Publicidad

Superliminal me ha hecho ver los juegos de puzles desde otra perspectiva fascinante
Otros géneros

Superliminal me ha hecho ver los juegos de puzles desde otra perspectiva fascinante

Publicidad

Publicidad

Desde Portal en el lejano 2007, parece que los juegos de puzles que han salido desde entonces están empeñados en no dejar de sorprenderme. Aunque pocos han llegado a alcanzar la excelencia más absoluta, como The Witness, con un Jonathan Blow dedicado al 100% durante siete años para finalizar su obra.

Ya sea en primera persona, como esos dos imprescindibles, o bien bajo otras perspectivas y estilos, siempre con el objetivo de "rompernos la cabeza", últimamente no hay año donde no destaque algún juego de este género. Lo malo es que no siempre gozan de la misma visibilidad, como Youropa en 2018, o Superliminal, estrenado en noviembre de 2019 mediante Epic Games Store.

Superliminal tendrá su redención en 2020

Superliminal

¿Por qué ahora y no antes? En mi caso, prefiero GOG y Steam para jugar en PC, pese a que me llamase la atención desde el principio este trabajo de Pillow Castle, hace bastante tiempo. En esta ocasión ya no tenía excusa, puesto que forma parte de una de las demos gratuitas y temporales de la promo Steam Game Festival.

Cabe recordar, además, que hace meses se confirmó su conversión a PS4 y recientemente se sumó al carro Nintendo Switch, sistemas para los que saldrá a lo largo de este mismo año. De ahí que vaya a contar con mucha visibilidad... lo cuál no deja de ser bastante irónico, porque es un juego de puzles que juega con la perspectiva de lo que vemos, hasta el punto de variar el tamaño de un objeto.

Una cosa que veamos a lo lejos y la cojamos, puede pasar de un tamaño diminuto a uno gigantesco jugando con la perspectiva. De esta manera se pueden crear pasarelas o plataformas sobre las que sortear ciertos obstáculos que nos impiden alcanzar puertas para seguir avanzando. O desbloquear un camino lleno de objetos de gran envergadura. El truco está en la posición de cada elemento.

No es que Superliminal nos permita coger cualquier cosa que veamos, salvo ciertas salas especiales, pero sí que pide por parte del jugador mucha atención para saber cómo progresar en una serie de pruebas que nos pueden recordar poderosamente a Portal, al dar la sensación de estar ante un experimento. Una norma no escrita que han seguido juegos de la talla de Q.U.B.E. o The Spectrum Retreat, por ejemplo: el darnos la mínima información posible para "salir de ahí".

Un rompecabezas muy imaginativo con lo que ves

Superliminal

Bajo la ambigüedad de la profundidad y la perspectiva, y con un tutorial que pasa muy de puntillas, tenemos que buscarnos la vida con intuición y saber cómo reaccionar correctamente en cada sala con lo que vemos. A veces, incluso, reutilizando un objeto que hayamos usado previamente para seguir avanzando.

Arropado por una banda sonora jazzera que le va como un guante y con un breve narrador al que escucharemos por medio de unos radiocassettes antiguos (el Doctor Glenn Pierce, en concreto), será difícil no sumergirse en su aura de misterio e intentar descubrir dónde estamos y qué pasa ahí. Porque hay salas deformadas, otras que van menguando como si fuésemos Alicia en el país de las Maravillas...

Superliminal juega de diversas formas con la perspectiva, no solamente de cara a la manipulación de objetos, sino también para crear cosas de la nada si nos colocamos en la posición correcta para ver cómo se forma un objeto nuevo a partir de un graffiti. Esto último es también muy imaginativo, porque no se ciñe a lo evidente y a veces será necesario completar un graffiti para desbloquear el otro.

La demo me ha dejado con ganas de más, desde luego, porque me ha encantado el planteamiento del estudio Pillow Castle. Han sido tan solo 30 minutos para completarla, siendo bastante curioso que la versión completa se puede finiquitar entre dos y cuatro horas. Al que no le importe esperar por las conversiones de Steam (con fecha para noviembre), Nintendo Switch (en la eShop aparece su ficha, sin precio, y está previsto para este verano) o PS4 (para abril, según se dijo en el State of Play), que sepa que lo tiene por 15,99 euros en Epic Games Store.

Yo prefiero esperar a un servicio donde me sienta más cómodo. Y en oferta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios