El arte perdido de las Memory Card: los míticos iconos de partida guardada en PlayStation y PS2
Juegos Retro

El arte perdido de las Memory Card: los míticos iconos de partida guardada en PlayStation y PS2

No era algo a lo que prestases atención y estaba a galaxias de distancia de las razones para motivar la compra de un videojuego, pero dudo que exista un detalle tan banal, y a la vez tan memorable, como los míticos iconos de partida guardada en las Memory Card de PSX y PS2.

Diseños estáticos en 2D, 3D, o animados que incluso podían cambiar dependiendo de la acción que fueses a realizar. Aquellas pequeñas imágenes se convirtieron en una de esas curiosidades que, pese a no ocupar portadas o especiales en las revistas de la época, sí se ganaron un hueco en nuestra memoria.

El legado de las Memory Card

Para aquellos que no conozcan la evolución de las partidas guardadas, la idea detrás de las Memory Card era ofrecer un sitio en el que poder salvar nuestro progreso en un juego sin ocupar espacio en la memoria de la consola. Una excusa más para vender accesorios -en la época del Centro Mail se vendía por unas 3.550 pesetas, algo más de 20 euros- con el reclamo de poder llevarte tus partidas guardadas a casa de un amigo.

Pese a lo mucho que nos dolía completar el espacio de una Memory Card y tener que comprar otra, o lidiar con la idea de borrar partidas guardadas, sí es cierto que aquello de cargar con las tarjetas de memoria de aquí para allá para compartir progresos -o incluso venderlos- se convirtió en algo habitual.

Pero no es eso lo que debe ocupar nuestra cabeza en este repaso -una historia para otro día, que se suele decir-, sino cómo un detalle sin aparente importancia pasó de curiosidad a seña de identidad, y de ahí a caer profundamente en el olvido.

Aunque algunos intentan recuperarlos y preservarlos en forma de hilos de Twitter y vídeos de YouTube, no deja de resultar curioso que tengamos un museo virtual dedicado a las máquinas de refrescos de la historia del videojuego y que en internet no haya un proyecto similar para los iconos de partidas guardadas.

El arte perdido de las tarjetas de memoria

Aunque es justo reconocer que hubo otras compañías que mantuvieron brevemente la moda -Nintendo la siguió con GameCube y Dreamcast también tuvo un sistema similar-, son las de la primera PlayStation, y especialmente las de PS2, las que han conseguido marcarnos de una forma especial.

Desde aquellos estridentes menús hasta ver cómo los iconos saltaban de un lado a otro. Desde los monigotes 3D moviéndose entre logos que giraban hasta la experimentación al copiar o borrar datos para ver si se ejecutaba una animación distinta.

Con el salto a PS3, con una interfaz mucho más limpia y moderna, aquellos míticos iconos de guardado pasaron a mejor vida y, aunque aún podían verse desde las tarjetas de memoria virtuales de dicho sistema, Sony dejó de utilizar la idea en favor de iconos tradicionales y autoexplicativos, normalmente con el logo o la carátula del juego.

Y así, de la noche a la mañana, los iconos de Memory Card fueron evaporándose sin que la gran masa los echase en falta. Uno de esos detalles que parecía haber desaparecido de tu cabeza y que, al ver imágenes y vídeos como estos, consiguen que vuelven a aflorar mil y un recuerdos.

Temas
Inicio