10 millones de copias en tan solo tres días: Pokémon Escarlata y Púrpura arrasan en ventas a nivel mundial

10 millones de copias en tan solo tres días: Pokémon Escarlata y Púrpura arrasan en ventas a nivel mundial
26 comentarios

Las cifras no mienten: Pokémon Escarlata y Púrpura es un exitazo comercial. Es indiscutible que a la novena generación le faltase pasar algo más de tiempo en el horno antes de servirse, pero ni eso le ha privado al vendeconsolas nintendero de recibir una acogida comercial muy, muy cálida: en tan solo tres días se han vendido más de 10 millones de copias en todo el planeta. Dos apuntes: Espada y Escudo vendieron 6 millones en una semana y casi la mitad de copias de esta nueva entrega principal se han vendido en Japón.

A través de un comunicado oficial la propia Nintendo celebró este nuevo hito indicando un nuevo récord histórico para Nintendo de ventas globales y en territorio nipón en lo que se refiere a los tres días después del lanzamiento de un juego. Superando en Japón exitazos como Splatoon 3 con otra cifra astronómica: en tan solo tres días se han repartido 4,05 millones de unidades de Pokémon Escarlata y Púrpura únicamente en el país del sol naciente.

Datos que, todo sea dicho, demuestran la buena salud del sector de los videojuegos: hace cuestión de horas PlayStation Studios sacaba músculo con los más de 5 millones de copias vendidas de God of War Ragnarök en sus primeros siete días. Otra barbaridad que nos abre otra pregunta más interesante: ¿qué números barajará Pokémon Escarlata y Púrpura una semana después?

En cualquier caso, ya había serios motivos para estar muy ilusionado con esta nueva entrega de Pokémon: se trataba de la muy esperada y largamente aplazada evolución de la fórmula tradicional incorporando elementos muy demandados como multijugador a lo largo de la aventura, un sistema de progresión no lineal y lo más interesante de todo: la nueva región de Paldea es un enorme mundo abierto. Uno, por cierto, muy inspirado en España.

10 millones de razones para continuar en esta dirección, y un "pero"

Screenshot 1110

En el comunicado oficial Nintendo pone un énfasis especial en que Pokémon Escarlata y Púrpura es el primer juego de mundo abierto de la saga. Quizás no sea el mejor juego de mundo abierto de Switch (ahí tenemos Zelda: Breath of the Wild o The Witcher 3) pero lo cierto es que se trata de un movimiento muy esperado por los fans. ¿Y ahora qué?

Lo que sabemos es que The Pokémon Company tiene planes concretos de cara a ampliar el juego y abrirlo: en 2023 se hará compatible con Pokémon Home, con lo que podremos importar nuestros Pokémon de entregas anteriores, y Pokémon Go!. Además, están previstos una serie de eventos dentro del juego que le darán más vida a nuestras incursiones en Paldea.

Con todo, se hace inevitable no pensar en que acabaremos viendo expansiones de contenido en forma de DLCs, tal y como sucedió con Pokémon Espada y Escudo. Si éstas aportan riqueza y variedad a la experiencia principal y llegan a un precio razonable, bienvenidas sean.

Screenshot 1111

En cualquier caso, todos estos éxitos y buenas noticias no quitan que la prioridad de The Pokémon Company pase por ofrecer una experiencia de juego más estable y fluida y, ya puestos, que las próximas entregas lleguen más pulidas. La cantidad de bugs de Pokémon Escarlata y Púrpura no son algo muy propio de los juegos de Nintendo.

Los diez millones de unidades vendidas de Pokémon Escarlata y Púrpura son solo el comienzo de un proyecto ilusionante y que todavía está en su etapa inicial. Una muestra del apoyo de los fans de todas las edades de una saga que ha traspasado generaciones. Porque, quizás, la nueva aventura de Pikachu no esté entre los mejores juegos del año (según The Game Awards) pero eso no ha sido un obstáculo para que ya haya más de diez millones de jugadores que han retomado su carrera de entrenador con una ilusión muy especial.

Temas
Inicio