Publicidad

Dragon Ball GT Transformation: un Grand Tour decepcionante en todos sus aspectos, pero también una  auténtica rareza dentro del legado jugable de Goku
Análisis

Dragon Ball GT Transformation: un Grand Tour decepcionante en todos sus aspectos, pero también una auténtica rareza dentro del legado jugable de Goku

Dragon Ball GT te podrá gustar mucho, poco o nada, pero su atroz adaptación en clave de beat'em up para Game Boy Advance es totalmente indefendible. Es más, Dragon Ball GT Transformation es uno de los peores exponentes del legado de Goku en los videojuegos, salvo que quieras tener su caja a modo de exposición. Porque, al menos en territorio europeo, aquel cartucho se puede considerar más o menos una rareza.

El motivo por el que muy probablemente no te suene demasiado DBGT: Transformation es que, en esencia, no fue lanzado más allá de Norteamérica. Al menos, de manera comercial. Y visto en perspectiva, eso que nos ahorramos el resto del mundo: el proyecto fue distribuido por Atari, siendo uno de los pocos juegos basados en la obra de Akira Toriyama en los que Bandai o está ausente o pasa de puntillas.

Y eso, en los acabados finales del juego, se nota una barbaridad.

Dbgttransfor10

Ahora bien, lo que hace todavía más doloroso ese funesto resultado final es que DBGT: Transformation lo tenía todo muy fácil para triunfar. Pese a haber sido lanzado en 2005, diez años después de que Akira Toriyama se despidiese del Dragon World en las páginas de la Shonen Jump, lo cierto es que en aquel momento la serie de anime se encontraba atravesando un momento muy dulce en Estados Unidos, ganando su impulso definitivo en cuestión de popularidad.

A este curioso fenómeno hay que sumar algo muy poco frecuente: pese a que Dragon Ball había contado con tres despedidas (el manga, el anime y las salas de cine), a diferencia de la mayoría de las obras publicadas en el Shonen Jump, Goku y sus amigos seguían contando con una enorme popularidad. Siendo, además, poderosos embajadores de la cultura del manganime a nivel mundial. Y eso se tradujo en un verdadero renacer en cuestión de videojuegos.

Por otro lado, y esto es quizás lo más doloroso, la Game Boy Advance se había convertido en un sobresaliente bastión para los amantes de los beat'em ups de corte clásico: Capcom publicó versiones mejoradas y a medida de clásicos como Final Fight, pero también contó con otros enormes reclamos para los nostálgicos por las recreativas y los yo contra el barrio como su propio Guardian Heroes, River City Ramsom EX, TMNT o una sobresaliente adaptación de Star Wars: La Venganza de los Sith.

Dbgttransfor08

En este sentido se podría decir que los astros estaban alineados, y -como licencia- Dragon Ball era una apuesta segura. Por desgracia para todos, Webfoot Technologies no sólo chafó una oportunidad de oro, sino que tiró por tierra lo logrado con su especialmente interesante trilogía de Dragon Ball Z: The Legacy of Goku.

DBGT: Transformation lo tenía todo muy fácil para triunfar y acabó siendo un doble crimen que no tiene perdón

Un doble crimen que, cómo veremos, no tiene perdón.  Sin embargo, antes de meternos en el barro conviene responder una pregunta esencial de cara a entender la naturaleza de Dragon Ball GT Transformation y su notoria ausencia de Super Saiyans de cabellos dorados y combates explosivos.

¿Qué es Dragon Ball GT y cómo ha llegado a Game Boy Advance?

Dbgttransfor12

Como comentamos, en mayo de 1995 Akira Toriyama se despidió de manera más o menos abrupta de los fans de Dragon Ball a través de las páginas de la Shonen Jump. Sin embargo, la producción del anime y los largometrajes continuaron viento en popa desde la Toei Animation.

Siendo realmente justos, lo cierto es que tanto la Shueisha como los fans de Goku y compañía estaban realmente interesados en que hubiese una continuación del fenómeno Dragon Ball con la que vivir nuevas aventuras y despedirse en propiedad de los saiyans y las dragonballs.

Dragonball End

En ese contexto, y con el viento totalmente a favor, en febrero de 1996 se comenzará a emitir en las televisiones niponas Dragon Ball GT, una continuación directa del anime de Dragon Ball en la que Toriyama daba el testigo a nuevos creativos, ofreciendo contribuciones puntuales al proyecto en lo relativo a los diseños, la trama inicial.

Y, en el proceso, regalándonos algunas ilustraciones maravillosas como la que puedes ver justo abajo.

Dragon Ball Gt1

Las siglas GT que acompañan esta nueva etapa de Dragon Ball son, a la vez, una declaración de intenciones: Toei buscó recuperar el espíritu original del manga y del anime llevando a sus fans a un nuevo y fascinante Grand Tour en busca de las esferas del dragón. A escala galáctica a nivel argumental, pero a la vez reduciendo al alegre saiyan a la altura y edad con la que lo conocimos.

De manera literal, el pequeño Goku había vuelto, y eso siempre es sinónimo de aventuras.

Dbgttransfor04

Ha pasado mucho tiempo desde que Goku se despidió de su familia y comenzó a entrenar a Uub. Pero no el suficiente como para que el malvado Pilaf y sus secuaces, los cuales están muy entrados en edad, renuncien a sus ambiciosos planes de conseguir las dragon balls y, a través de ellas, conquistar el mundo. Curiosamente, los destinos de ambos volverán a coincidir en la atalaya del Dios de la Tierra.

El conocimiento de la existencia de unas misteriosas esferas con estrellas negras han llevado a Pilaf y los suyos a la cima del mundo. Sin embargo al invocar al dios dragón capaz de conceder cualquier deseo, el diminuto villano se topa con Goku, quién había estado entrenando muy poco antes en la sala del espíritu y el tiempo.

Aquel sobresalto provocó que Pilaf mascullara entre dientes su deseo de que volviese a ser niño, como hace tiempo atrás. Por desgracia para todos, aquel fue precisamente el deseo concedido.

Dbgttransfor02

Lo cierto es que, dada la naturaleza de Goku, el saiyan de renovada juventud  no tenía ningún problema en volver a ser un niño. Sin embargo, aquellas dragon balls eran muy diferentes: el anterior Dios de la Tierra las creó defectuosas y en caso de no revertir el deseo el propio planeta desaparecerá en cuestión de un año. ¿La solución? Emprender una nueva búsqueda en torno a las esferas del dragón. Esta vez, a nivel galáctico.

En Dragon Ball GT Goku volvía a ser un niño, pero seguía determinado a conseguir nuevos niveles de poder

Junto a Trunks -el hijo de Bulma y Vegeta- y su nieta Pan, y a bordo de una divertida nave espacial con forma de pulpo, el pequeño Son Goku se embarca en una misión a lo largo del cosmos. Siempre dispuesto a conocer nuevos planetas y a enfrentarse a los seres más poderosos de la galaxia. Con la misma predisposición que tenía tantos años atrás.

Dbgttransfor18

En lo argumental, Dragon Ball GT: Transformation abarca los dos primeros grandes arcos argumentales de la serie, la cual contó con un total de 64 episodios. Hablando en sagas, Webfoot Technologies adapta muy libremente los primeros compases del Grand Tour y, desde ahí y sin calzador, nos lleva de vuelta a la tierra a través de la saga integra del vengativo tsufur Baby.

Lo cual nos permite enfrentarnos a villanos como el General Rilldo, el dios de la destrucción Luud (nada que ver con los Dioses de la Destrucción de Dragon Ball Super) y Baby Vegeta.

Dbgttransfor13

Y, como es de esperar por la propia portada, llegado el momento alcanzar a través de Goku la transformación de Super Saiyan 4 diseñada expresamente para la serie animada.

Uno de los momentos claves de la serie de anime y el punto climático del propio DBGT: Transformation, pese a que -por desgracia- a nivel de aspecto, control y animaciones, aquella poderosa forma seguía siendo igual de atroz que el resto del juego.

DBGT Transformation: un Grand Tour desangelado en todos los aspectos

Dbgttransfor26

En 2005 apenas había que aportar en lo relativo a la fórmula de los Beat Em Ups pixelados que dominaron los arcades un par de décadas antes: escoger entre una pareja o un trio de luchadores dispuestos a barrer de delincuentes una serie escenarios en scroll lateral y, de vez en cuando, complicarles las cosas con algún jefazo final. Quizás, por eso, lo que ofreció Dragon Ball GT: Transformation resulta tan doloroso para el jugador y el fan de Dragon Ball.

En lo relativo a su presentación, el juego de Webfoot Technologies está muy por detrás de lo que se esperaba ver en una Game Boy Advance que había acogido juegos como The Legend of Zelda: The Minish Cap o, sin ir más lejos, un modesto pero muy resultón Dragon Ball Advance que fue publicado apenas meses antes. Sus escenarios y enemigos estaban entre lo genérico y lo poco inspirado, y los sprites y las animaciones de los protagonistas eran francamente decepcionantes.

Dbgttransfor16

Que Goku, Trunks y Pan no tuviesen acceso a sus prodigiosas habilidades vistas en la serie era el menor de los problemas. Los golpes eran erráticos, los movimientos estaban realmente descuidados y el tamaño y acabado de algunos niveles era sencillamente ridículo. Si todo lo anterior lo aderezamos con una historia narrada a través de cajetillas de diálogo, tenemos un juego de Dragon Ball que se posicionaba muy por detrás de lo publicado hasta la fecha.

Por otro lado, lo verdaderamente curioso de Dragon Ball GT: Transformation es su modo de desinflarse como juego al mismo tiempo en el que -sobre el papel- la trama se intensifica. Si bien es necesario indicar que en las etapas iniciales hay enemigos pintorescos y de todas las formas y tamaños (algunos reteniendo las disparatadas proporciones del Dr. Slump) sobre escenarios más o menos coloridos y variados, a partir de la llegada a la Tierra la esencia del juego pasa a ir en modo automático.

Lo que ofrece Dragon Ball GT: Transformation resulta doloroso para los fans de los Beat Em Ups y de Dragon Ball

Porque ver como Goku y compañía se dan el relevo para combatir contra tipos corrientes y molientes en la Tierra (eso sí, poseídos por Baby) no genera ningún tipo de interés. Incluso si los borramos de la pantalla a base de kamehamehas.

Dbgttransfor20

Por otro lado, el reclamo de ver el flamante Super Saiyan 4 queda aplazado hasta el último compás del juego y su colisión frente al poderoso Baby Vegeta. Siendo realmente decepcionante en cuestión de animaciones y ataques.

Sobre todo, en una fase final en la que por enésima vez un juego de Dragon Ball se vuelve a tropezar con la piedra de ofrecer movilidad en el aire en fases de acción laterales a través de crucetas tradicionales.

Dbgttransfor29

Siendo completamente justos, Dragon Ball GT: Transformation redondea su propia propuesta más allá de la trama del modo principal a base de modos y personajes desbloqueables. A través de su Single Player podremos volver a atravesar el circuito de 12 niveles con nuevos personajes como Vegeta, Piccolo o Uub, entre otros.

A lo que hay que sumar dos modos Endurance (algo así como Supervivencia) con los que se abre la puerta al multijugador, un Boss Rush y hasta un Modo Piccolo en el que Webfoot Technologies intenta -sin éxito- ofrecer una experiencia Versus.

Dbgttransfor14

En muchos aspectos, DBGT: Transformation fue una oportunidad perdida de ofrecer algo tan aparentemente sencillo como un Beat Em Up decente. De hecho, que fuese entretenido como brawler y divertido a los mandos era más importante que el hecho de que fuese fiel a la trama, que es -de hecho- lo único en lo que realmente destaca el propio juego.

No por su calidad de ejecución, sino porque los juegos basados en Dragon Ball GT son verdaderas rarezas.

Dragon Ball GT, una pieza difícil de encajar en los videojuegos

Dbgttransfor27

Estamos de acuerdo en que, desde el día en el que Goku se transformó en Super Saiyan por primera vez, Bandai ha regresado al espíritu de los primeros compases de Dragon Ball en ocasiones muy puntuales. Y no nos vamos a engañar, ha tenido muy buenas razones para ello más allá de lo comercial. Sin embargo, el legado de Dragon Ball GT en los videojuegos ha sido todavía más modesto.

No es que Bandai no apostase por la tercera etapa animada de las aventuras de Goku: pese a su llegada tardía al Nuevo Continente, el desarrollo y lanzamiento de Dragon Ball Final Bout en Japón y Europa fue más o menos paralelo a la emisión del anime, centrándose por completo en sus personajes y eventos, pero también rescatando héroes y villanos esenciales del Dragon World. Lo cual, pese a la nostalgia que emana, no lo hizo un juego realmente recomendable.

Dbgttransfor34

A partir de entonces, Bandai -y posteriormente Bandai Namco- ofrecerán precisamente lo contrario, enfocándose principalmente en Dragon Ball Z (la etapa de Goku adulto) en lo relativo a sus experiencias de juego con excepciones muy notables y, a la vez, introduciendo de manera muy medida personajes o lazos con Dragon Ball GT.

Ejemplos de ello tenemos los siempre aclamados Dragon Ball Z: Budokai, DBZ: Infinite World o la legendaria serie Budokai Tenkaichi. Eso sí, más a modo de fanservice añadido que con la intención de abordar el Grand Tour del alegre niño con cola de mono.

Algo que, por cierto, no ha cambiado mucho desde entonces. El pequeño Goku de GT no solo hace un regreso triunfal en Dragon Ball FighterZ, sino que se ha posicionado muy bien como luchador. Siendo uno de los luchadores más interesantes y, por extensión, uno de los adversarios más temibles.

En 2010 Bandai Namco romperá la baraja -nunca mejor dicho- con Dragon Ball Heroes, reuniendo y ampliando colosalmente el universo en torno a Dragon Ball a través de su propio juego de cartas en recreativas y posteriormente consolas.

El paso de Dragon Ball GT por los videojuegos ha muy escueto, pero sus personajes siguen siendo habituales en los juegos de Bandai Namco

Una ventana excepcional para recuperar a personajes como Baby, Super Androide 17 o los poderosos Dragones Oscuros del tramo final de Dragon Ball GT, pero también de crear eventos a medida en los que se rompe con libertad (y de manera atrevidamente acertada) con la cronología de Dragon Ball.

Nswitch Superdragonballheroesworldmission 02

Con todo, tras el éxito del filme Dragon Ball Z: La batalla de los Dioses y -consecuentemente- la serie Dragon Ball Super, la continuidad de Dragon Ball GT está relevada a un canon paralelo al de Toriyama que existe dentro de la Toei Animation y los juegos de Bandai Namco.

Coexistiendo ambos animes en juegos como el referido Dragon Ball Fighterz o el también flamante Dragon Ball Extreme Butoden de Nintendo 3DS.

Lo cual nos lleva a un punto realmente interesante: ¿qué probabilidades tenemos de ver un buen juego basado principalmente en Dragon Ball GT? La realidad es que la huella que ha dejado Dragon Ball Super y su continuidad en forma de manga (con guión del propio Toriyama) hacen que realmente complicado que, pese a que se prometió una secuela para DBGT Transformations, regresar a aquel Grand Tour no esté entre las prioridades de Bandai Namco.

Dbgttransfor30

Otra cosa muy distinta es que vayamos a dejar de ver a Goku, Vegeta y otros Dragon Warriors presumiendo de la espectacular transformación en Super Saiyan 4.

Haciendo especular, veinte años después a millones de fans sobre dónde se posiciona el cuarto nivel de Super Saya y su pintoresca figura entre los niveles de poder de la raza guerrera, y -a la vez- dando estupendas excusas para medir el alcance de su fuerza frente al poder de los mismísimos dioses. Y eso siempre es bueno.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios