"Creemos que Sony abusó de su posición y estafó a sus clientes". Por qué PlayStation ha sido demandada en el Reino Unido por 5.000 millones de libras
Industria

"Creemos que Sony abusó de su posición y estafó a sus clientes". Por qué PlayStation ha sido demandada en el Reino Unido por 5.000 millones de libras

Alex Neill, defensora de los derechos del consumidor en el Reino Unido, ha tomado acciones legales contra PlayStation solicitando formalmente una compensación para casi nueve millones de jugadores. La cifra de la demanda, por cierto, quita el hipo: 5.000 millones de libras. Al precio actual son casi 6.000 millones de euros y, como referencia, es bastante más de lo que Sony llegó a pagar por la compra de Bungie. ¿Qué es lo que ha pasado?

Tal y como recogen medios internacionales como la propia BBC o Sky News, Neill expone que PlayStation violó la ley de competencia, abusó de su poder de mercado para imponer términos y condiciones injustos a los desarrolladores y editores de juegos e incluso les obligó a subir los precios para los consumidores. Es decir, los propios jugadores.

De hecho, los dos medios anglosajones referidos utilizan la misma expresión utilizada por Neill: "PlayStation estafó a la gente". ¿Cómo? Según la demanda interpuesta, tanto al cobrar una comisión del 30% en cada juego digital a través de PlayStation Store como a través de las compras dentro de los juegos.

La defensora de los derechos del consumidor afirma que PlayStation "cobró de más" a sus propios clientes sin que éstos fuesen conscientes de ello cuando éstos realizaban compras de juegos digitales, estimando el total en 5.000 millones de libras esterlinas en los últimos seis años.

Una demanda, nueve millones de posibles indemnizados

Spider Man

Si bien, el caso en cuestión atañe a PlayStation, la otra realidad es que las comisiones en plataformas digitales por todo tipo de contenidos es algo frecuente y bastante recurrente. Sobre todo en dispositivos móviles. Epic Games inició su propia cruzada contra Apple y Google por motivos muy similares. 

Otra cosa son las acusaciones de Neill contra PlayStation sobre cómo la segunda obligó a desarrolladores y editores a subir los precios para los consumidores. Algo que, en declaraciones de la propia defensora de los derechos del consumidor a la BBC News está fundamentado y tienen muy presente.

Creemos que tenemos un caso realmente sólido, de lo contrario no estaríamos haciendo esto. Enfrentarse a una empresa como Sony es un asunto muy serio.

Alex Neill está siendo asesorada en la materia por el bufete de abogados Milberg London LLP. y la última palabra la tendrá el Tribunal de Apelación de la Competencia, lógicamente. Pero eso no quita que se trate de una cifra mareante: más allá del importe de la demanda, se especula que estamos hablando de casi nueve millones de jugadores afectados por las medidas de PlayStation.

Creemos que Sony abusó de su posición y estafó a sus clientes. Las acciones de Sony le están costando a millones de personas que no pueden permitírselo, particularmente cuando estamos en medio de una crisis del costo de vida y el bolsillo del consumidor está siendo exprimido como nunca antes

Y eso no es todo, tal y como se ha planteado el proceso y, como recoge la BBC, los usuarios de PlayStation en el Reino Unido tendrán automáticamente la posibilidad de sumarse a la demanda si:

  • Han tenido una consola PlayStation desde el 19 de agosto de 2016
  • Han sido residentes en el Reino Unido
  • Han comprado juegos digitales de PlayStation
  • O han realizado compras dentro del juego a través de PlayStation Store

Teniendo en cuenta la cantidad de PS4 distribuidas a nivel mundial y las cifras que manejan únicamente juegos como Fortnite, por ejemplo, las posibilidades de cumplir con el perfil son enormes.

Según se ha estimado, los daños en la reclamación oscilan entre las 67 libras y las 562 libras de promedio por persona . Sin embargo, la propia Neill tiene muy presente que esta acción es solo el inicio de un proceso que puede tardar varios años en resolverse. En caso de que se resuelva, claro.

Dicho lo cual, tampoco se descarta que haya un acuerdo directo por parte y de Sony y la marca PlayStation para amortiguar el golpe. Algo con lo que Alex Neill ya cuenta.

Con esta acción legal, estoy defendiendo a los millones de personas del Reino Unido a las que se les ha cobrado de más sin saberlo
Esperaríamos, dada la cantidad de consumidores afectados y la cantidad que creemos que han cobrado de más, que Sony quiera llevar esto adelante y llegar a un acuerdo. Pero no tenemos idea de lo que planean hacer

En cualquier caso, Alex Neill tiene claro que su demanda no caerá en saco roto al afirmar que "El juego ha terminado para Sony PlayStation"

Un golpe en el costado para PlayStation en un momento muy delicado

Screenshot 200

¿Hasta qué punto tiene fundamento esta demanda millonaria? Natasha Pearman, quien trabaja con Neill en el caso, tiene muy presentes los dos pilares que sostienen la causa:

Sony, quien domina la distribución digital de los juegos de PlayStation y el contenido de los juegos; ha implementado una estrategia anticompetitiva que ha resultado en precios excesivos para los clientes que están fuera de toda proporción con el los costes de Sony por la prestación de sus servicios.

En este aspecto conviene tener en cuenta que la propia Sony se enfrentó a una demanda colectiva por restringir la venta de códigos digitales para la PlayStation Store hace no demasiado.

Por otro lado tenemos el marco legal del Reino Unido. Y, según Pearlman, la prpopia Alex Neill conoce muy bien los márgenes y los ámbitos de la Ley de Derechos del Consumidor.

Este reclamo solo es posible debido al régimen de acción colectiva de exclusión que fue introducido por la Ley de Derechos del Consumidor de 2015; un régimen que Alex luchó por introducir. Esperamos trabajar con Alex y asegurarnos de que el régimen logre sus objetivos de proteger y compensar a los consumidores.
Screenshot 202

A partir de aquí se le abren tres posibles salidas a PlayStation.

  • La primera es contrarrestar la demanda y las acusaciones ante el Tribunal de Apelación de la Competencia, lo cual derivará en que la demanda no llegaría a ningún puerto. Como la acción está financiada por Woodsford, un equipo especializado de expertos en litigios y arbitraje, se amortiguarían los costes del proceso por la parte demandante.
  • La segunda es que el Tribunal de Apelación de la Competencia tenga en consideración la demanda y proceda con las cantidades estipuladas o las que estime convenientes. En caso de que éstas sean las solicitadas por Neill, se trataría de un golpe letal para PlayStation y una replantación de su modelo de venta de juegos digitales a nivel internacional para evitar que este mismo suceso tenga lugar en otros países.
  • La tercera, la más probable, es que se recurra a un arbitraje o a un acuerdo entre las partes interesadas. este acuerdo se puede traducir en diferentes soluciones directas o indirectas mucho más beneficiosas para PlayStation que el desembolso directo de las cantidades requeridas por defensora de los derechos del consumidor en el Reino Unido.

Y, no lo vamos a negar, con 5.000 millones de libras en juego, lo más probable es que Sony y PlayStation intenten la tercera vía.

Temas
Inicio