Compartir
Publicidad
Cuando la tecnología importa más que los juegos
Industria

Cuando la tecnología importa más que los juegos

Publicidad
Publicidad

PS4 Neo, Xbox One Scorpio, Nintendo NX, Oculus, Vive, PlayStation VR, Hololens… Esto es un problema, es una situación que está a años luz de lo que desearíamos muchos jugadores. Que todo gire alrededor de tecnología que podría ser la repera y que no hayan juegos en el horizonte es una decepción.

El E3 2016 se acerca y la rumorología habitual de estas fechas poco o nada tiene que ver con lo que debería, no se habla de juegos sino de consolas, y lo peor de todo es que con una segunda mitad de año que pese a algunos bombazos se presenta floja, esto nos debería tener temblando.

Se acerca un verano aburrido

Facepalm1

No es que todos estemos enganchados jugando a algo que nos tiene ensimismados (bueno, en realidad está ‘Overwatch’ acaparando toda la atención, pero poco más) y los lanzamientos de junio y el resto del verano no parecen tener intención de cambiar eso, y sin embargo lo único importante parecen ser las versiones Slim y Mega-CD de las actuales consolas.

¿Hola? ¿Hay alguien ahí? Este año tenemos que conformarnos con ‘Mirror’s Edge Catalyst’ cuando en 2015 en el mismo mes teníamos un ‘Batman: Arkham Knight’, un ‘Heroes of the Storm’ y un ‘Yoshi’s Wooly World’ para calentar junio.

Pero lo peor es que el resto del verano se presenta igual de poco esperanzador. ‘No Man’s Sky’ a principios de agosto y el nuevo ‘Deus Ex: Mankind Divided’ y la expansión Legion de ‘World of Warcraft’ a finales, son nuestras únicas esperanzas para un año en el que ‘Final Fantasy XV’, ‘The Last Guardian’ y las secuelas de ‘Gears of War’, ‘Dishonored’, ‘Titanfall’, ‘Battlefield’ y ‘Call of Duty’, cierran el catálogo.

Y el resto de 2016 no pinta mejor

Cierto es que la falta de Nintendo en el panorama a corto plazo le hace bastante daño a esa lista, eso y que el E3 podría arrojar más sorpresas para finales de año, pero de todas formas el conformarme con poco es lo que menos me preocupa, lo que realmente me molesta de todo esto es que estemos perdiendo el culo por saber más de las nuevas consolas cuando Microsoft y Sony están resbalando en exceso con su catálogo first-party.

Las grandes bazas triple A exclusivas de este inicio de 2016 de ambas consolas se reducen a ‘Street Fighter V’, ‘Ratchet and Clank’ y ‘Uncharted 4’ en el caso de PS4 y ‘Quantum Break’ en el de Xbox One. De ahí se salva uno, el resto han podido ser mejores o peores, pero a ninguno le ha faltado un “pero” que emborrone su calidad de vendeconsolas.

¿Cómo pueden preocuparse de mejorar consolas con semejante panorama? ¿Cómo pueden centrarse en eso cuando su único objetivo debería ser mejorar el catálogo de juegos exclusivos? “Es que la tecnología se ha quedado corta, y la realidad virtual y bla, bla, bla…” Venga, a pastar al campo amigos, que esto es pitorreo puro y duro.

Facepalm3

Una generación lanzada con prisas

La excusa del 4K y el tema de la realidad virtual no se la cree nadie. Soy el primero que está interesado en ver a dónde nos llevan dispositivos como Oculus o PlayStation VR, pero seguimos girando entorno al mismo tema, hablamos de tecnología y se nos llena la boca cuando esa tecnología, sin grandes juegos que la apoyen, no nos sirve de nada.

Con PS3 y Xbox 360 vivimos una generación que se mantuvo casi 10 años, una generación en la que todos acabamos pidiendo a gritos un salto de calidad y un cambio de consolas porque el PC estaba pillando carrerilla y Microsoft y Sony eran los típicos cenutrios sentados al final de la clase que retrasaban al resto.

10 años para estudiar el mercado y comprobar qué tendencias viviríamos en los próximos cinco años, qué tecnología necesitarían las nuevas máquinas para mantenerse a flote durante toda una generación. Y sin embargo apenas 3 años después, ya se nos han quedado cortas y la mayoría de third-parties tienen que recortar de aquí y de allá para que los juegos no se muevan a tirones.

Facepalm2

¿Será el E3 nuestro salvador?

Es para mosquearse. Es para tener la mosca detrás de la oreja y desear con todas nuestras fuerzas que en las conferencias del E3 de Microsoft y Sony se ceda lo mínimo a las actualizaciones de consolas, que todo se centre en los juegos y en las exclusivas de cada una y que, por supuesto, nadie tenga los santos bemoles de ponerse a hablar de series u otro tipo de entretenimiento capaces de robar tiempo en pantalla a los posibles ‘God of War’, ‘Forza Horizon’ o ‘Crackdown 3’ que estén por llegar.

Que se dejen de mandangas y se pongan las pilas con lo que realidad importa, los juegos, que nos sorprendan con novedades realmente potentes e impactantes que, de alguna forma, inviten a tomarse con algo más de calma las mejoras de consolas y adoptar las tecnologías que vienen detrás.

Y sobre todo, sin importar todo lo demás, que los juegos que lleguen sean auténticos vendeconsolas, algo que lamentablemente no ocurre con demasiada asiduidad.

Facepalm5
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos