Publicidad

¿Qué está pasando con Blizzard? Así ha respondido la compañía tras el veto a Blitzchung en el Grandmasters de HearthStone
Industria

¿Qué está pasando con Blizzard? Así ha respondido la compañía tras el veto a Blitzchung en el Grandmasters de HearthStone

Publicidad

Publicidad

Un jugador de HearthStone protestó públicamente por los derechos de los habitantes de Hong Kong durante un campeonato oficial, y Blizzard optó por sancionarle de varias formas. A posteriori, muchos usuarios han vertido también sus propias protestas en contra de Blizzard. Ahora, la compañía ha salido a la palestra para explicar el caso. Pero, ¿de dónde viene todo esto?

Los antecedentes

Para explicarlo, primero hemos de remontarnos a 1997, año en el que Hong Kong deja de ser una colonia británica y pasa a manos de la República Popular China. No obstante, dados sus antecedentes, la ciudad se mantiene al margen de muchas de las gestiones del país, considerándose una Región Administrativa Especial. Esto significa que, a nivel político y legal, Hong Kong es casi autónoma de China.

De ahí nos trasladamos a junio de este año. Un nuevo proyecto de ley propone que los detenidos en Hong Kong por delitos como homicidios y demás sean extraditados a la región administrativa principal, es decir, a China, Taiwán o Macao. En otras palabras, se trata de una intentona por parte del gobierno para empezar a meter mano en la legislación de Hong Kong. Para muchos habitantes de la ciudad, esto significaría estar a merced de la represión política del Partido Comunista de China, liderado por Xi Jinping.

Hong Kong

Así pues, multitud de personas se lanzaron a las calles para manifestarse ya no solo por el proyecto de ley, sino por sus derechos civiles. Las protestas se siguen sucediendo aún tras cuatro intensos meses, alcanzando recientemente su punto más álgido en cuanto a violencia policial.

¿Qué tiene que ver esto con Blizzard? Pues todo empezó a principios de este mes, durante la competición asiática del Grandmasters de HearthStone.

El detonante

Como decíamos al principio, un jugador profesional de las cartas de Blizzard fue entrevistado en el streaming oficial taiwanés a raíz de su victoria en el torneo. Chung Ng Wai, más conocido como Blitzchung, apareció con una de las máscaras de gas que se usan como símbolo en las manifestaciones (prohibidas recientemente por una ley de emergencia), y expresó en público su apoyo hacia las protestas con las siguientes palabras:

¡Liberad Hong Kong, la revolución de nuestra era!

La respuesta de la compañía fue eliminar el streaming y sancionar a Blitzchung, retirando el premio monetario que había conseguido y vetándolo de participar en cualquier competición oficial durante 12 meses. Los presentadores que iban a realizar la entrevista fueron despedidos, a pesar de que lo único que hicieron fue esconderse debajo de la mesa cuando el jugador se expresaba.

El jugador de HearthStone procedente de Hong Kong, Blitzchung, llama a la liberación de su país en una entrevista después de una partida.

Según el comunicado de la propia Blizzard, la decisión se cimenta en que se infringieron las normas del campeonato Grandmasters. Estas indican que cualquier acto que “cause un desprestigio público, ofenda a una porción o grupo del público, o dañe a Blizzard” llevará su correspondiente penalización. Aseguran que, a pesar de todo, siguen defendiendo “la libertad para expresar los pensamientos y opiniones de cada uno”.

HearthStone

Las reacciones

Esto ocurrió el pasado martes día 8, y desde entonces, la comunidad se ha alzado en contra de la empresa, incluidos los propios empleados de Blizzard. Alrededor de 30 de ellos dejaron su puesto de trabajo en señal de protesta contra sus superiores, y de apoyo a Hong Kong. En el campus de la sede, donde se encuentra una enorme estatua de un orco, se leen los tres lemas de Blizzard: “Lidera con responsabilidad”, “piensa en global”, y “todas las voces importan”. Algunos de los trabajadores se reunieron allí con una serie de paraguas (otro símbolo utilizado en las manifestaciones) y taparon con papel las dos últimas frases.

No todos en Blizzard están de acuerdo con lo ocurrido. Los valores de "piensa en global" y "todas las voces importan" han sido cubiertos por empleados indignados esta mañana.

Por otro lado, durante un torneo universitario de HearthStone que se estaba retransmitiendo en directo, varios jugadores enseñaron un cartel en el que se leía “liberad a Hong Kong, boicot a Blizzard”. El momento quedó recortado del vídeo del streaming, y a los jugadores se les cancelaron sus entrevistas posteriores.

Aunque se esperaban la expulsión de futuras competiciones, no ha sido así. De todas maneras, han declinado seguir participando. Consideran que es “hipócrita” por parte de Blizzard sancionar a Blitzchung y no a ellos.

Un acto similar ha sido el de Brian Kibler, conocido jugador y streamer que se ha erigido como una de las personalidades más reconocibles tras HearthStone. En un comunicado emitido el pasado día 9 afirma que no le parece mal que se penalice a los jugadores en estas ocasiones, pero opina que las sanciones impuestas por la firma han sido desmedidas. En apoyo a Blitzchung, Kibler ha decidido no volver a trabajar con Blizzard como comentarista de sus eventos.

WoW Classic

La postura de Mark Kern es también férrea. No solo trabajó en World of Warcraft durante sus inicios, sino que también convenció a Blizzard para que volviera a lanzarlo en la forma de WoW Classic. Ahora, reniega de seguir jugándolo y de tener algún tipo de relación con la empresa californiana hasta que no se resuelva la situación.

En su hilo de tweets, explica que la industria del videojuego en China ha crecido hasta unos niveles incontrolables. Kern rechazó una inversión de dos millones de dólares, que él califica como “soborno”, para un juego que estaba desarrollando. Sin embargo, ha visto a otras compañías occidentales de títulos AAA aceptar ese dinero sin problemas.

Las compañías chinas intentaron arruinar mi carrera con noticias inventadas en la prensa. Se suele pagar por una prensa favorable en China, y parte de ese dinero va hacia los Estados Unidos también. Desafortunadamente, el dinero manda. China ha tenido éxito al infiltrarse en todos los niveles de la tecnología, los videojuegos, y más.

Hasta personajes de la política norteamericana se han pronunciado para denunciar las medidas de Blizzard. Esto es lo que dijo el senador demócrata Ron Wyden:

Blizzard demuestra que está dispuesta a humillarse a sí misma para complacer al Partido Comunista de China. Ninguna compañía americana debería censurar las llamadas a la libertad para conseguir dinero fácil.

Más sucesos han ido acompañando el veto de Blitzchung por sus protestas políticas. Medios como Eurogamer atestiguan que Blizzard desactivó su propio subreddit a raíz de esto. Ahora mismo vuelve a funcionar, aunque como era de esperar, está lleno de quejas por parte de la comunidad de jugadores. Allí se pueden ver unas cuantas imágenes de Mei, famoso personaje de Overwatch de origen chino a la que han elevado como icono de las manifestaciones de Hong Kong a raíz de la postura de la compañía.

Durante la misma semana, Riot Games pidió a los participantes de sus campeonatos públicos que no expresaran sus visiones políticas en ningún momento. La empresa detrás de League of Legends es propiedad de la compañía china Tencent, una de las más grandes del mundo en cuanto a videojuegos, y que también posee el cinco por ciento de Activision Blizzard. Muchos, como Mark Kern, han querido ver en esta relación una influencia por parte de las altas esferas chinas en la decisión de vetar a Blitzchung, ya sea de forma directa, o como medida preventiva.

J Allen Brack

La respuesta de los implicados

Los ánimos están muy caldeados en todos los frentes, y la firma no se ha quedado callada. En la noche del 12 de octubre, Blizzard comentó los últimos acontecimientos de boca de J. Allen Brack, quien hace un año fue nombrado presidente de la compañía. En primer lugar, han reducido la sanción de Blitzchung a solo seis meses, igual que a los comentaristas, y se le ha devuelto el dinero del premio. Por otro lado, aseguraron que China no ha tenido nada que ver con esto:

Las opiniones específicas de Blitzchung NO fueron un factor en la decisión que tomamos. Quiero dejarlo claro: nuestras relaciones con China no han influido en esta decisión.

En otros párrafos, Brack explica el papel de sus valores como compañía en el devenir de Blitzchung:

"Todas las voces importan", e incitamos enormemente a cualquiera en nuestra comunidad a compartir sus puntos de vista en todos los lugares que les permitan expresarse a sí mismos. Sin embargo, la retransmisión oficial tiene que centrarse en el torneo y debe ser un lugar en el que todo el mundo se sienta bienvenido. Apoyando esa noción, queremos que los canales oficiales se centren en el juego.
Parte de lo de "piensa en global", "lidera con responsabilidad" y "todas las voces importan" es reconocer que tenemos jugadores y fans en casi cualquier país del mundo. Nuestro objetivo es ayudar a los jugadores a conectar entre sí en áreas comunes, como su pasión por nuestros juegos, y crear un sentimiento de comunidad compartida.

No obstante, como se puede ver en el subreddit de Blizzard, todavía hay muchas voces que no se identifican con el comunicado. Algunos echan en falta una disculpa explícita, o unas palabras que justifiquen el despido de los entrevistadores.

HearthStone

Ante todo esto, ¿qué tiene que decir el propio Blitzchung? Chung Ng Wai se ha pronunciado también a través de su cuenta de Twitter. En primer lugar, agradece que la compañía reconsidere su expulsión, aunque seis meses le siguen pareciendo demasiado.

En un futuro, tendré más cuidado y expresaré mis opiniones o mostraré mi apoyo hacia Hong Kong en mis plataformas personales.

Aunque no condena la decisión de Blizzard acerca de penalizarle a él, sí que le gustaría que arreglaran lo de la suspensión de los presentadores, ya que no tuvieron nada que ver en el acto. También afirma que todavía no sabe si seguirá participando en el entorno competitivo de HearthStone después de los seis meses. Va a aprovechar este tiempo para reflexionar.

Lo que nos depara la Blizzcon

El ruido por parte de la comunidad sigue creciendo, lo que nos lleva a la inminente Blizzcon, que se celebrará del 1 al 3 de noviembre. La asociación Fight for the Future ya ha organizado una protesta colectiva de jugadores en las puertas del Anaheim Convention Center durante el primer día del evento. Piden a los usuarios que lleven paraguas y que incluso hagan cosplay de sus personajes favoritos de los juegos de Blizzard.

Defendemos apasionadamente los derechos digitales, y pensamos que este es un claro ejemplo de censura que nos ha perturbado a todos. Así pues, hemos querido promover [la protesta] hacia gente de nuestra comunidad y dejar que todo el mundo sepa que tendrá lugar.

No cabe duda de que Blizzard está en el punto de mira ya no solo de los jugadores, sino de personas influyentes relacionadas con la marca y hasta empleados. ¿En qué quedará todo esto para la Blizzcon? ¿Se retractarán de lo acontecido en el escenario? ¿Será la comunidad capaz de olvidar?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir