a esta diferencia de ideas, se descartó la idea de hacer un juego de mundo abierto.

Tampoco ayudó el hecho de que en aquel momento Retro Studios era un equipo pequeño, compuesto por 45 desarrolladores, como para meterse en el desarrollo de un juego de esa magnitud. Eso sí, la propuesta no se tiró del todo a la basura, así que quién sabe si algún día se hará realidad. ¿Tal vez en el futuro Metroid Prime 4? El tiempo lo dirá.

Temas
Inicio