Compartir
Publicidad
He vuelto a Star Wars: Battlefront II siete meses después y es una delicia
FPS

He vuelto a Star Wars: Battlefront II siete meses después y es una delicia

Publicidad
Publicidad

Recuerdo haberle echado unas pocas horas al ‘Star Wars: Battlefront II’ cuando salió a la venta antes de dejarlo aparcado. Unas pocas horas significa que me pasé la campaña y le dediqué el tiempo necesario a cada uno de sus modos multijugador para saber de qué iban, no es que abandonara el juego tras dos o tres partidas. Ahora, siete meses después de su lanzamiento, es cuando lo estoy disfrutando de verdad.

En todo este tiempo el juego de EA ha pasado por multitud de fases y los mayores cambios han venido dados por el polémico sistema de progresión planteado desde un principio: incluir cajas de botín con cartas estelares que, a su vez, van unidas a la progresión de los personajes, nunca fue una buena idea. El sistema, por suerte, fue eliminado.

Progresión orgánica, nada de pay to win y muchos contenidos

Es cierto que las microtransacciones volvieron al juego el pasado mes de abril tras haber sido desactivadas temporalmente por el equipo de desarrollo mientras trabajaban en un nuevo sistema de progresión que no tuviera nada que ver con las cajas de botín y los micropagos, eliminando así cualquier cercanía con el pay to win, pero la verdad es que tal y como están integradas ahora mismo no molestan ni lo más mínimo.

Sólo hay una forma de comprar cristales con dinero real, y dichos cristales sólo se pueden usar para desbloquear skins. La única manera de conseguir cajas de botín es entrando a diario por un lado y completando desafíos por el otro. Y no contienen cartas estelares, sólo créditos, chatarra y objetos cosméticos. Bien.

Jugar ahora a ‘Star Wars: Battlefront II’ es un placer. No sólo por haber sabido dejar atrás la polémica de las cajas de botín y renovado su sistema de progresión, sino porque en todo este tiempo el juego se ha ido ampliando con un buen puñado de contenidos adicionales totalmente gratuitos. Tenemos más mapas, más modos de juego, todos los héroes, villanos y vehículos desbloqueados (antes había que comprarlos con créditos para tener la opción de usarlos durante las partidas), una ampliación del modo historia y skins nuevas, incluyendo algunas basadas en la reciente película sobre Han Solo.

Star Wars Battlefront II

El actual sistema de progresión depende única y exclusivamente de las horas que dediquemos a jugar, así de sencillo. De esta forma, hay cartas estelares que solamente estarán disponibles cuando alcancemos un nivel determinado por cada clase. Y lo mejor es que subir de nivel es un proceso cómodo y divertido, nada de tener que invertir horas y horas para subir un solo nivel. A partir de ahí, y a medida que vayamos desbloqueando nuevas cartas, se pueden ir mejorando de forma individual para subir su nivel rareza y sus estadísticas.

Antes de que el E3 2018 me robara casi todo mi tiempo estuve jugando a ‘Star Wars: Battlefront II’ prácticamente a diario durante al menos un par de semanas y tengo previsto volver estos días. Los modos son divertidos y el hecho de poder subir de nivel un par de clases distintas al menos dos veces por partida (en un par de horas de juego, no más) anima lo suyo. Tengo dos clases bastante avanzadas, aunque todavía me queda mucho trecho para dejarlas al máximo nivel, y otras dos por debajo del nivel 10. ¡Tocará seguir echándole horas con gusto!

El modo Asalto Galáctico sigue siendo una gozada: dos equipos de 20 jugadores cada uno con varios objetivos por partida. Un equipo defiende, el otro ataca y con cada nuevo objetivo cambian las tácticas. Es donde más tiempo paso para seguir subiendo de nivel y disfrutando de sus mapas, pero siempre están ahí los modos centrados en los héroes y villanos de Star Wars, así como los asaltos de cazas estelares o el recientemente incorporado modo extracción donde que hay que escoltar una carga hasta el objetivo.

A todo esto hay que sumar los distintos desafíos que el juego te lanza para poder conseguir más créditos o desbloquear nuevos accesorios para las armas o skins. Algunos de estos desafíos son temporales, por lo que es buena idea entrar de forma frecuente para ver qué hay, y luego están todos los que forman parte de la carrera y que tienen varios tramos para que siempre haya algo por lo que combatir.

Si nunca le has dado una oportunidad a ‘Star Wars: Battlefront II’, o si te pasó como a mí y lo dejaste aparcado al poco de haber sido lanzado, ahora es un buen momento para entrar. Es divertido, el sistema de progresión funciona de maravilla y hay una cantidad de contenidos enorme (más lo que está por venir), suficiente como para ofrecer horas y horas de entretenimiento en ese universo que tanto nos gusta a los fans de la saga.

Más sobre Star Wars: Battlefront II en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio