Publicidad

Nintendo, si llevas Game Boy a Switch, que sea la mitad de bien que la consola digital de Neo Geo Pocket
Nintendo Switch

Nintendo, si llevas Game Boy a Switch, que sea la mitad de bien que la consola digital de Neo Geo Pocket

Publicidad

Publicidad

Que Nintendo declinase el regreso de la Consola Virtual -o más bien, su sistema de reedición de clásicos-  en favor de Nintendo Switch Online y su propia selección de juegos de NES y (tras cierto margen) Super Nintendo nos hace fantasear irremediablemente con la llegada de nuevos sistemas a su servicio. A fin de cuentas, y por muchos años que pasen, el legado jugable de la Gran N es demasiado goloso.

Lo cierto es que los más nostálgicos también podemos disfrutar de los habituales de la Consola Virtual en Switch a través de recopilatorios de terceros (como los de Namco, SEGA o Konami) o sellos especializados en temática retro y arcade que se encuentran muy cómodos con la visibilidad de la eShop. Pero ¿y qué pasa con los juegazos de Game Boy?

Dada su naturaleza, adaptar los títulos de Game Boy a Switch es un proceso un poco más complejo que el de las consolas de sobremesa. A fin de cuentas, se diseñaron para jugarse en pequeñas pantallas monocromas de 4,7 x 4,3 cm (160 x 144 píxeles) y eso deriva en que no todos los juegos acaben igual de beneficiados en televisores o a mayor resolución.

Lo cual no ha sido un obstáculo para que una muy pequeña -pero interesante- porción del catálogo de la legendaria portátil haya encontrado su propio modo de llegar al público actual. E incluso sumen agradecidos alicientes.

Así se juega a la Game Boy en Nintendo Switch

Por poner un ejemplo, la versión de Castlevania The Adventure de Castlevania Anniversary Collection ofrece este aspecto por defecto. No luce mal en portátil, desde luego, aunque en grandes pantallas se empieza a notar la retrorotura.

CAS

Konami es consciente de esto, y el sistema que nos propone su recopilatorio se adapta de maravilla al problema: no solo podemos acondicionar el tamaño de pantalla que ocupa el juego, sino aplicarle diferentes filtros personalizados.

CAS

Algunos recuperan el toque clásico de la Game Boy, incluyendo esos minúsculos cuadraditos de LCD sobre un fondo verdoso.

CAS

Mucho más apañadas son las alternativas: si bien está la opción de apostar por el Píxel Perfect, otros nos devuelven a las variantes cromáticas de Super Game Boy con un resultado muy a considerar.

CAS

Entonces, ¿Qué probabilidades tenemos de jugar a Super Mario Land en Switch? Si bien existen indicios concretos que dejan la puerta medio abierta a la llegada por parte de Nintendo de nuevos sistemas clásicos a Switch, la realidad es que -hasta ahora- se han ofrecido soluciones algo diferentes a las aplicaciones de NES y SNES a la hora de recuperar los juegos de Game Boy.

Un ejemplo es el Disney Classics Games, el cual hace uso de la tecnología de Eclipse Engine y suma añadidos interesantes como la opción de rebobinado en títulos como Aladdin o El rey León.

Aladdin

Lo cual nos lleva a otros problemas derivados, como por ejemplo el ajuste del tamaño de pantalla. Y, ya puestos a pedir, un sistema de multijugador capaz de extender el propósito del clásico Cable Link.

Somos conscientes de que la opción ideal es insuflar nueva vida a los esenciales. En este caso nos referimos al soberbio rescate de un clasicazo como The Legend of Zelda: Link’s Awakening, Pero claro, el proceso es demasiado costoso y habría que ser demasiado selectivo.

Entonces, ¿existe una solución universal para recuperar el catálogo de Game Boy sin que desluzcan sus juegos? La respuesta es un rotundo sí, y el camino a seguir ya se juega en Nintendo Switch.

Nintendo, hazte un favor y toma nota de la Neo Geo Pocket Color de Switch

Evxmvhqumai9uzt

A modo de incentivo, SNK acompañó la versión a medida de Samurai Shodown para Nintendo Switch con una copia digital de Samurai Shodown 2 para Neo Geo Pocket Color. Quizás no tenga el carácter clásico de su homónimo de recreativas, pero se trata de uno de los juegos más sugerentes del catálogo de la no tan recordada portátil de la compañía de Osaka.

Ahora bien, lo realmente curioso de este relanzamiento -con la firma de Code Mystics- no es el juego en sí, el cual funciona a las mil maravillas, sino el sistema de consola digital que usa, abarcando y dando una estupenda solución a medida para la Switch de todos y cada uno de los problemas habituales de los juegos de portátiles clásicos.

A simple vista parece la típica pantalla ajustada a otra pantalla con el clásico marco que evoca a la consola de SNK. Sin embargo, basta con acceder a los menús extra para descubrir un verdadero despliegue de posibilidades.

El sencillo arte de ajustar la pantalla al gusto

Evwysihuyaa Lkm

Un pequeño gran detalle: si desplegamos la interfaz (en inglés) y nos vamos a Display no solo podremos ajustar el filtro de la pantalla, sino que también se nos revelará que lo que rodea la pantalla de juego no es un marco, sino una consola que podremos alejar o acercar al gusto para acomodarla a la pantalla portátil de Switch o televisores de cualquier tamaño.

El proceso es muy sencillo y funciona del mismo modo que los clásicos zooms fotográficos, de modo que no hay tamaños prefijados, sino que seremos nosotros quienes decidamos cuándo los sprites y píxeles lucen mejor.

Evwzkk U0aecka3

Y ahí no acaba la cosa: sin salir de Display, al usar los botones de dirección podremos alternar entre diferentes skins de consola. Una manera de alternar entre modelos y colores que le sentaría todavía mejor a la enorme cantidad de versiones que fueron lanzadas de Game Boy y Game Boy Color.

Controles táctiles que le dan un valor añadido

Evwysh9uwaexbof

Antes de que llegase la actualización 10.0 de Siwtch, la consola digital de SNK y Code Mystics nos permitía ajustar los botones al gusto. Podría parecer poca cosa, algo que se podría hacer desde los menús de juego, pero tiene su razón de ser: los botones de la Neo Geo Pocket que vemos en pantalla son táctiles.

De este modo, si ajustamos el tamaño de la consola para que cuadre con la pantalla de la Nintendo Switch, es posible jugar sin tocar los Joy Cons. De hecho, ni siquiera necesitaremos tenerlos conectados a los extremos de la consola para echar unas partidas.

AC

Y pese a que la precisión no se puede comparar con la de unos botones físicos, se trata de un detalle que puede marcar la diferencia en los juegos de Game Boy, pudiendo poner la pantalla en vertical para, de paso, emular la icónica disposición de pantalla y botones de la clásica portátil nintendera.

Sí al multijugador local y desde la misma consola

Evwysh Vaaaugev

Además de lo anterior, la consola digital de SNK cuenta con una interesante solución para retener los piques a dos jugadores del Samurai Shodown 2 de bolsillo: basta con seleccionar desde el juego el modo versus e incluso se nos dará la posibilidad de dividir la pantalla en dos.

AC

Lo mejor es que la división se hace de un modo en el que se puede dejar la Switch dispuesta y reposada sobre una superficie y separar los Joy Cons para que cada jugador tenga su propia pantalla, o directamente sostenerla a cuatro manos.

El manual digital, escaneado y a todo color

AC

Los manuales de juego de Game Boy no merecen la pena quedarse en el olvido. La alternativa de la consola virtual consistió en una especie de menú externo a la propia aplicación que no igualaba el encanto de la maquetación y las ilustraciones originales.

Evxmvh Uyaaarro

Por otro lado, lo que ofrece la consola digital de SNK es mucho más interesante: una galería que se ejecuta sobre el propio juego pausado en la que se pueden ver escaneadas todas las páginas del libreto original. Y sí, podrás hacer zoom para exprimir al máximo cada manual. Así, sí.

¿Rebobinado? ¡Por supuesto!

A

Cada vez es más habitual ofrecer un sistema de rebobinado en los clásicos, de modo que si hacemos un movimiento erróneo o estamos a punto de perder la partida tendremos la posibilidad de retroceder sobre la marcha hasta una posición más ventajosa. Y sí, esta opción está presente en el juego de SNK.

La curiosa peculiaridad del sistema de guardado

A

Si bien es habitual que los clásicos, incluso los de la consola virtual, ofrezcan la opción de guardar una partida,  existen dos singularidades en esta versión de 16 bits de Samurai Shodown 2:

  • Por un lado, al abrir la consola digital nos encontraremos el juego en el mismo punto en que lo dejamos. Incluso si es en mitad de una partida y hemos estado jugando a otro título antes.
  • Por otro, los progresos se guardan de manera automática, de modo que la galería y mejoras que obtenemos no se perderán a menos que reiniciemos todo el juego (también es posible resetear solo la partida).

Estamos de acuerdo en que esto favorece los juegos del estilo de Samurai Shodown, con partidas rápidas y montones de desbloqueables. Sin embargo, tampoco estaría de más conservar la posibilidad de disponer de varias ranuras de guardado para un mismo juego como ocurre con las apps de juegos clásicos de Switch Online.

AC

A partir de este punto, y con lo anterior por delante, sacamos una conclusión muy clara: no hay excusa ni impedimento para que Nintendo recupere los clasicazos de Game Boy en Switch. Ahora la pelota está en su cancha y le toca sacar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios