Publicidad

Análisis de Red Dead Redemption 2 para PC, el mejor western de todos los tiempos llega (¡por fin!) a escritorios elevando su propio listón
Análisis

Análisis de Red Dead Redemption 2 para PC, el mejor western de todos los tiempos llega (¡por fin!) a escritorios elevando su propio listón

Publicidad

Publicidad

Red Dead Redemption 2 es un coloso en todos y cada uno de sus aspectos. Tanto en lo ambicioso de su propuesta como en la magistral manera de abordar los detalles más pequeños. Y lo es todavía más en PC, convirtiendo los sistemas de ratón y teclado en su medio natural, alcanzando nuevas cotas de grandeza y haciendo que, irremediablemente, nos preguntemos cómo es posible que la saga haya tardado casi diez años en llegar a los escritorios cuando estos le sientan tan bien.

Siendo justos, no tardamos en encontrar los motivos del estudiado lapso entre el lanzamiento de RDR2 en consolas y la que es -indiscutiblemente- su mejor versión: el western de Rockstar tiene la capacidad de colmar unas ya de por sí elevadas expectativas generadas por la autoproclamada Master Race. Es más, la propia Rockstar sabía perfectamente que un simple port no sería suficiente, aunque -no nos vamos a engañar- hace un año nos hubiéramos conformado con ello.

A fin de cuentas, esta experiencia inspirada en el lejano oeste ya alcanzó holgadamente la excelencia en consolas, destacando en todos sus aspectos. Lo cual no eclipsa, por otro lado, el exquisito acabado final que corona la versión de PC como la experiencia definitiva. No solo por ofrecer una resolución y un rendimiento sin límites y efectos que consiguen llevar la inmersión en su mundo abierto a otro nivel, sino por lo bien que se adapta al público pecero.

Sí, Rockstar vuelve a firmar el videojuego más grande y ambicioso de la generación, al menos, hasta la fecha. Y, en un mismo movimiento, abre a los jugadores de ratón y teclado las puertas hacia un paisaje inagotable, con alma y vida propia y una belleza cautivadora. Intachable en lo técnico, casi palpable a los sentidos. Inolvidable en lo argumental.

Sí, su historia, o más bien la leyenda que nosotros forjamos en torno a  Arthur Morgan, hace que nos quitemos el sombrero por el modo en el que se nos sumerge en el mejor western de todos los tiempos; pero desde ya te podemos adelantar que el verdadero pozo de horas, el arma secreta de la experiencia Red Dead Redemption 2, es su experiencia online. Una que en esta ocasión se incluye de lanzamiento.

Rockstar sabía que un simple port de RDR2 no sería suficiente para la "Master Race", aunque hace un año nos hubiéramos conformado con ello

Sin embargo, y con lo anterior por delante, también es lícito que hoy nos preguntemos si la suma de todos esos factores separados consigue coronar a RDR2 como la obra maestra de Rockstar o lo relega a una no menos privilegiada posición de ser su mayor proyecto.

Eijorltxkaainso

Pero ya te adelantamos que el salvaje y fascinante lejano oeste que Rockstar pone a disposición de los jugadores de PCs es una de las mejores experiencias que se pueden abordar en escritorios. Un imprescindible rotundo y un título que no hace otra cosa que mejorar con cada hora invertida, ya bien sea atracando diligencias, persiguiendo maleantes o, simplemente, vagando sin propósito siguiendo la puesta de sol.

El salvaje Oeste en toda su gloria, adaptado al estilo de Rockstar

Es 1899 y la era de los forajidos en América está llegando a su ocaso. Gracias a la máquina de vapor, el ya no-tan-lejano Oeste comienza a prosperar y eso dificulta cada vez más que bandas, como la de Dutch Van Der Linde, se ganen el pan a su manera. Por suerte, donde hay  prosperidad también hay nuevas oportunidades.

Si no has jugado al Red Dead Redemption original, o vienes de nuevas, tienes que tener en cuenta que RDR 2 no busca replicar las mismas sensaciones de un Grand Theft Auto con caballos y tampoco es lo mismo con una capa de pintura de otro color; pese a que el esquema narrativo no se separa demasiado de la fórmula de Rockstar, la experiencia está más en consonancia con los RPGs de mundo abierto. Con los mejores, sí, pero sin cruzar la línea que separa el género.

Rdr2 Pc Screenshot 073

Lo cual no quita que los fans de Trevor Philips se sientan irremediablemente fascinados por sus inagotables actividades, sus personajes tan bien construidos, su ingente cantidad de coleccionables y una constante sensación de libertad que nos alienta a hacer siempre lo que queramos cuando queramos. Tanto en el modo historia como en Red Dead Online.

Cuando nos referimos a que se desmarca de lo visto en GTA nos referimos a la propia concepción de mundo abierto, de modo que tanto los seis capítulos (y los dos epílogos) en los que nos ponemos el sombrero de Arthur Morgan, como en el personaje que se creamos para compartir la experiencia online con otros jugadores, veremos como los elementos comunes ganan matices y carácter a costa de reducir las dosis extra de locura, como puede ser conducir un tanque con el máximo nivel de búsqueda o participar en disparatadas carreras que coquetean con el surrealismo.

El salto visual alcanzado en PC hace que casi podamos oler a tierra mojada cuando llueve

No es que el mundo de Red Dead Redemption no de juego, ni mucho menos. Hay margen para hacer auténticas barrabasadas y alucinantes experimentos con los que poner a prueba hasta dónde Rockstar ha sido capaz de llegar con tal de equilibrar la triple balanza de libertad, realismo y diversión. Se trata, más bien, de una cuestión de enfoque: de cómo el entorno acaba arropando al jugador e invitándole a descubrir sus posibilidades.

Hay licencias, claro. Contábamos con ellas. La mayoría asociadas al sistema de progresos, siendo éste y la gratificación constante uno de los motores más fuertes de Red Dead Redemption 2. Pero también dándole ese acertado toque de color y emoción de los Spaghetti Westerns a través de herramientas como el Dead Eye, el cual traslada la solemnidad de la cámara lenta a las escenas de tiroteos y, de paso, aumenta nuestra posibilidad de terminar el día con las botas puestas.

Rdr2 Pc Screenshot 070

Ahora bien, tanto la trama argumental como las mecánicas de juego están atadas con maestría a un mundo abierto que, a la vez, es un fascinante ecosistema lleno de vida que evoluciona con el paso del tiempo, en el que todos sus habitantes tienen sus roles y rutinas y dónde los propios animales, incluidos los caballos en los que cabalgamos, no solo abrazan el fotorrealismo, sino que se les ha insuflado carácter, comportamientos y una cantidad de detalles sin precedentes en la industria del videojuego.

Porque cada detalle suma en Red Dead Redemption 2, desde el crecimiento de la barba de nuestro personaje a los hábitos de alimentación de los cerdos y los cocodrilos. Es más, aprender y adelantarnos a los comportamientos en manada de los ciervos será esencial si queremos aumentar nuestro rol de cazador (con las ventajas que eso supone).

Rdr2 Pc Screenshot 066

Es en ese nivel de profundidad y complejidad alcanzado donde se manifiesta el verdadero hito de la experiencia. Haciendo que las cacerías, los atracos, las búsquedas del tesoro o los duelos se vivan desde un nivel de inmersión sin precedentes en un mundo en el que el salto visual alcanzado en PC hace que casi podamos oler a tierra mojada cuando llueve, empatizar con nuestro personaje en los climas más extremos y amedrentarnos, junto con nuestro caballo, ante la inesperada presencia de un enorme oso.

Su manera de invitarnos a cuidar de nuestras armas ya que, de no hacerlo, éstas se estropean. De crear vínculos de afecto con nuestros caballos y, eventualmente, acabar formando parte de una comunidad online a la que llamar nuestra cuadrilla. O nuestra otra familia, la del Lejano Oeste.

La versión definitiva de Red Dead Redemtion 2 (y Red Dead Online)

Lo más sencillo -y superficial- a la hora de establecer las mejoras de Red Dead Redemption 2 en PC frente a unas ya de por sí alucinantes versiones de consolas (con especial mimo en la bestia negra de Microsoft) es su actualizado apartado visual acorde a unas posibilidades de hardware bastante más holgadas. La realidad, no obstante, es que el western de Rockstar brilla con nueva luz a la hora de abordar la experiencia con ratón y teclado.

Como ocurrió con la llegada de GTA V a PC, la versión de escritorios de Red Dead Redemption 2 se mueve en una suerte de zona intermedia entre ofrecer una adaptación hecha a medida para el hardware de PC, libre de límites de resolución y rendimiento, y lo que en alguna ocasión se nos ha llegado a presentar como una versión remasterizada.

Rdr2 Pc Screenshot 064

Siendo más concretos en esto, el uso de texturas y teselados mejorados consiguen dar más fuerza y naturalidad a los contrastados paisajes, los detalles más sutiles de las construcciones de la emergente civilización americana y, centrándonos en las distancias más cortas, a toda la flora, la naturaleza y fauna.

Pero no es lo único que juega a su favor: las mejoras en la oclusión ambiental, los avances en lo referente a la calidad de las sombras (suaves y lejanas) o los propios reflejos alcanzan nuevas cotas de calidad en una experiencia que busca constantemente la sensación de contraste a través del clima, las estaciones y la propia ambientación. Haciendo que contemplar las estrellas de noche, junto a una fogata, sea tan especial como un amanecer despejado desde lo alto de una montaña o presenciar una tormenta con relámpagos frente a un prado interminable.

Rockstar ha conseguido maravillas que trascienden el propio sentido de la vista, haciendo casi palpables los acabados de metal, la dureza de la piedra, la textura de un fango que impregna nuestra ropa o el propio pelaje de los diferentes animales salvajes. Pero, sobre todo, es posible engañar a los sentidos a través de una resolución sin más límite que el que pueda ofrecer nuestro equipo y la naturalidad de unos movimientos sin bloqueo de FPS, incluso a través de algo tan simple como el trote de nuestros caballos.

Rdr2 Pc Screenshot 050

El mundo abierto de Red Dead Redemption 2 en PC también cautiva y deslumbra incluso de muy lejos, especialmente cuando estamos en movimiento. Más allá de su mayor distancia de dibujado, RDR2 regala al jugador vistas verdaderamente impresionantes coronadas por una iluminación volumétrica que gana naturalidad y presencia a cualquier hora e incluso reclama su propio protagonismo al sortear árboles galopando a través de un bosque, a toda velocidad y sin bajones de rendimiento.

Aunque, siendo sinceros, Rockstar no solo apuesta fuerte por lo visual: su apartado sonoro, más allá de la B.S.O. del modo historia, pide a gritos disfrutarse con unos cascos de sonido envolvente que, sobre todo en los modos competitivos de Red Dead Online, suponen una ventaja a la vez que una nueva capa de inmersión en el mundo abierto.

Rockstar ha creado una experiencia para los usuarios de escritorio, no una adaptación de lo visto en consolas

Dicho lo anterior, Rockstar no reniega de la experiencia contemplativa sino que la abraza por todo lo alto, e incluso ofrece al espectador una opción de cámara cinemática específica para que pueda darse un festín visual cuando no esté buscando maleantes (o escapando de la ley), alternando de punto de vista con solo pulsar una tecla.

Un conjunto de elementos capaces de hacernos olvidar nuestras codiciosas intenciones al alcanzar o superar las 4K y, como en consolas, aprovechando la ventaja de la tecnología HDR para dar todavía más solemnidad e importancia a los momentos inolvidables, las cinemáticas e incluso a los paseos sin rumbo. Y sí, Red Dead Redemption ofrece un modo Foto al que se accede en PC simplemente pulsando F6.

Pero la mejora de la experiencia no se queda en lo que puede ofrecer el propio hardware: si bien es posible recuperar los controles de consola asociando un mando a nuestro PC, la oportunidad de abordar la experiencia con ratón y teclado resulta un extra al que es complicado negarse, pese a que requiere su propio periodo de adaptación.

Ponerle a Red Dead Redemption 2 la etiqueta de shooter puede ser objeto de debate, pero lo cierto es que, a diferencia de la versión de consolas, durante los primeros compases me he sentido mucho más cómodo con la vista en primera persona cuando Arthur se movía a pie.

Rdr2 Pc Screenshot 012

Quizás se trate de una cuestión de costumbre tras ingentes horas usar el ratón y el teclado en FPS, sin embargo lo cierto es que, tras decenas de horas de juego, me he acostumbrado a realizar cambios de cámara para hacer todavía más fluida la experiencia de juego, aprovechando lo mejor de las dos perspectivas y adaptando el colosal mundo a cómo quiera jugar en ese momento.

Dicho lo anterior, queda patente desde el principio que Rockstar se ha preocupado de crear unos controles adaptados al PC en lugar de limitarse a volcar lo que habíamos visto en las ediciones lanzadas el año pasado.

Detalles como  la asignación de botones en el teclado, el modo de emplear el ratón a la hora de interactuar con cada elemento de nuestro entorno o el abanico de configuraciones para sacar el máximo partido a la primera y tercera persona delatan el enorme trabajo que hay detrás. Pero también evidencian que Rockstar ha creado una experiencia a medida para los usuarios de escritorio, no una adaptación de lo visto en consolas.

Rdr2 Pc Screenshot 062

Elementos muy patentes y sutiles que si se suman hacen que la experiencia de Red Dead Redemption 2 encuentre la verdadera excelencia en PC, pese a que, sobre el papel, ofrece los mismos contenidos de las versiones de consola, con algún que otro extra añadido, quizás en compensación por el retraso o como reclamo adicional, bajo la forma de nuevas misiones, artículos y recompensas.

No considero una exageración afirmar que se alcanza un nuevo nivel de inmersión a través de unas mejores sensaciones de juego que van desde el nivel de detalle, la fluidez con la que todo se mueve en pantalla, la majestuosidad de sus paisajes o un sistema de control que también busca seducir a los jugadores de escritorio más exigentes. Una sucesión de factores que no pasan por alto frente a las inevitables comparaciones.

La opinión de VidaExtra

Rdr2 Pc Screenshot 074

La llegada del propio Red Dead Redemption a PC ha sido la fantasía recurrente de los jugadores de ratón y teclado durante más años de los deseados, y Rockstar siempre ha sido consciente de ello. Debido a esto, era imprescindible que los creadores de Grand Theft Auto fuesen capaces de colmar las desorbitadas expectativas en torno a un sueño que ya es una realidad. Y está fuera de toda duda que han puesto toda la carne en el asador.

Red Dead Redemption 2 es intachable a nivel de historia, alcanzando una calidad argumental y un trato a nivel narrativo que lo catapultan, incluso de salida, a lo mejor que se ha lanzado en PC a lo largo de esta década.

El western de Rockstar es una de las mejores y más cautivadoras experiencias jamás publicadas en PC

Ahora bien, ante todo se trata de un western y pese a que la sensación de libertad es alucinante, no esperes el frenetismo de GTA V o que sus necesarias licencias de jugabilidad lo aproximen a las epopéyicas aventuras de The Witcher 3 o Dark Souls. Juegos que, por otro lado, tampoco te van a dar otro tipo de sensaciones, como atracar con éxito una diligencia junto otros jugadores.

Personalmente, echo de menos una localización con las voces en castellano durante el modo historia que permitan disfrutar todavía más de su milimétricamente estudiada narrativa. No la hubo en consolas de todos modos, pero también es cierto que es difícil, muy difícil, igualar la intensidad de los diálogos de un reparto liderado por Roger Clark en el papel de Arthur Morgan.

Rdr2 Pc Screenshot 071

Con todo, las voces pasarán a ser algo casi secundario una vez superada la historia a través de un Red Dead Online en el que la propia Rockstar nos desafía a exprimir las inagotables posibilidades de su apasionante visión del salvaje Oeste a través de desafíos diarios, con modos libres y competitivos (incluyendo una especie de Battle Royale) o a través de una constante sensación de gratificación a la hora de realizar actos honorables o vandálicos que se traducen en logros, nuevos desafíos y cada vez mejores recompensas.

Por no hablar, claro, de una arrebatadora experiencia contemplativa con la que no pueden competir las siempre maravillosas vistas de Los Santos y sus alrededores. Al menos, sin mods de por medio.

¿Es Red Dead Redemption 2 el mejor juego de Rockstar Games? Al ponerlo frente a GTA V no tardamos en darnos cuenta de que son experiencias diferentes con puntos en común. Sin embargo, lo que ya te podemos garantizar es que se trata del mejor western de la historia e -indiscutiblemente- una de las mejores y más cautivadoras experiencias jamás publicadas en PC.

Imprescindible

Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2

Plataformas PC (también disponible en Xbox One y PS4)
Multijugador Sí.
Desarrollador Rockstar Games
Compañía Rockstar Games
Lanzamiento 5 de noviembre de 2019
Precio 59,99 euros

Lo mejor

  • Un mundo abierto interminable, repleto de posibilidades y que irradia vida y belleza. Y que luce todavía más alucinante en PC
  • Los personajes y la trama del modo historia, así como la barbaridad de actividades extra, convierten la experiencia de Rockstar en el western definitivo
  • La integración del ratón y el teclado hacen que RDR se sienta como si la saga regresase a casa, pese a ser su debut en PC
  • Red Dead Online es la manera definitiva de coronar la experiencia, permitiendo zambullirse de lleno en sus inagotables posibilidades y compartir logros, hitos y fechorías

Lo peor

  • No esperes encontrar el grado de frenetismo y locura de GTA (aunque los mods pueden abrir interesantes puertas)
  • Pese a la cantidad de texto en castellano que podemos ver más allá de los propios menús e interfaz, se hubiera agradecido para el modo historia una localización en la que se diese la opción de incluir voces en español

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir