Publicidad

Retroanálisis de Super Off Road, el juego de las carreras de 4x4 con la imagen del legendario Ironman
Análisis

Retroanálisis de Super Off Road, el juego de las carreras de 4x4 con la imagen del legendario Ironman

Publicidad

Publicidad

A raíz del mítico Teenage Mutant Ninja Turtles de Konami para recreativas que se lanzó en 1989 me puse a recordar un montón de juegos que salieron en dicho año. Un gran broche de oro antes de la nueva etapa de los noventa.

Entre esos clásicos que mencionamos hace unos días se topaba la recreativa Super Off Road de Leland Corporation que vino acompañaba en su debut con el reclamo en el titular de Ivan "Ironman" Stewart, toda una leyenda de las carreras off-road y con un palmarés envidiable en sus casi 30 años en activo, al conquistar 15 campeonatos y lograr más de 80 victorias en total. Pero, ¿y qué hay del videojuego? ¿Qué tal le ha tratado el paso del tiempo?

Carreras arcade sobre terrenos exigentes

Super Off Road

Debo decir que fue un juego del que guardaba buen recuerdo por todas esas partidas que eché con dos colegas más en mi Amiga 500, estando incluido actualmente en la colección de Midway Arcade Origins de PS3 y Xbox 360 (retrocompatible con Xbox One), del que recordamos el olvidado Xybots.

Gracias a ese popurrí de clásicos de Midway pude rememorar su versión original, la de recreativas (aunque ya sin mención a Ironman, eso sí), más limitada en algunos aspectos (menos pistas que en las conversiones a las consolas de la época, como Mega Drive o Super Nintendo; mención especial de lo más curiosa al port de NES, donde gozó de multijugador para cuatro), pero mejor en todo lo demás pese a seguir siendo un juego de lo más duro.

¿Duro en qué sentido? En todos esos obstáculos a lo largo de cada una de las ocho pistas (sin contar el modo espejo) que había en el original de 1989. Todas sobre tierra, pero con distintos desniveles que no solamente hacían que nuestro vehículo aminorase la velocidad, sino que resultase mucho más complicada la tarea de seguir el trazado de la pista sin acabar chocando.

Lo verdaderamente llamativo (en su época), fue que Super Off Road nos permitía mejorar nuestro vehículo con el dinero de cada carrera (siempre y cuando quedásemos en primer puesto, de lo contrario había que gastar 50.000 dólares del propio juego o tirar de monedas para continuar) para que en las siguientes pistas el control fuese más óptimo y a mayor velocidad.

Super Off Road y ese pique con dos colegas más

Super Off Road

La realidad es que esas mejoras no ofrecían un cambio tan palpable como nos habría gustado, no solamente por no marcar tanto la diferencia en el manejo del propio vehículo, sino por el alto grado de exigencia que nos pedían los corredores de la máquina, en especial el apodado Lightning.

El mayor atractivo de Super Off Road radicaba, en cualquier caso, en su modo multijugador, donde se podían unir dos personas más. Ahí el pique se acentuaba por ver quién se alzaba con el primer puesto y, por lo tanto, la mayor cantidad de botín. Porque esos sacos de dinero que aparecían de modo aleatorio por los trazados no suponían un beneficio tan grande.

Era curioso, porque también salían botellas de nitro que podíamos recoger y que venían de perlas para corregir cualquier error. Porque chocar era algo de lo más habitual y los rebotes contra las paredes (exagerados) o los propios contrincantes desesperaba lo suyo. El nitro nos permitía recomponernos.

Lo bueno, además, es que veíamos cada circuito en su totalidad a simple vista, lo que eliminaba cualquier tipo de distracción (en Super Skidmarks, uno de los herederos de su fórmula, a cargo de Codemasters, la extensión de los circuitos fue mayor y no se veían de un plumazo), salvo por lo expuesto antes de esas colisiones cuya reacción era a veces un tanto aleatoria.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

Sí, pese a lo duro que sigue siendo su control, tan propenso a pasarnos de rosca por culpa de esos obstáculos con tan mala baba y lo mal llevados que resultan los impactos contra los otros vehículos o las partes del escenario. Pero siempre apetece echar unas carreras a Super Off Road y si tenemos a dos amigos a mano y vivimos aquella época, la diversión está garantizada.

Super Off Road

Super Off Road

Plataformas Arcade (versión analizada), Amiga, Mega Drive, NES, Super Nintendo y un largo etc
Multijugador Sí, local (hasta tres jugadores; cuatro en NES)
Desarrollador Leland Corporation
Compañía Virgin Games
Lanzamiento 1989
Precio No disponible

Lo mejor

  • Su modo multijugador era un pique
  • Poder mejorar las prestaciones del vehículo
  • El alto grado de exigencia de cada circuito

Lo peor

  • El sistema de colisiones era muy puñetero
  • En el Arcade se echaron en falta más circuitos
  • La banda sonora era muy machacona

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir