La demo de Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin me ha dejado intrigado con su interpretación del universo de Square Enix
Análisis

La demo de Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin me ha dejado intrigado con su interpretación del universo de Square Enix

Muchas sensaciones nos pasaron a todos por la cabeza cuando vimos Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin al final de la conferencia de Square Enix durante el E3 2021. Supuso el bombazo final de la noche, la guinda en el pastel que había comenzado a construirse con Marvel’s Guardianes de la Galaxia. No era Final Fantasy XVI, era una visión única y completamente revolucionaria para una franquicia legendaria.

Team Ninja haciéndose cargo de una saga de este calibre y dotándola de los esquemas típicos de la desarrolladora era algo que nunca se nos había pasado por la cabeza. Internet se ha llenado estos dos días de memes y burlas acerca de varios aspectos del juego, como la apariencia de sus personajes o la calidad gráfica de la obra. Que la demo para PS5 haya salido dañada no ha servido para limpiar la imagen de un título que ni siquiera tiene fecha de lanzamiento.

Finalmente, el equipo de trabajo ha dado con la tecla y ha puesto fin a los problemas. Ya hemos podido catar lo que Jack y sus amigos pueden hacer, como poner fin al Caos y sus malévolos planes.

Fuera la fantasía, bienvenida la agresividad

Un campo amarillo que se extiende más allá de lo que nuestra vista puede alcanzar es el primer recibimiento que tenemos. Una pequeña arena en la que comenzar a adaptarnos a los controles, familiarizarnos con unas mecánicas que se extienden como raíces. Estamos ante un arquetipo de lo visto en los juegos de Nioh, lo cual ya nos permite hacernos con la situación rápidamente.

Encarnamos a Jack, un Guerrero de la Luz que está acompañado de Ash y Jed, los cuales conforman el trío de la profecía reza que unos jóvenes llegarán para salvar al mundo de la oscuridad. Originalmente, eran cuatro, por lo que falta un integrante el cual no es mencionado de ninguna forma. Sea como sea, estamos en pleno intento de rescatar a la princesa Sara del Templo del Caos, dominio del poderoso Garland.

E37iz1vwqacxmaj

Mandoble. Esa es la primera herramienta de trabajo que recibiremos y como tal, hay que dominarla. El tutorial nos da esos consejos previos, como la posibilidad de hacer parry pulsando el botón círculo o el empeño que debemos mostrar a la hora de agotar la barra de Ruptura de los enemigos. Este movimiento puede realizarse mantenido en el tiempo, a costa de agotar nuestra propia barra de Ruptura. Quien se quede sin energía en primer lugar quedará indefenso ante los ataques rivales.

Es en ese momento cuando podremos realizar el Rompeánima, un ataque brutal con el que acabar de un solo golpe con el contrincante. Se trata de una acción especial en la que incluso la cámara utiliza vistosos planos para mostrar la agresividad de la ejecución. Duendes, murciélagos o Booms clásicos de la marca morirán en una violenta explosión rojiza.

Para llegar a este punto es necesario agotarlos a base de ataques rápidos o cargados. Serán estos últimos con los que tendremos que estar bien atentos, ya que agotan rápidamente nuestra barra de PM, la cual es imprescindible para realizarlos. Por otro lado, la personalización es realmente amplia. Solo controlamos a Jack y, aunque no podemos modificar su rostro, sí que podremos equiparle con los diferentes atuendos, mantos, faldones o guantes que arrojen los enemigos o encontremos en los cofres desperdigados por los pasillos.

Un aspecto realmente interesante es la agilidad con la que podemos cambiar rápidamente de trabajo. Bien podemos ser caballero, brujo, lancero o guerrero, lo que nos reporta varios sets para combatir. Todos ellos pueden ser configurados a nuestro gusto, usando en una una alabarda o un bastón para lanzar magias como Aero, Aqua o Electro. A todo ello hay que agregarle las destrezas y técnicas, una serie de habilidades que podremos ir desbloqueando a través de su correspondiente árbol. Amén de que ganaremos afinidad con cada armadura según la vayamos usando.

E37i0soxwaugeea

Presentación intrigante para un plato ya conocido

Con todas las cartas encima de la mesa, es complicado apostar por Stranger of Paradise. Sí, su mayor atractivo es coger por la pechera a Final Fantasy y darle la vuelta completamente, pero a nivel mecánico no nos encontramos con una experiencia que supere a ninguno de sus competidores. Tanto Ash como Jed nos acompañan durante la travesía, pero no podemos indicarles realizar acciones de ningún tipo.

No resultan molestos, ni mucho menos, pero su papel se reduce a servir de distracción ocasional durante los combates mientras nos recuperamos y a soltar la contestación u observación de turno ante lo que acaba de suceder. Por estos motivos me he negado a proporcionarles una de mis pociones con tal de revivirlos durante la batalla.

Alrededor de una hora de duración posee esta demo, lo cual le da tiempo a realizar ese guiño a los atajos tan clásicos de Hidetaka Miyazaki a través de una escalera que conecta con el principio del Templo. El recorrido se resume en nuestra tarea de acabar con los focos de oscuridad presentes en muchas de las salas. Al acabar con ellas, dejarán de expulsar enemigos y nos permitirán abrirnos pasos en otras ocasiones.

Todo se corona con el enfrentamiento con el Caos Latente, Garland. Un jefe final que sí que está a la altura de las circunstancias y puede dar algún problema que otro durante la segunda fase de su combate. Una vez pongamos fin a sus ataques, la demo acabará, dejándonos ya no solo con la miel en los labios, sino con la necesidad de una cinemática que le dé el cierre oportuno a esta demostración.

Un último sinsabor nos lo deja es el mencionado apartado gráfico. Evidentemente estamos ante un juego creado en el año 2021, pero el resultado final, con las texturas planas y el conjunto tremendamente oscuro nos transmite esa sensación de que está lejos de ser mínimamente puntero.

E37izzewuakdael

Lo que nos deja con la intriga es el contexto general de lo que sucede. Tetsuya Nomura es la gran cabeza pensante detrás de los últimos proyectos de Square Enix y bajo su responsabilidad se encuentra darle forma a esta reinterpretación de los acontecimientos del primer Final Fantasy. La obra lanzada en 1987 era un RPG de la vieja escuela, que se valía de los conceptos de luz y caos para construir su trama de fantasía.

Las vestimentas y apariencia del trío nos permite dudar de su pertenencia a ese universo y quizás estemos hablando de un Isekai, un género japonés en el que las personas de nuestro mundo son transportadas a otro para vivir una aventura. Si este es el caso, las cinemáticas y los diálogos entre el grupo no nos lo desvelan. El misterio alrededor de cuál es la diferencia exacta con el argumento de hace 34 años parece que seguirá un tiempo.

Temas
Inicio