Publicidad

Final Fantasy VII Remake: estas son las razones por las que no estoy entusiasmado (todavía) con su llegada en abril de 2020
RPG

Final Fantasy VII Remake: estas son las razones por las que no estoy entusiasmado (todavía) con su llegada en abril de 2020

Publicidad

Publicidad

Que Final Fantasy VII Remake apunta a ser uno de los mejores remakes de la historia de los videojuegos es algo que no pongo en duda. Es más, creo que se va a convertir en el mejor, por encima de pesos pesados como Spelunky o aquel Resident Evil de GameCube, tanto por el peso de su nombre como por el titánico proyecto en el que se ha embarcado Square Enix desde hace más de un lustro.

Sé que no solamente estamos ante uno de los bombazos más cantados de 2020, sino que elevará más si cabe la categoría de juego de culto a Final Fantasy VII, un clásico que marcó un antes y un después en los RPG nipones, por mucho que la saga Suikoden me parezca bastante mejor. El problema es cómo se va a producir este remake ansiado y soñado durante tantísimo tiempo, y que veo con recelo.

Una historia por fascículos, a lo Final Fantasy XIII

Final Fantasy VII Remake

El tema más polémico y el que sigue dando que hablar está relacionado con la historia de Final Fantasy VII Remake. O mejor dicho, del primer volumen que va a salir de este remake. Porque saldrá por fascículos, en un número todavía por determinar por parte de Square Enix, pero con un tamaño que lo situará al nivel (o más) de la trilogía de Final Fantasy XIII, donde se cerró con Lightning Returns.

Esto tiene su parte buena y su parte mala: la buena es que vamos a ver una Midgar mucho más extensa y detallada, con partes nunca vistas en la obra original de 1997 ni en el resto de juegos que formaron parte del compendio de Final Fantasy VII (spin-offs y películas), y otras ampliadas. La mala, lógicamente, es que esta primera parte se centrará únicamente en Midgar y parte de sus aledaños.

No saber cuánto habrá que esperar por cada parte

Final Fantasy VII Remake

En relación a esto, hay otro punto esencial que lo diferencia bastante de las típicas aventuras episódicas cuyos cinco capítulos suelen tardar en completarse, como mucho, un año hasta que está el lote completo, como sucedió recientemente con Life is Strange 2, editada también por Square Enix: Final Fantasy VII Remake es una aventura mucho más compleja y de proporciones netamente superiores.

No hay que olvidar lo sucedido con el antes citado Final Fantasy XIII, que tardó cinco años en desarrollarse, saliendo en 2009. Para su continuación, hubo que esperar hasta 2011 (sin contar Final Fantasy Type-0, también del universo Fabula Nova Crystallis; al igual que Final Fantasy XV, lanzado en 2016 tras diez años de desarrollo), rematándose en 2013 con Lightning Returns: Final Fantasy XIII.

Esto deja patente que Square Enix se toma tu tiempo para contar sus historias, y la de Cloud Strife y compañía no es pequeña, precisamente. No olvidemos que requirió tres CD en PlayStation y no fuimos pocos los que le dedicamos más de 99 horas en su día para desbloquear todo. Con esto en mente, igual hasta 2025 no vemos la parte final de este remake... Y quién sabe si sufre algún retraso más...

Lo que costará Final Fantasy VII Remake y sus DLC

Final Fantasy VII Remake

Más allá del gasto que supondrá contar con la edición completa de Final Fantasy VII Remake (si tomamos como ejemplo los tres CD del clásico de 1997 y su equivalente en la actualidad, habría que multiplicar 70 euros por tres, por lo tanto serían 210 euros en total), lo que me ha parecido la gota que colma el vaso, pese a estar en sobreaviso, es lo relacionado con sus invocaciones mediante DLC.

Invocaciones, por otro lado, que no estaban en el original, pero invocaciones que sólo se podrán conseguir para los que reserven cualquiera de sus tres ediciones. La de Cactilio vendrá de serie en todas, mientras que Chocobito se irá para la Deluxe Edition (89,95 euros en Game, cadena que cuenta con la exclusiva en España; sin contar la tienda de Square Enix a nivel europeo). El colmo de los DLC de carácter exclusivo viene de parte de la invocación Rubí (Carbuncle en inglés), al venir en la desorbitada 1st Class Edition que se vende por 299,99 euros, pese a que en la Digital Deluxe Edition de PlayStation Store (89,99 euros) salga también.

¿Cuánto costará cada invocación por separado? Aún no se sabe, pero lo cierto es que es un tema que escama bastante y que afea un lanzamiento tan importante.

Un RPG intergeneracional, con todo lo que supone

Final Fantasy VII Remake

Al final, por muchas ganas que le tenga a Final Fantasy VII Remake, a pesar de esas decisiones tan polémicas (algunas comprensibles hasta cierto punto, como sacarlo por fascículos, pese a no compartir la idea), lo que más me echa para atrás es saber que no deja de ser un producto intergeneracional. Porque tiene una exclusividad temporal de un año en PS4 y está más que cantado, pese a que no haya comunicado oficial, de que acabará saliendo en PS5 y muy probablemente en Xbox Series X, sin contar la hipotética adaptación a PC en 2021, por supuesto.

De poco me sirve empezarlo en PS4 para tener que pasar a PS5 (por ejemplo) cuando salga la segunda parte del remake. Para eso espero los años que hagan falta hasta el lote completo en las nuevas consolas, que si llevo esperando desde 1997 para rejugar su historia a lo bestia, puedo esperar otros cinco años más.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios