Cómo Fortnite ha conseguido con cuatro palabras revolucionar su meta de la forma más barata, eficiente y reseñable posible
PC

Cómo Fortnite ha conseguido con cuatro palabras revolucionar su meta de la forma más barata, eficiente y reseñable posible

Lo que para algunos es una simple excusa para subir de nivel su Pase de Batalla y amasar experiencia más rápido, para Epic Games resulta ser una fórmula mágica con la que añadir variedad constantemente. Las misiones y desafíos de Fortnite son una genialidad.

Los retos que semanalmente llegan al juego son un recurso baratísimo que, temporada tras temporada, han conseguido demostrar ser un logro a nivel de diseño. Un puñado de líneas de texto capaces de mantener vivo el juego como game as a service y, a su vez, modificar la experiencia de la comunidad constantemente.

Cuatro palabras capaces de cambiar el juego

En cualquier otro multijugador de tiros, el meta supone que hay un puñado de armas más queridas que otras y la comunidad tiene cierto libre albedrío para sumarse o no a esa moda. El meta se mantiene hasta que, por arte de magia o por una modificación de las estadísticas por parte de la desarrolladora, los jugadores deciden virar hacia otra opción.

En Fortnite, en cambio, esta última semana se ha convertido en el ejemplo perfecto de cómo eso puede manipularse. Cuatro palabras son suficientes para hacer que la comunidad se centre en una única opción por encima de todas las demás: inflige daño con arcos.

La misión, perteneciente a los desafíos de la semana 2, nos invita a realizar 12.500 puntos de daño -el equivalente a clavarle una flecha en la cabeza a 125 jugadores enemigos- para conseguir una jugosísima cantidad de experiencia.

Disponible por tiempo limitado, el reto ha conseguido que, incluso siendo una de las peores armas del juego -y habiendo una arma completamente OP que debería estar dominando el meta- la comunidad se vuelque en el uso del arco durante siete días seguidos.

Invitando a usar el arma más plomiza del juego

En unos días el arco en cualquiera de sus versiones, desde el básico hasta el explosivo, pasará a mejor vida, y su uso caerá de forma natural por razones obvias. Es lento, pesado, requiere perder tiempo en buscar materiales para mejorarlo… Es el típico añadido que pasaría por el juego sin pena ni gloria de no ser por los más de 100.000 puntos de experiencia que puedes amasar.

Y sin embargo ahí tienes a toda una comunidad volcada con su uso y generando duelos espectaculares y muertes capaces de hacerte saltar de la silla. Cuatro palabras y un puñado de numeritos han sido suficientes para modificar el meta del juego e introducir el uso de una opción que no entraba en los planes de nadie.

La semana que viene el desafío por tiempo limitado cambiará de objetivo para invitarnos a cumplir un objetivo completamente distinto. Mata a X jugadores aquí, sé el primero en caer allí, utiliza X objeto… Cualquier excusa es buena para modificar la experiencia durante unos días sin tener que invertir una barbaridad.

Con una simple frase, sin tener que modificar el mapa o crear nuevas armas -una tónica a la que sí se agarró el juego durante sus primeras temporadas-, Fortnite cambiará la forma de jugar de sus usuarios para hacer que los  se muevan a una zona normalmente menos concurrida, o para que utilicen otra arma que les obligue a readaptarse y aprender a utilizarla aunque no sea su opción principal.

Que no paren de hablar de ti

Lejos de verse obligados a crear cartas nuevas como en un TCG, a sumar nuevos héroes como en un MOBA, o a modificar los mapas y el arsenal como en un shooter, Fortnite mantiene viva a la comunidad ofreciendo otro estilo de partidas que se alejen de la monotonía.

No sólo eso. Cada llegada de misiones semanales es una excusa más para que comunidad, prensa y creadores de contenido vuelvan a hablar del juego en forma de guías, trucos y consejos para abordar esos nuevos retos.

El ciclo, que lleva activo casi desde que el modo Battle Royale echase a andar, acumula millones de entradas y vídeos en Google y YouTube pese a que los cambios más significativos del juego sólo se producen con el salto de temporada cada 15 semanas.

Si bien es cierto que, entre inversiones multimillonarias y acuerdos comerciales para convertir el juego en un escaparate que homenajea a la cultura popular, el juego ya tiene más de media partida ganada, son detalles como estos, simples y efectivos como aparentemente imperceptibles, los que le ayudan a permanecer en una envidiable salud.

Más guías de Fortnite

Temas
Inicio