Microsoft actualiza Xbox Series X para instalar juegos sin conexión a internet, pero el verdadero problema está lejos de resolverse

Microsoft actualiza Xbox Series X para instalar juegos sin conexión a internet, pero el verdadero problema está lejos de resolverse
12 Comentarios

A la hora de hablar de conservación de videojuegos, es evidente que la industria sufre un problema grave. Son muchísimas las obras que se pierden en un limbo inalcanzable, con el trabajo de la comunidad como último recurso. En este sentido, las consolas más recientes padecen un problema endémico.

¿Qué sucederá el día en el que Sony o Microsoft decidan apagar el servicio de sus plataformas online? En el caso de PS4 se ha solucionado esta situación para los juegos físicos, al igual que sucede con PS5. Sin embargo, Xbox Series X todavía se resistía a cambiar. Hasta ahora.

Gracias a las pruebas realizadas por el youtuber Hikikomori Media, hemos sabido que la consola de nueva generación de Microsoft permite jugar a videojuegos sin necesidad de estar conectado a internet. Todo ello teniendo en cuenta la actualización más reciente, la de septiembre de 2022.

Por ejemplo, Hikikomori prueba Resident Evil Village, el cual es un título que gracias al Smart Delivery de Xbox se puede jugar tanto en Xbox One como en Xbox Series en su correspondiente versión. No experimenta ningún problema, de la misma forma que con Nier Replicant, Devil May Cry HD Collection o Judgment.

Una de cal y otra de arena

Con todo, el primer tropiezo llega al intentar utilizar el sistema de retrocompatibilidad de Xbox Series X. Deadly Premonition y Panzer Dragoon Orta no pueden ser jugados al requerir de una conexión obligatoria a internet. Por tanto, los títulos de Xbox 360 y la Xbox original quedan fuera de la ecuación ya que no se ejecutan de forma nativa.

Como se podía esperar, los juegos de Xbox Game Pass precisan de conexión a internet, lo cual es lógico teniendo en cuenta que es un servicio de suscripción. Por el contrario, las obras digitales que tengamos en propiedad absoluta sí que se pueden jugar sin una red de internet conectada.

Evidentemente, estamos hablando de un paso adelante dado por Microsoft, pero estamos lejos de la solución definitiva. Tal y como indica el grupo de preservación Does it play?, hay dos problemas a solucionar todavía:

  • La Xbox Series X necesita ser configurada con una conexión a internet la primera vez que se instala.
  • El sistema de Smart Delivery provoca que muchos discos físicos no tengan la versión completa del juego, por lo que se vuelve a requerir una conexión a internet. Ejemplos de ello son Halo Infinite y Forza Horizon 5.

Por tanto, toca esperar para comprobar si Microsoft podrá evitar estos obstáculos o está atada de pies y manos para dar con la tecla correcta.

Temas
Inicio
Inicio