Star Wars: El Poder de la Fuerza, la arrolladora grandeza de LucasArts y el frenetismo de los hack'n slash al servicio de La Guerra de las Galaxias
Análisis

Star Wars: El Poder de la Fuerza, la arrolladora grandeza de LucasArts y el frenetismo de los hack'n slash al servicio de La Guerra de las Galaxias

Tanto individualmente como sumadas y en conjunto, las dos entregas de Star Wars: El Poder de la Fuerza se imponen por méritos propios como dos de los mejores videojuegos jamás hechos en torno al universo de la Guerra de las Galaxias. No solo por alcanzar la excelencia a través de momentos épicos y una jugabilidad impecable, sino por la revolucionaria manera en que su protagonista nos hace sentir que dominamos tanto la Fuerza como la espada láser.

De hecho, pese a que los compases finales de la gran historia que se desarrolla en ambos juegos los separan del canon oficial de Star Wars y la compra de LucasFilm por parte de Disney de la continuidad actual de la saga, LucasArts acertó de lleno al ofrecer un contexto totalmente creíble, bien enlazado con el Universo Expandido de Star Wars y, lo más interesante de todo, diseñado con el beneplácito total y absoluto del propio George Lucas.

Ss D4fdd7d7b9712329c688d5825393e00ea99506b8 1920x1080

A fin de cuentas, el proyecto comienza a tomar forma tras el lanzamiento de Star Wars Battlefront e inicia su desarrollo en un contexto muy singular: Star Wars: La Venganza de los Sith ya se había estrenado en los cines y había todo un universo de posibilidades por explorar en la línea de tiempo que separa la trilogía clásica y las precuelas.

Así, con la saga cinematográfica cerrada por parte de Lucas, todo LucasFilm se volcaría en dar forma al universo Star Wars conocido y por conocer, incluida su propia división de videojuegos. Lo cual, por otro lado, coincidió con la instauración final de Xbox 360 y PS3, una nueva generación de consolas cuyas capacidades de hardware parecían no tener límites. Incluso podían ofrecer juegos en alta definición. Y desde LucasArts estaban más que dispuestos a ponerlas a prueba.

Tras el Episodio III, el próximo gran evento de Star Wars no se estrenaría en los cines

George Lucas en persona insistió en que se debía crear un gran proyecto original que transmitiese la esencia de las películas, y no le faltaron propuestas, incluyendo un juego de acción protagonizado por un cazarrecompensas, Darth Maul o un poderoso Wookie. Siendo esta última idea descartada por el propio Lucas: ¿cómo introducir elementos dramáticos cuando el protagonista apenas puede vocalizar?

Screenshot 3047

Entonces, la bombilla se les iluminó a Kim Ward, Darrell Rodriguez, Peter Hirschmann y el resto de la gran directiva de LucasArts: bajo el concepto de Patear traseros con la Fuerza, se creará un título de acción que canalizará toda la esencia de la saga en su protagonista y la elevará a nuevas cotas de epicidad.

Solo que, en lugar de ser un héroe, el elegido o un noble guerrero Jedi, se tratará de un Sith en formación con un poder abrumador.

Sith

De hecho, no será cualquier practicante del reverso tenebroso de la Fuerza: se trata del mismísimo aprendiz secreto de Darth Vader. Un concepto absolutamente brillante, ya que a través de él el fan de Star Wars explorará en primera persona un universo en el que el látigo del Imperio Galáctico ejerce lo más parecido a una especie de rol paterno y responde una interesante pregunta: ¿qué hubiese pasado si Vader hubiese entrenado a Luke desde pequeño?

Aunque, claro, solo el hecho de imaginar escenas como derribar un colosal Destructor Estelar usando únicamente la Fuerza desataba la imaginación de los desarrolladores.

High Resolution Wallpaper Background Id 77701137619

George Lucas no solo dio el visto bueno al proyecto, sino que dio su aprobación personal y consejo en todos y cada uno de los aspectos que relacionaban el juego con el canon de Star Wars. De modo que, por ejemplo, consintió que apareciesen personajes como la Princesa Leia entre otros, pero añadiendo matices y notas a pie de página sobre su manera de implicarlos, dónde debían estar en el universo o cómo actuarían.

Con todas esas premisas, y con dos años de margen para superar la resaca posterior al Episodio III, la iniciativa de Star Wars: El Poder de la Fuerza se convertirá en el próximo gran evento de la saga galáctica y una de las máximas prioridades de LucasFilm. Realizando una gran jugada similar al de Shadows of The Empire: crear el despliegue que se suele hacer de cara al lanzamiento de una película sin que haya película.

Ss Cd5008b0884db8434798878317d78cdccc76e195 1920x1080

Si bien el videojuego de Star Wars: El Poder de la Fuerza era la pieza central de la iniciativa, éste llegó arropado de su propia novela oficial, su línea de merchandising, un juego de rol basado en sus acontecimientos, miniaturas y hasta su propia serie de novelas gráficas. A lo que hay que sumar que, pese al retraso de su lanzamiento en consolas, la épica gesta del aprendiz de Vader se jugó en prácticamente todos los sistemas: PS3, Xbox One, Wii, Nintendo DS, PC y hasta PlayStation 2.

Así, en septiembre de 2008, el nuevo gran evento de Star Wars estaba listo para desplegarse. Y lo mejor es que el resultado colmó las expectativas.

El Poder de la Fuerza, la historia jamás contada del discípulo de Darth Vader

La Antigua República y el Templo Jedi han caído, pero todavía quedan varios caballeros, aprendices y seres practicantes de la Fuerza dispersos por la galaxia. Amenazas para las implacables fuerzas del Imperio y, a la vez, cabos sueltos que el poderoso Darth Vader está completamente decidido a eliminar. Con una única excepción.

Años atrás, el imponente Lord Sith hizo un gran descubrimiento en Kashyyyk, el planeta originario de los Wookies: tras asesinar a un maestro Jedi descubrió que éste realmente le estaba ocultando a un niño con una enorme conexión con la fuerza. Un alma cándida con un potencial enorme que, en lugar de ser sentenciada por su espada láser entrenará personalmente y en secreto con un propósito: convertirlo en su mejor arma.

Starkiller

Han pasado los años y aquel niño ahora es un prodigioso aprendiz que domina con holgura tanto el uso de la fuerza como el combate directo. Incluso blande su propia hoja con gran maestría. Vader es consciente de que pronto podrá completar su entrenamiento y usarlo para tomar él mismo las riendas de la galaxia, pero primero hay una serie de pruebas que debe superar. Incluyendo la eliminación de varios Jedis que todavía se ocultan a lo largo del cosmos.

Como juego, Star Wars: El Poder de la Fuerza hereda lo mejor de los hack’n slash de principios de la década de los 2000, la grandeza de los mejores juegos de LucasArts inspirados en La Guerra de las Galaxias y un apartado visual y jugable transgresor que fue posible a base de combinar tres tecnologías de vanguardia:

  • El motor Euphoria (el cual sigue siendo usado en juegos como GTA V o Red Dead Redemption 2)
  • La tecnología DMM (Digital Molecular Matter ), la cual permitía mover, deformar y jugar con los elementos en pantalla con una libertad espectacular.
  • Los efectos visuales de calidad cinematográfica de Industrial Light & Magic.

A lo anterior, LucasArts sumó el motor de físicas Havoken y lo ensambló en Ronin, un software creado a medida. El resultado final en movimiento fue espectacular.

Screenshot 3041

Esto se tradujo en unos acabados impresionantes que siguen manteniendo el tipo décadas después. Al menos, en lo relativo a las versiones de PC y sobremesas de Séptima Generación. Ahora bien, dónde el juego realmente se luce es en su jugabilidad y cómo ésta ha sido implementada en los colosales y detalladísimos niveles.

El aprendiz de Vader no solo aprende a lo largo de la partida montones de combos espectaculares con los que es capaz de hacer frente a rebeldes e imperiales con enorme holgura, sino que integra de manera acertada y dinámica el uso de la Fuerza en la ecuación como no se había visto antes en un videojuego. Haciendo que limpiar la galaxia de enemigos sea tan emocionante como entretenido.

Ss 775b0bc8ee63320a353659d3fc33162aef6dccf8 1920x1080

Mención especial, dentro del modo en el que podemos experimentar con la Fuerza en batalla, es el sistema con el que podemos interactuar con todo lo que nos rodea: podremos reventar puertas con un Empujón de la Fuerza o levantar y hacer levitar prácticamente todo lo que se mueva en el escenario de manera sencilla e intuitiva. Aprovechando al máximo el sistema de dos sticks analógicos.

Fomentando nuestra creatividad a la hora de destruir y, a la vez, elaborando desafíos que ponen a prueba nuestra destreza a la hora de resolver puzzles tridimensionales, con montones de coleccionables y secretos repartidos generosamente por los escenarios.

Ss 73de811e212c77db4b1b5d9ae96ce0be29b8c118 1920x1080

Lógicamente, que El Poder de la Fuerza esté situado entre las dos trilogías de la Guerra de las Galaxias supone que debe ser autoconclusivo a nivel argumental. Si bien LucasArts elaboró una sobresaliente historia en torno a nuestro protagonista con ajustadísimos guiños para los fans de Star Wars, el clímax de la misma nos daba a elegir nuestro propio destino a lo Anakin Skywalker: ocupar el puesto de Darth Vader y romper el canon o darle una oportunidad a la Alianza Rebelde a cambio de nuestra propia vida.

Por suerte para todos, y pese a la magnitud y consecuencias de ambos acontecimientos, dos años después llegará la secuela de El Poder de la Fuerza.

El Poder de la Fuerza II: una secuela todavía más épica con sus propias flaquezas

Ni siquiera la muerte fue un obstáculo para que aprendiz de Darth Vader se enfrentara a su propio destino. Seis meses después de los acontecimientos de mostrados en El Poder de la Fuerza y aproximadamente un año antes de la Batalla de Yavin y lo sucedido en La Guerra de las Galaxias (el Episodio IV de la saga cinematográfica) volvíamos a atravesar la galaxia dejando un generoso rastro de cuerpos de imperiales a nuestro paso.

En el planeta Kamino, donde se forjó a través de la ciencia genética el ejército clon de la Antigua república, Darth Vader contempla su nueva creación: una réplica exacta y ya crecida del discípulo que lo traicionó.

Ss 2997a4bd5fa04e7a0174d5149ed77e3133815be4 1920x1080

La conexión con la fuerza seguía siendo inmensa en el clon. Sin embargo, los recuerdos y sentimientos heredados del aprendiz original de Vader no tardaron en empujarlo hacia una huida desesperada. Volviendo a poner su inmenso poder en contra del propio del Imperio Galáctico.

Si bien El Poder de la Fuerza II continúa la trama tras el sacrificio del aprendiz de Vader, notaremos que los dos años que separan el original de la secuela se notan holgadamente en cuestión de acabados, jugabilidad y espectacularidad: LucasArts se encontraba mucho más cómoda a la hora de dar forma a esta nueva entrega, y eso se nota desde el principio.

Apps 23294 70150884927435795 96c7e3bf E29a 464f B969 Faf5cc06de1f

En el proceso,  El Poder de la Fuerza II gana en ambición al enfrentar al nuevo aprendiz a peligros todavía mayores, desde enormes droides blindados a conciencia a una descomunal criatura del tamaño de un rascacielos, pasando por los soldados y fuerzas del imperio más poderosos mostrados en un videojuego.

Combinando acertadamente una jugabilidad más pulida y que ofrece desde el principio acceso a las habilidades claves del protagonista con una interfaz más simplificada. Acertando con las escenas cinemáticas y espectaculares resoluciones a base de Quick Time Events que retienen siempre la emoción en pantalla.

Screenshot 3045

Integrando nuevos personajes en la trama, incluyendo apariciones estelares de gran calibre para los fans de la saga galáctica. Y, lo mejor de todo, atando con maestría la experiencia en su conjunto a lo que debe sentirse en el universo Star Wars.

Screenshot 3044

Con todo, y pese a todos los pasos en la buena dirección que da El Poder de la Fuerza II, éste no llegó a causar el mismo impacto que la entrega original. Quizás, porque debía medirse con otros hack’n Slash mucho más potentes y había perdido en buena parte el factor sorpresa. Algo que su duración,  bastante correcta dentro del propio género de la acción, no terminó de ayudar.

Como en la primera entrega, LucasArts permitió al jugador acceder a diferentes finales. Y, lógicamente, los mejores eran los que más desviaban el destino de la galaxia del curso original mostrado en las salas de cine. Sin embargo, el propósito de LucasArts es que esta secuela fuese la más oscura de la saga. Una especie de El Imperio Contraataca dentro de una nueva trilogía creada para jugarse.

Ss 3c3c51225c06fcc2f29a8db2fb906efbb9bd52a6 1920x1080

Lo cual, por otro lado, nos lleva a la pregunta lógica: ¿qué pasó con El Poder de la Fuerza III? En esencia, Disney adquirió Lucasfilm y LucasArts dos años después y tiró por tierra todos los proyectos en desarrollo. Algunos de ellos conocidos y otros, no tanto.

El legado de Starkiller, el aprendiz que nos hizo destruir el universo Star Wars como un Sith

Screenshot 3040

Si bien el proyecto de El Poder de la Fuerza se concibió como un gran evento dentro del universo Star Wars, la buena acogida del juego y el impulso ganado con la secuela, pese a ser autoconclusivos, llevaron poco a poco al jugador a una trama mayor. Y pese a que El Poder de la Fuerza III nunca llegó a entrar en la fase de desarrollo, el verdadero clímax del arco del aprendiz se desplegará totalmente en un tercer y último episodio.

Lo poco que sabemos en torno al llamado a ser acto final de la trilogía de Starkiller no pintaba nada mal: Sam Witwer, quien dio voz, rostro y movimiento al aprendiz en la saga del Poder de la Fuerza, reveló al medio IGN en 2013 que la trama argumental obligaría Darth Vader y su discípulo a unir fuerzas frente a un mal todavía mayor. Integrando con más fuerza al cazarrecompensas Boba Fett y al mismísimo Emperador en la trama.

Ss C04236503de16c0541e7461725523f8e0535c869 1920x1080

En lo jugable, por lo que se llegó a hablar, El Poder de la Fuerza III aprovecharía el hardware de PS4 y Xbox One para ofrecer escenarios mucho más grandes y ambiciosos y mecánicas de mundo abierto. La realidad, por otro lado, es que ni siquiera se llegó a crear arte conceptual para el juego y que el principal responsable de la saga W. Haden Blackman, pese a presentar el proyecto a LucasArts, ya estaba tomando posiciones para crear lo que pasará a ser Hangar 13.

Por desgracia, y como comentamos un poco más arriba, Disney replanteó el papel de LucasArts en los videojuegos, delegando en terceros el desarrollo de los juegos futuros. De modo que la legendaria compañía pasó a ocuparse de licenciar nuevos proyectos y su propio legado. Cancelando en el proceso todos los juegos relacionados con Star Wars que estaban siendo desarrollados.

Ss Af4cc8c57a53fbf13f0106829f83d8f810c03bc3 1920x1080

Y, desde entonces, Electronic Arts ha sido la máxima beneficiada, obteniendo un acuerdo muy preferente a la hora de adaptar el universo de Star Wars a PCs, consolas y dispositivos móviles.

Electronic Arts se centró totalmente en las experiencias multijugador, e incluso vimos como abusar del lado oscuro del mismo a través del nuevo Star Wars Battlefront II le salió muy caro. De hecho, desde que se hizo con él canceló varios grandes proyectos basados en el single-player, perdiendo grandes creativos y hasta estudios enteros en el proceso. Pero también acertando con títulos que nos recuerdan lo mejor de la etapa más inspirada de LucasArts.

En noviembre de 2019, y a través de Respawn, Electronic Arts lanzó Star Wars Jedi: Fallen Order. Una aventura de acción que, sin transmitir el frenetismo y la epicidad de los hack’n slashes de hace una década, irradia sensaciones muy parecidas al legado de LucasArts con la saga de Star Wars. Logrando hacer que empuñar una espada láser y modificar entornos a través de la fuerza vuelva a ser especial.

Desde la adquisición de Disney, todo el material sin relación a las adaptaciones cinematográficas o televisivas quedó relegado a Legends, una especie de limbo repleto de historias paralelas inspiradas en aquella galaxia muy, muy lejana. Algunas menores y otras realmente espectaculares. ¿Se quedará el aprendiz de Darth Vader atrapado en el sello Legends?

Tfu3

Bueno, viendo lo bien que El Mandaloriano está atando todos los cabos sueltos del Universo Expandido de Star Wars, muchos seguimos teniendo fe en que Sam Witwer volverá a blandir la espada láser del aprendiz de Vader. Por lo pronto, el actor continúa en el radar de Lucasfilm, habiendo participado y prestado su voz a Darth Maul y otros personajes en producciones como Vader Immortal, Star Wars: Squadrons y, próximamente, LEGO Star Wars: The Skywalker Saga.

Si el actor Temuera Morrison recuperó su armadura de Beskar a través de Boba Fett, nada es imposible en Star Wars.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio