Publicidad

Con Star Wars Battlefront la historia se repite: pagar por hablar bien de un juego
Industria

Con Star Wars Battlefront la historia se repite: pagar por hablar bien de un juego

Publicidad

Publicidad

Cuando se juntan dos factores como son la nostalgia y el fan más acérrimo que no perdona ni el más mínimo detalle, suele desembocar en mucha ira. Es lo que ha pasado con el reciente 'Star Wars Battlefront' de EA. Habiendo pasado diez años desde el anterior 'Star Wars Battlefront II' y con el cierre de su creador original, Pandemic Studios, es lógico que las expectativas fuesen altas.

A nosotros, como dijimos en nuestro análisis, no nos pareció revolucionario en ningún apartado, pero sí muy divertido en algunos de sus modos de juego, en concreto los dedicados a sus héroes y villanos más reconocibles. También nos ha parecido muy espectacular en el terreno visual, y si bien en modos de juego no anda mal del todo, la sombra del pase de temporada ha hecho mucha mella en él. Porque son 49,99 euros y con mucho contenido planeado de cara a 2016.

Todo esto ha provocado una de las mayores rajadas de los últimos meses...

Pagar para hablar bien de un juego (otra vez)


"Ellos querían pagarme para decir que me gustaba esta mierda de juego. Se lo pueden meter por el culo. Este juego apesta. Preferiría ver las estantosas precuelas a jugar a este montón de mierda un segundo más. EA ha mancillado el nombre de Star Wars.

Estas son las duras palabras del líder del grupo Breaking Benjamin. Supuestamente, EA tenía intención de que Benjamin Burnley hablase bien de su juego llegando a un acuerdo monetario. Pero no le salió bien la jugada, según se puede ver por su desproporcionada reacción en Instagram.

Por un lado tenemos al típico fan acérrimo descontento, y por otro a la compañía de turno que, supuestamente, habría pagado a gente famosa, con muchos seguidores, para dejar claro que les gustaba el nuevo 'Star Wars Battlefront' y con ello conseguir compradores potenciales.

Viendo la imagen, no me sorprende. Me da rabia, eso sí, saber que Benjamin podría haberse quejado igualmente, pero sin destrozar el juego. Esto es como el guitarrista, que en un alarde de originalidad y por llamar la atención como han hecho sus ídolos, rompe la guitarra en pleno concierto... ¡Yo quería esa guitarra, tontolaba! Maldita sea.

La opinión de Benjamin, visto lo visto, para mí vale precisamente una "mierda". Porque a la vista está, con las críticas de nuestra mano, que EA no ha conseguido el regreso perfecto. Pero tampoco es una "mierda", como asegura Benjamin. Es tan solo la clásica pataleta del que todo lo resume a un "cero" o a un "diez" en base a algo que le gusta o que no le gusta tanto. No hay mas que ver algunas de las valoraciones de sus usuarios en Metacritic, con varios que le calzan un 10, con un par de bemoles bien puestos, y los que le plantan un cero patatero, con el mismo criterio que los anteriores. Llama la atención, sobre todo, al saber que en cuanto a medios especializados este 'Star Wars Battlefront' no desentona mucho con los anteriores, todos ellos con una media de 70 y pico en PC. Es, por lo tanto, un juego notable. O al menos uno con el que nos podremos divertir.

Pero sí que entendemos su cabreo si al final resulta cierto lo expuesto por parte de EA. Porque no es la primera vez que sucede algo así. Eso de pagar por hablar bien de algo, sin dejar claro que es una campaña publicitaria, no nos pilla por sorpresa. Sin ir más lejos, con el tema de los youtubers se montó una buena el año pasado...

Los youtubers, un trozo de pastel muy codiciado

No sé si lo recordaréis, pero hagamos memoria. Enero de 2014. Tanto PS4 como Xbox One llevaban apenas unos meses en el mercado y Microsoft tenía muy perjudicada su imagen debido a unas malas decisiones cuando presentó su consola (decisiones que se habían corregido, pero que fueron complicadas de erradicar en la mente de los usuarios). Hasta que saltó la noticia.

Hubo publicidad encubierta por parte de usuarios de Machinima que no podían hablar mal ni de Xbox One ni de sus juegos. Y con dinero de por medio, claro. Tanto Machinima como Microsoft lo aclararon poco después, pero sin negar que sí había existido esta práctica, aunque por parte de Machinima se alegó que era "un secretismo que afectaba a sus términos", mientras que Microsoft escurrió un poco el bulto al negar que hubiese contrato con Machinima, aunque, eso sí, exigía que se debería haber aclarado en los vídeos publicados en donde hubiese una acción promocional pagada.

El daño estaba hecho.

Se sigue viendo con las valoraciones positivas

231115 Rockband4

Tampoco hace falta irse hasta los extremos de pagar a la gente, sea famosa o no (porque aquí también se podría mencionar a los medios que están empezando, sean de prensa escrita o youtubers potenciales, que son más manipulables cuando no sabes dónde te está metiendo), ya que también hemos visto casos de los propios responsables de equis videojuego haciendo trampa en las redes.

En 2011, por ejemplo, hubo mucha miga con el juego de 'Jurassic Park' de Telltale Games, donde dos de sus empleados le cascaron un 10 en Metacritic. Y cuando el juego llevaba pocas horas a la venta, ante la falta de análisis de la crítica especializada. Cualquiera que lo hubiese visto, habría pensado que era un juegazo. Pero la realidad fue bien distinta.

Tampoco hace falta retroceder tanto en el tiempo para encontrarse un caso parecido. Lo vimos el mes pasado con 'Rock Band 4'. En Amazon se escribieron muchas reseñas positivas, hasta que Harmonix se dio cuenta de que más de media docena eran de su propio equipo. Eso es muy feo.

Está bien que cualquiera responsable de un trabajo esté orgulloso de lo que ha hecho. Pero no se puede pretender ensalzar la realidad sin dejar claro, en la mayoría de los casos, que quien está detrás de una valoración positiva es precisamente una de las personas involucradas en la obra.

¿Cómo se resuelve toda esta polémica?

Hay que saber, por lo tanto, cuándo se habla de publicidad y cuándo no. En los programas de televisión se ve claramente, por ejemplo. Desde hace unos años se ha adoptado el formato en el que el propio presentador de un programa hace las veces de publicista, pero dejando claro que es una noticia publicitaria, y por lo tanto, pagada. Se habla del producto y ya está. El comprador decide.

Si una compañía de videojuegos decide pagar a ciertas personas para que hablen bien de sus productos, allá cada cuál con su conciencia, pero sería un error no dejar claro que es algo publicitado. Se podría llegar a un consenso, eso sí, en el que el famoso hable del producto, pero exponiendo su propia opinión, tanto buena como mala. Porque la mala prensa también vende.

Es mejor que hablen mal de ti, en este caso, a que no te mencionen en ningún lado. Aunque a 'Star Wars Battlefront' no le falte precisamente "nombre", que es sobre una saga cinéfila reconocible.

Imagen | Instagram

Más sobre Star Wars Battlefront en Weblogs SL

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir