Compartir
Publicidad
Echando unas partidas al desaprovechado metroidvania de las Tortugas Ninja Mutantes
Análisis

Echando unas partidas al desaprovechado metroidvania de las Tortugas Ninja Mutantes

Publicidad
Publicidad

Hay estudios que se caracterizan por un estilo muy definido. Al equipo WayFoward, de Valencia (no de España, sino de California) le va el toque retro y en 2D. Suya es la saga 'Shantae', los distintos 'Mighty' (como 'Mighty Switch Force'), el mejor videojuego oficial sobre Thor (el de Nintendo DS), o regresos muy sonados como 'Double Dragon Neon' y 'Ducktales Remastered'. Todo muy retro.

Todos estos, por lo general, han tenido buena acogida, sin alardes, mientras que ha habido otros trabajos muy desafortunados, como 'Hora de Aventuras: ¡explora la mazmorra porque yo paso!', o el que nos sitúa, 'Teenage Mutant Ninja Turtles: la maldición del mutágeno' (jamás entenderé esa manía de mezclar titular en inglés y español, aunque el cine se lleva la palma con las chapuzas).

Ya en su momento me mosqueó no ver ningún tráiler oficial hasta el último día. De hecho en la sección de los lanzamientos de la semana de finales de octubre el único vídeo que había era esa sucesión de imágenes nada halagüeñas. Cuatro días después Activision colgaba su pobre tráiler.

La curiosidad mató al gato... ¿o era una tortuga?

Teenage Mutant Ninja Turtles: la maldición del mutágeno

Mucho ha llovido desde el 31 de octubre de 2014 y siempre he sentido curiosidad por ver hasta qué punto era malo (o no tan bueno) este 'Teenage Mutant Ninja Turtles: la maldición del mutágeno', especialmente por tratarse de un metroidvania de las Tortugas Ninja, algo impropio para ellas.

Mis mejores partidas con estos seres mutantes los he vivido en los noventa y con beat'em up imborrables, como la recreativa de 1989 o el tremendo 'TMNT: Turtles in Time' que vino poco después y que en la pasada generación contó con un remake un tanto desigual. Remake que, por otro lado, se retiró de los bazares digitales, igual que la reedición del clásico de finales de los 80.

No esperaba nada de este trabajo de WayForward (que por fin vi a un precio ligeramente más reducido y por lo tanto menos doloroso) y la realidad me ha dado la razón. Como metroidvania deja que desear al no aportar realmente nada novedoso. Y lo que es peor, resulta bastante tediosa la tarea de recorrer la ciudad (y las alcantarillas) donde viven Donatello, Leonardo, Michelangelo y Raphael por culpa de un pésimo diseño de niveles (demasiado repetitivo, además) y por no haberle sacado partido a la gran baza de las diferencias entre cada tortuga. Son casi iguales.

Teenage Mutant Ninja Turtles: la amenaza del mutágeno, o cómo desaprovechar una oportunidad

Teenage Mutant Ninja Turtles: la amenaza del mutágeno

Tan solo he jugado dos tardes (el primer día, muy poco) y ya atisbo el final de este periplo. Uno de sus logros/trofeos ya es claro indicio de que WayForward no ha aprovechado las posibilidades de enmarcarse en un metroidvania, puesto que podemos conseguir un speedrun de una hora.

Pero es que además su control es algo tosco con los giros (si cambiamos de un lado para otro a la hora de atacar) hasta que le pillamos el timing. Ni qué decir que gráficamente, con ese toque Nickelodeon, demasiado infantil y descuidado para mi gusto, es de lo más feo que nos podamos echar en cara. Al menos Activision ha tenido la decencia de traducir las voces al castellano.

Sin embargo, no deja de dar la sensación de estar ante un producto sumamente inferior para lo que se presupondría para unas Tortugas Ninja Mutantes que están en clara decadencia, por mucho que lo intenten la televisión y el cine. Su éxito de antaño parece difícil de volver a repetir y con este 'TMNT: la amenaza del mutágeno' (Danger of the Ooze en inglés) su imagen se deteriora más si cabe.

Y mientras tanto, rumores con el TMNT a cargo de Rockteady, con un desarrollo en plan 'Batman Arkham', queda en agua de borrajas. ¿Alguien tiene esperanzas de ver algo digno de estos seres?

En VidaExtra | Echando unas partidas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio