Publicidad

Apple niega las acusaciones de monopolio vertidas por Epic y pone a las consolas como ejemplos de prácticas similares

Apple niega las acusaciones de monopolio vertidas por Epic y pone a las consolas como ejemplos de prácticas similares
26 comentarios

Apple se ha pronunciado en los juzgados para oponerse a la orden de restricción de Epic sobre la prohibición de sus herramientas de desarrollo para iOS. En un documento legal, afirman que la única culpable de la situación ha sido Epic por no atenerse a las reglas, e insisten (como ya hicieron hace unos días) en que todo volverá a la normalidad si la compañía de Fortnite se retracta.

Todos los usuarios y desarrolladores que Epic dice que están en riesgo sufren esta desventaja únicamente porque los planes de Epic incluían romper sus acuerdos y llevar el caso a los juzgados para apaciguarlo. Epic ha puesto a los consumidores y a los desarrolladores en esta situación, no Apple.

El próximo 28 de agosto, Apple denegará el acceso de Epic a sus herramientas de desarrollo. Esta última alega que semejante acto perjudicaría también a todos los estudios que usaran Unreal Engine y quisieran publicar sus juegos en la AppStore. Hoy hemos conocido que incluso Microsoft ha sumado su apoyo a Epic por estas razones.

Epic mantiene su línea discursiva en la que acusa a Apple de monopolista, a lo que esta última también ha respondido en el anterior documento, asegurando que eso no se ha demostrado. Para ello pone como ejemplo a las consolas en las que Fortnite está disponible: PS4, Xbox One y Nintendo Switch.

Según la teoría de Epic, cada una de estas plataformas con millones de usuarios basadas en su propia tecnología sería un monopolio. (...) Las leyes anticompetencia desleal no pueden condenar a Apple por seguir los términos y condiciones impuestos desde 2008, sobre los cuales puso su AppStore disponible para Epic y otros desarrolladores.

Al igual que en móviles, todas las consolas también se llevan un 30% de las microtransacciones del Battle Royale, motivo por el cual Epic quiso distanciarse de Google y Apple. Sin embargo, la firma de Tim Sweeney no ha hecho nada en el caso de las consolas.

fortnite #FreeFortnite, la campaña con la que Epic ha querido convertir su lucha con Apple en un espectáculo

Hace un par de meses, el propio CEO de Epic explicaba que no había cargado contra las consolas como lo había hecho contra Apple y Google (Epic lleva mucho tiempo siendo muy vocal sobre este asunto) porque estas suelen venderse a un coste "igual o inferior" al de fábrica, ya que sus principales ingresos provienen del software.

No obstante, como un usuario le respondió en Twitter, máquinas como PS4 llevan ya varios años dando beneficios a sus respectivas compañías. Además, las consolas empiezan vendiendo con pérdidas porque suelen tener una vida útil de casi diez años para recuperar la inversión.

Asimismo, otro dato a tener en cuenta es el que Ars Technica señalaba en un artículo reciente, y es que durante 2019 el 71 por ciento de usuarios de Fortnite jugaba en consolas. En cambio, el PC ostentaba un 17 por ciento de la base de usuarios, y los móviles solo un 12 por ciento.

Habrá que ver en qué quedará todo esto, pero lo cierto es que no parece que vaya a acabar pronto. Apple llegó incluso a publicar un correo electrónico de Epic en el que esta última les pedía unas condiciones para evitar ese 30% de comisión, algo que la compañía de la manzana consideraba "un trato especial". No obstante, el propio Tim Sweeney ha señalado que en el susodicho email se decía también que querían esas condiciones para todos los desarrolladores.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios