Microsoft acusa a Sony de impedir llevar los juegos de Call of Duty a Xbox Game Pass por un acuerdo con Activision

Microsoft acusa a Sony de impedir llevar los juegos de Call of Duty a Xbox Game Pass por un acuerdo con Activision
18 comentarios

La lucha que está teniendo Microsoft con la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) de Reino Unido está regando la industria con cruces de declaraciones. El organismo estatal se encuentra en plena segunda fase de investigación sobre la compra de Activision Blizzard y si, de producirse, supondría un escenario de monopolio.

La semana pasada Xbox señaló a la institución al dejarse influenciar por los argumentos de Sony en contra de la operación. Ahora, en una nueva respuesta, Microsoft apunta que no puede llevar los juegos de Call of Duty a Xbox Game Pass debido a que Sony se lo impide.

Esto es debido a que, según la compañía, Activision y Sony poseen un acuerdo que restringe la posibilidad de llevar la saga bélica la servicio de suscripción "durante varios años". Esta cláusula seguiría manteniéndose a pesar de que la compra se hiciese realidad. No queda claro a qué duración de tiempo se refiere, si bien hablamos de un pie de página que enlaza a un tweet de Phil Spencer.

Tuve buenas charlas esta semana con los líderes de Sony. Confirmé nuestra intención de honrar todos los acuerdos existentes tras la adquisición de Activision Blizzard y nuestro deseo de mantener Call of Duty en PlayStation. Sony es una parte importante de nuestra industria y valoramos nuestra relación.

El máximo responsable de Xbox señaló a principios de 2022 que tienen la "intención de cumplir todos los acuerdos tras la adquisición de Activision Blizzard", en referencia a esta prohibición. Sony siempre ha mostrado su preocupación acerca de que Call of Duty se convierta en un producto exclusivo de Xbox, aunque desde los de Redmond se ha insistido en que no sería beneficioso para ellos.

No es la primera vez que Microsoft apunta con el dedo a Sony. Hace unos meses reveló que la compañía japonesa habría pagado a diferentes estudios para que no publiquen sus juegos en Xbox Game Pass. Por ahora, Brasil ya ha dado el visto bueno a la operación, al mismo tiempo que Activision Blizzard ha recibido una nueva demanda por acoso y abuso sexual.

Temas
Inicio