Análisis de Days Gone para PC: cumple con lo que se espera de PlayStation Studios, pero tropieza con las mismas piedras que en PS4
Análisis

Análisis de Days Gone para PC: cumple con lo que se espera de PlayStation Studios, pero tropieza con las mismas piedras que en PS4

En Days Gone, salvo que te desvíes mucho, se tardan más o menos unas 40 horas en llegar -en moto- a los títulos de crédito. Dada su naturaleza de mundo abierto, es bastante probable que esa misma cifra se te acabe disparando. Con lo bien que lucen sus escenarios en PC, incluso más. Dos años después de su lanzamiento en PS4, el juego de Bend Studio encuentra en los sistemas de escritorio una merecida segunda oportunidad de brillar.

Lo cual no quita que, en apenas 40 minutos ya te hayas hecho una idea bastante clara del juego en su conjunto. Que pases de acomodarte a los controles a meterte de lleno en el grueso de su experiencia en modo automático, y -hasta cierto punto- apenas te lleves sorpresas con todo lo que Days Gone te acaba ofreciendo. Factores que, a su modo, no jugaron en su favor en PS4, y vuelven a manifestarse en su adaptación sin bloqueo de FPS para Steam y la Epic Game Store.

Porque Deacon St. John, el personaje central de Days Gone, es esa clase de protagonista al que tienes calado al instante. Al minuto y medio de poder girar la cámara del juego sabes que seguirá casi a rajatabla el patrón del motorista intrépido y superviviente temerario de una pandemia zombi. El héroe a la fuerza con su propio código de honor. Dicho mal y pronto, un Daryl Dixon de manual, hecho a medida de la marca PlayStation.

A través de Deacon y sus diferentes motivaciones se nos abre un mundo abierto hostil, pero rico y generoso. Es más, recorrerlo en moto mientras nos adaptamos a lo mejor y lo peor del clima y la topografía del Noroeste del Pacífico sea uno de los máximos reclamos de Days Gone. Dicho lo cual, mientras más nos sumergimos en el juego más ambicioso jamás hecho por Bend Studio, más se hace más patente y palpable su mayor flaqueza: una constante sensación de déjà vu.

Únete a nuestro servidor oficial de Discord

Eso sí, la llegada a PC no le ha sentado nada mal a Deacon: Days Gone ya no tiene que medirse de manera frontal -o indirectamente- con los superventas protagonizados por Kratos, Aloy, Ellie o un Sam Bridges que, por cierto, comparte rostro con Daryl de The Walking Dead. Y eso, en muchos aspectos, acaba jugando en favor del juego de Bend Studio y su manera de reivindicar su propuesta de acción y supervivencia en amplios entornos naturales.

Ss A947f551335679fbffcbe64a3ffcb939429ed533 1920x1080

Y, sin embargo, la gran paradoja de Days Gone sigue presente: pese a ser un buen juego, le cuesta horrores lograr hacer click con el propio jugador. En arropar la inevitable rutina de sus misiones de infiltración, supervivencia y exploración con una historia capaz de dejar algo parecido a una impronta propia. Y eso, teniendo en cuenta que no es precisamente una producción menor, lo hace palidecer frente a otras alternativas.

En este aspecto, se podría decir que entre los títulos con la firma de PlayStation Studios, ya no basta con ser un juego muy bueno y estar bien ensamblado: para estar a la altura de la marca hay que ser realmente excepcional. Dicho de otro modo: Days Gone lo tiene todo bien atado y en su sitio como videojuego, pero su gran pecado es le falta ese extra que hace distinción entre los mejores juegos y esos que acaban posicionándose entre tus juegos favoritos. Y eso que, como veremos, hay motivos para dedicarle más horas de las necesarias.

Bienvenido a lo que queda de Oregón: si quieres vivir, no te alejes mucho de la moto

Ss 51bba26ea4b2e6db912e722198f8349c51df5f49 1920x1080

El mundo se viene abajo y Deacon St. John, un veterano de guerra, se ve obligado a tomar una decisión de la que sabe que se acabará arrepintiendo el resto de su vida: encontrar una vía de escape junto al amor de su vida o impedir que su mejor amigo se quede abandonado y a su suerte.

En un futuro no muy lejano, una pandemia ha sido desatada a escala global. El caos  y la violencia se han apoderado de las calles de cada ciudad y la civilización tal y como la conocemos se derrumba. El origen de todo: una extraña mutación ha comenzado a extenderse sin medida entre la población, convirtiéndolos en seres descerebrados y brutalmente hambrientos de carne humana.

Escapando a la desesperada en mitad de esa hecatombe, Deacon se topa con una disyuntiva: en el último helicóptero de escape solo hay plaza para dos tripulantes más. Por un lado, su esposa Sarah está herida de gravedad y si no emprende el vuelo no sobrevivirá. Por otro, partir dejando a su suerte a su mejor amigo Boozer es condenarlo a morir.

a

En un momento de claridad, nuestro protagonista da un paso atrás y deja marchar a su amada para quedarse con Boozer. La intención original de Deacon era volver a encontrarse con su mujer una vez hubiese pasado el peligro. La realidad es que han pasado dos años desde que vio partir a Sarah en el helicóptero y el mundo es un lugar todavía peor.

En lo jugable, Days Gone es un auténtico crisol de influencias que van desde State of Decay a The Last of Us en el ámbito de los videojuegos, elementos muy palpables del cómic y la serie The Walking Dead y hasta alguna que otra pincelada de Sons Of Anarchy.  Todo ensamblado en un mundo abierto en el que la acción le come mucho terreno a la exploración, y ambas dejan el espacio justo y necesario a la trama argumental.

Tomando el papel de un Deacon St. John mucho más curtido en esta pesadilla post-apocalíptica y reconvertido en cazarrecompensas, nuestro propósito principal será recorrer en moto el enorme mapa que Bend Studio ha dispuesto para satisfacer las necesidades de las comunidades de supervivientes, aceptar encargos y, en la medida de lo posible, acabar con todas las extremidades intactas frente a los peligros de este tiempo de caos.

En este sentido, la clásica acción en tercera persona de Days Gone sabe cederle espacio y protagonismo a la infiltración. No solo para poder pasar inadvertido ante las hordas y criaturas que nos salgan al paso, sino también a la hora de enfrentarnos los enemigos más peligrosos: los supervivientes más hostiles. Lo cual, todo sea dicho, termina de redondear la cantidad de clichés en torno al género de zombis del propio juego.

a

Mando en mano, Days Gone no innova ni lo necesita. Podremos gestionar nuestro inventario con comodidad con menús radiales, crear medicinas o armas sobre la marcha y emplear tácticas de sigilo y pequeñas estrategias que harán más eficientes nuestras incursiones y, con la suficiente pericia, menos dolorosos los recados que deberemos hacer. Y de esos hay una barbaridad.

Entonces, ¿qué aporta exactamente Days Gone a los juegos de supervivencia y mundo abierto? En cierto modo, esa es la gran pregunta. Bend Studio no arriesga ni tampoco impresiona, pero sabe asimilar muy bien ideas que funcionan y llevarlas a su terreno. Y en este aspecto, la experiencia en la que más se ha volcado el estudio de Oregón es en los trayectos en moto.

  • Por un lado, dándole vida y presencia palpable a su mundo abierto a través de amplios paisajes sometidos con acierto a toda clase de climatologías. Invitándonos a que nos perdamos constantemente o trasteemos con regularidad con el modo fotografía.
  • Pero, también, convirtiendo nuestras motocicletas en una parte esencial del juego. Deberemos cuidarlas, arreglarlas y mejorarlas cuando toque. Durante los compases iniciales, encontrar bidones de gasolina será tan importante como  contar con munición. A cambio, los paseos a dos ruedas se convertirán en el verdadero motivo por el que regresaremos a nuestra partida.

Conforme vayamos aceptando encargos o destramando la historia principal, Deacon irá adquiriendo mejoras, aprenderá a construir nuevas armas o tipos de munición y adquirirá habilidades de supervivencia, ataque y sigilo que aumentarán ligeramente sus posibilidades de vivir lo suficiente para ver un nuevo amanecer a lomos de nuestra moto.

Days Gone para PC: mismos contenidos, pero sin límites de hardware

Ss A5e5074c29e427c96fcb73118111e1806b77b4e0 1920x1080

Days Gone  llegó en abril de 2019 a PS4 de la mano de una cantidad poco frecuente de parches y actualizaciones. Algunas de ellas se subieron a PSN previas al propio lanzamiento, mientras que otras vistieron de gala al juego con vistas a lo que podía ofrecer PS5. En este aspecto, la versión de PC es la revisión definitiva.

De partida, porque cumpliendo con los requisitos el juego luce a unos más que fluidos 60 FPS que le sientan de maravilla a nuestras escapadas en moto, especialmente cuando llueve. Y lo mejor es que si nuestro PC se presta a ello, el framerate estará desbloqueado.

Por su parte, además de poder ver el juego a resoluciones 4K, el nivel de detalle de los modelos o la distancia de dibujado también se han acomodado a las posibilidades que pueden ofrecer los PCs equipados y ensamblados para jugar. Los paisajes y los pequeños detalles lucen mejor que nunca y las vistas desde los lugares elevados están a otro nivel.

En este aspecto, incluso podremos aprovechar el modo foto del juego -el cual está disponible desde el día uno en la versión de PC- para aumentar todavía más la resolución y conseguir imágenes espectaculares.

Y ojo, que éste no es el único extra que llegó de post-lanzamiento en PlayStation y que estará presente en nuestras primeras partidas desde PC: nada más iniciar el juego y al arrancar la partida nos toparemos los modos supervivencia, desafío y Nueva partida+. Aunque, lógicamente, este último no tiene demasiado sentido desde el principio, ya que -desafortunadamente- no es posible importar nuestras partidas de PlayStation.

a

Hemos hablado de mejoras técnicas y modos de lanzamiento, pero: ¿qué pasa con las novedades? PlayStation Studios añade un par de sorpresas especialmente  agradecidas, como el soporte para ratón, teclado y nuevos tipos de mando o la posibilidad de jugar en ultra-panorámico. Pero nos tememos que en las ediciones de PC de Days Gone no hay nuevos contenidos. Y eso tiene una consecuencia directa: empezarlo de cero en PC cuesta el doble si ya lo jugaste en consola o desde PlayStation Now.

No es que el juego necesitase un epílogo adicional, ni mucho menos. Y es una lástima que no se haya implementado un sistema de trazado de rayos con los espectaculares efectos que se hubiesen conseguido a través de los charcos. Pero embarcarse en Days Gone desde PC y toparse con que el mapa del juego  vuelve a ser un lienzo en blanco es algo que se hace muy cuesta arriba.

La opinión de VidaExtra

Ss 80bbb5ea187cc422012f7a84e694f20f87a26862 1920x1080

Que Days Gone no lograse causar el mismo impacto que Horizon Zero Dawn desde su presentación o tras su lanzamiento obedece a muchos motivos. Quizás, el más importante de ellos es el contraste entre sumergirse en una aventura de mundo abierto y ciencia ficción con todo por descubrir y lo difícil que es captar la atención a través de la enésima experiencia de zombis y supervivencia.

Dicho lo cual, pese a las diferencias y similitudes entre los juegos de Aloy y Deacon, sobresale lo más esencial: los dos son títulos muy bien ensamblados que garantizan al jugador decenas de horas de entretenimiento y desafíos. Experiencias single-player que delatan el toque y el estilo cada vez más definido de una PlayStation Studios que, incluso cuando no logra sorprender, deja patente que sabe hacer las cosas bien. Desde la labor actoral, liderada por Sam Witwer al siempre intachable trabajo de voz de Claudio Serrano en la versión española.

En este sentido, Days Gone se posiciona como un título que cumple con holgura lo que se espera de una superproducción. Su entorno es rico y se siente vivo y su propuesta de juego nos tendrá dando paseos en motos más de lo necesario. A veces, por completar esa misión secundaria que nos garantizará una mejora, otras por el gustazo que da perderse  por sus entornos.

a

El gran problema de Days Gone no es que no estemos ante un buen juego de acción, supervivencia y mundo abierto, sino que todo lo que pide prestado como videojuego se acaba volviendo -en cierto modo- en su contra. Lo cual se traduce en la sensación de que todo lo que aparece durante tus partidas ya lo has visto y jugado en otro lado.

Como es lógico, eso dificulta, como comentamos al principio, que Days Gone acabe convirtiéndose en tu próximo juego favorito. Y, en el proceso, que una vez terminada la historia le restes horas a GTA V, The Witcher 3 o cualquiera de los tres últimos Assassin's Creed con tal de hacerte con todos sus coleccionables.

Sin embargo, y con todo lo anterior por delante, el juego de Bend Studio no necesita ser ni especial ni excepcional para cumplir holgadamente con lo prometido e insinuado: Days Gone un mundo abierto en el que la aventura y la acción están garantizados. Que pone a prueba nuestra capacidad de supervivencia. Un single-player de esos que tan bien se le da hacer a PlayStation Studios.

Days Gone

Days Gone

Plataformas PC (Steam y Epic Games Store). También disponible en PS4
Multijugador No
Desarrollador Bend Studio
Compañía PlayStation Studios
Lanzamiento 18 de mayo de 2021

Lo mejor

  • Un mundo abierto lleno de peligros y posibilidades que se presta a ser recorrido en moto
  • Las mejoras técnicas de la edición de PC acentúan los puntos fuertes del juego

Lo peor

  • Demasiadas misiones y tramas que dan la sensación de haberlas jugado en otro lado.
  • Se echan en falta nuevos contenidos

Temas
Inicio