Publicidad

Retroanálisis de Sonic the Fighters, el debut en 3D de la legendaria mascota de SEGA
Análisis

Retroanálisis de Sonic the Fighters, el debut en 3D de la legendaria mascota de SEGA

Publicidad

Publicidad

Viendo el resurgir del mítico Sonic de SEGA estos últimos años, tanto en forma de videojuego (Sonic Mania, sobre todo) como por medio del cine, recientemente, con una película que no ha sido la hecatombe que muchos auguraban, me ha dado por echar la vista atrás y recordar experimentos, como aquel Sonic the Fighters.

Y es que en pleno auge de los juegos de lucha en 3D, a SEGA no se le ocurrió otra cosa que meter a los amigos de nuestro puercoespín azul favorito en 1996 para liarse a tortas y patadas bajo un estilo similar a Fighting Vipers, estrenado un año antes en recreativas niponas. De hecho, reutilizó su mismo motor gráfico.

Un Fighting Vipers con personajes de Sonic

Sonic the Fighters

SEGA y Namco tuvieron un duelo la mar de interesante por aquella época en los arcades. Si la primera tenía SEGA Rally, la segunda tenía Ridge Racer para competir y ver quién era mejor conduciendo sobre cuatro ruedas. Si una tenía The House of the Dead, la otra tenía Time Crisis en los shooters sobre raíles. Y en lucha, por supuesto, fue legendario el duelo entre Virtua Fighter y Tekken.

Ante una tecnología de las 3D emergente, también hubo cabida para probar qué tal le sentaba el cambio a personajes o sagas originarias en 2D. Y el destino quiso que el primer Sonic en 3D fuese un juego de lucha a cargo de SEGA AM2.

A priori, nada podía salir mal sabiendo que detrás estaba el equipo de Virtua Fighter, estrenado en 1993. La idea, además, vino de parte del mismísimo Yu Sukuzi, a quién, tras ver los modelos de Fighting Vipers (1995), quiso tener a la tropa de Sonic bajo esa guisa. Aunque también acorde al público de esa mascota.

¿Eso qué quiere decir? Que no había sangre ni los personajes perdían parte de su ropa al recibir golpes, como en el citado versus de 1995. Además, la jugabilidad era más simple, lo que hacía que a la larga el juego fuese mucho más aburrido.

Un juego de lucha más en el boom de las 3D

Sonic the Fighters

Era, ante todo, puro fan service y por la gracia que hacía ver a esos personajes originarios del género de las plataformas dentro de un juego de lucha. Para que nos hagamos a la idea, Nintendo no hizo lo propio con Mario y los suyos hasta 1999, con aquel Super Smash Bros. en Nintendo 64, un crossover de ensueño.

Sonic, Tails, Knuckles, Amy... No faltaron los cuatro esenciales en el reparto de Sonic the Fighters, ni tampoco rostros menos conocidos o totalmente nuevos, como Espio, que debutó en Knuckles' Chaotix en 32X, o Bean, que parecía primo hermano de los protagonistas del beat 'em up Dynamite Düx (también de AM2).

Por suerte, su plantilla se ampliaría levemente en su tardía conversión a PS3 y Xbox 360 (sí, en su día se canceló para Saturn), haciendo jugables a los jefes (Doctor Robotnik y Metal Sonic), junto con un "truco" para disfrazar a Amy de Honey, de Fighting Vipers, pulsando "Start" sobre el personaje estándar.

Como hemos dicho, a nivel jugable era más básico que los otros juegos de lucha de la compañía nipona, pero conservando la disposición de botones (puñetazo, patada y agarre pulsándolos a la vez) y a la hora de realizar los combos, con el añadido de la técnica Barrier, un escudo que nos podía sacar de algún apuro, que hacía a su vez de barra para activar el Hyper Mode con un ataque especial.

Fue un versus sin demasiadas pretensiones, pero a la vez para probar fortuna dentro de otro género ajeno a Sonic, pese a no ser la primera vez que esta mascota de SEGA probase fortuna lejos de los plataformas. En 1994, sin ir más lejos, condujo un bólido en Sonic Drift para Game Gear, mientras que en 1997 corrió sin vehículo en Sonic R. Hasta le pegó al tennis en 2008 en SEGA Superstar Tennis, entre infinidad de experimentos más, como Sonic Spinball. ¿Y repitió suerte en la lucha? Sí, con el menos popular Sonic Battle de Game Boy Advance.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

No, en parte por no ser un bombazo en 1996. Muy a la sombra de los referentes del género, Sonic the Fighters fue un juego más bajo un estilo bastante más limitado que el resto y sin el carisma que destilan los personajes del universo ideado por SEGA. Una lástima que no se haya vuelto a intentar su regreso.

Sonic the Fighters

Sonic the Fighters

Plataformas Arcade, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
Multijugador Sí, local (dos jugadores)
Desarrollador SEGA AM2
Compañía SEGA
Lanzamiento 1996 (Arcade) | 2012 (Consolas)
Precio 4,79 euros (Xbox 360; retrocompatible con One)

Lo mejor

  • El primer juego de lucha de Sonic y cía
  • Un Fighting Vipers más asequible

Lo peor

  • Escasa profundidad a nivel jugable
  • Que el debut de Sonic en 3D haya sido esto
  • Ver cómo Sonic pelea mejor en los Smash Bros.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios