Publicidad

Grounded es el nuevo juego de Xbox que menos atención ha recibido, pero es uno de los que espero con más ganas de 2020
Aventura - Plataformas

Grounded es el nuevo juego de Xbox que menos atención ha recibido, pero es uno de los que espero con más ganas de 2020

Presentado en el último Inside Xbox del año pasado y coincidiendo con la celebración del XO19, Grounded es uno de los nuevos juegos de Microsoft que menos ruido ha conseguido levantar. Aspecto infantil, un género sobreexplotado y un estudio, Obsidian, que apunta un estilo alejadísimo de lo que nos tiene acostumbrados.

Y sin embargo aquí estoy, babeando con la esperanza de que esa primavera de 2020 a la que apuntaba como ventana de lanzamiento llegue lo antes posible. No es Halo: Infinite, Age of Empires IV o Ori and the Will of Wisps, pero es uno de los juegos que espero con más ganas este año.

El inesperado giro de Obsidian

Con algo más de dos años desde que se empezó a contextualizar la idea, un pequeño equipo de Obsidian lleva trabajando en Grounded con el único objetivo de crear algo completamente distinto al rolazo que suelen entregar.

Grounded2

Una historia de cuatro niños que, emulando al Cariño he encogido a los niños con el que muchos de nosotros crecimos, se ven reducidos a escasos milímetros mientras tienen que lidiar con los peligros de su jardín trasero.

Para ello, a medio camino entre la exploración, el plataformeo y la supervivencia, tocará juguetear con mecánicas de crafteo y combate, en solitario o acompañado de otros tres jugadores, para conseguir recursos durante el día y protegerse de peligrosos insectos durante la noche.

Algo así como lo que Fortnite apuntaba a ser en su inicio pero ambientado en un mundo en miniatura en el que una brizna de hierba equivale al gigantesco tronco de un paisaje amazónico. Una inesperada selva en la que trepar por plantas en vez de montañas y acabar con hormigas en vez de peligrosos animales salvajes.

Manido, sí, pero igualmente necesario

No es la primera vez que destaco por aquí la necesidad de que el mundo del videojuego se acerque a los más pequeños. Muchas veces comete el error de hacerlo desde la vía estética olvidándose de la mecánica, convirtiendo así a juegos que entran por los ojos a cualquier crío a experiencias frustrantes cuando les toca ponerse a los mandos.

De la misma forma, los que rebajan ese listón a menudo lo hacen de forma exagerada, consiguiendo así que ponerte a jugar con niños a aquellos títulos plenamente enfocados a su target se haga muy cuesta arriba.

Con Minecraft excesivamente quemado, Disney Infinity desaparecido y la franquicia Lego viviendo de rentas, encontrar un juego al que disfrutar de tú a tú con mis hijos es una tarea mucho más complicada de lo que debería.

Grounded3

Precisamente por eso la idea de unir dos de mis pasatiempos preferidos, el género del survival y compartir un buen videojuego con los enanos de casa, se me hace tan apetecible. Porque sí, Grounded apunta a ser un universo asequible, con un sistema de supervivencia sin muerte por agotamiento o sed que aprieta pero no ahoga, pero está lejos de quedarse en lo simple o fácil.

Un ecosistema vivo y en constante crecimiento

Con la intención de llegar a principios de 2020 con lo puesto y seguir creciendo a partir de ahí, lo básico que plantea Grounded ya es más que suficiente para llamar mi atención. Apunta a ser uno de esos Accesos Anticipados en los que me fascina meter la patita desde el principio y ver cómo crece en los meses siguientes.

Un completo sistema de construcción y crafteo de materiales y armas, un escenario enorme a explorar, una guía en forma de modo historia que te ayude a comprender, a tí y a tus pequeños compañeros de viaje, lo que puedes hacer y lo que no, un ecosistema de bichos al que hacer frente, y la intención de hacerte romper los cuernos para encontrar la mejor solución a cualquier problema. Francamente, no puedo pedirle más de primeras.

Grounded4

Sumémosle a eso la posibilidad de reconvertir la experiencia del clásico cooperativo de sofá gracias a la familia de dispositivos Xbox. Uno jugando en el PC, otro desde Xbox One y, con suerte, un tercero haciendo lo propio desde una tablet con Project xCloud.

Todos disfrutando de una épica aventura colaborativa desde la misma habitación mientras aprendemos juntos las reglas de un mundo completamente a nuestra disposición. Sí, puede que no acapare más portadas que el resto de juegos de Xbox Game Studios, pero no puedo evitar tenerle unas ganas tremendas. Al fin y al cabo, un estudio como Obsidian probando cosas nuevas y explorando otros derroteros. ¿Dónde hay que firmar para que esto se convierta en algo habitual?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios