Publicidad

13 sagas de videojuegos de Star Wars olvidadas que (hoy más que nunca) necesitan regresar
Listas

13 sagas de videojuegos de Star Wars olvidadas que (hoy más que nunca) necesitan regresar

Publicidad

Publicidad

Star Wars ya no despierta las mismas emociones que hace un par de décadas. Podríamos debatir largo y tendido sobre la nueva trilogía, el enorme despliegue que Disney ha ejecutado en todas las direcciones a la vez o todo lo que no funcionó en Star Wars Battlefront II, pero preferimos ser constructivos y poner otras ideas sobre la mesa. O, más bien, buenas ideas con un exquisito toque clásico.

Si bien a Electronic Arts todavía le quedan sus buenos años de exclusividad a la hora de llevar la saga galáctica a las consolas, PCs y móviles, también hemos visto movimientos muy interesantes: el relanzamiento de varios títulos de LucasArts, el acertado apoyo recibido por el Battlefront II de Pandemic o el regreso de Jedi Knight para los sistemas actuales.

Por no mencionar, claro, la soberbia pinta que tiene Star Wars Jedi: Fallen Order. Un juego que, por cierto, deja atrás la política de incluir un multijugador en cada propuesta de EA

Sin embargo, basta con mirar un poco de gameplay para que al final todo nos lleve al mismo punto: la enorme  influencia de los títulos clásicos de Star Wars. Una señal más de que va siendo hora de recuperarlos.

En VidaExtra hemos seleccionado 13 sagas clásicas de Star Wars que merecen una nueva oportunidad, como la que se le ha dado a Star Wars: Battlefront o Knights of the Old Republic a través de su MMORPG o su anunciado paso por la gran pantalla. Un regreso a la altura de su legado para nostálgicos, pero también para ilusionar a las nuevas generaciones de fans.

Star Wars: Jedi Power Battles

El juego oficial del Episodio I: La Amenaza Fantasma  tenía sus pros y sus contras, pero el flamante hack'n slash protagonizado por los caballeros Jedi fue una sorpresa de lo más agradable, sobre todo a dos mandos.

Star Wars: Episodie I Jedi Power Battles  solo contó con una entrega, pero aquél juego fue realmente inolvidable para todos los que vivimos el amanecer de las precuelas. ¿Por qué no hacer lo propio aprovechando el cada vez mayor trasfondo de las Guerras Clon?

El poder de la Fuerza

Dos de los últimos proyectos elaborados por LucasArts con una base argumental y jugable realmente interesante: como el aprendiz secreto de Darth Vader, deberemos viajar por multitud de sistemas manteniendo nuestra presencia oculta ante los rebeldes y el propio imperio galáctico.

El juego contaría con una secuela y, poco a poco, dejaría en manos del jugador dibujar una historia paralela a la cinematográfica. Aunque lo que de verdad brilló con luz propia fue su propuesta de juego. Una que, por cierto, va muy en sintonía con lo visto en Star Wars Jedi: Fallen Order.

X - Wing (y Tie Fighter)

Hubo un tiempo en el que los juegos de combates aéreos arraigaron muy fuerte en PC, y la saga X-Wing de Star Wars era un referente obligado: no solo nos ponía a las cabinas de las flamantes naves espaciales de la saga galáctica, sino que hilaba con maestría misiones e historias capaces de saciar a cualquier apasionado por las películas y el universo expandido.

LucasArts no solo continuó la saga  X-Wing  sino que lanzó su propio contrapunto imperial, Tie Fighter, convergiendo ambas y culminando en  el clásico entre los clásicos X - Wing vs. Tie Fighter. Un juego de paso obligado para cualquier fan de Star Wars.

Star Wars: Racer

Las carreras de vainas fueron una de las mejores escenas de La Amenaza Fantasma, y LucasArts y SEGA supieron expandir aquellas estupendas sensaciones en consolas, PCs y recreativas a través de las tres entregas de la saga Racer: el Episode I: Racer, Racer Revenge y Star Wars Racer Arcade.

Una nueva entrega adaptada a las posibilidades visuales de los sistemas actuales o que se pudiera jugar sacando partido a los Joy Cons de Switch (e incluso el Kit Vehículo) haría las delicias de los fans. Pero también de los apasionados por los juegos de velocidad extrema.

Star Wars: Bounty Hunter

Aprovechando el contexto de El Ataque de los Clones, LucasArts sacó un juego basado en Jango Fett que expandía su historia y nos ofrecía un interesante vistazo a la parte menos heróica de la galaxia muy, muy lejana.

Sin duda, el estreno de El mandaloriano en Disney + y la manera en la que se ha expandido el lore en torno a esta raza procedente del planeta Mandalore pide a gritos que se recupere y actualice el concepto de Star Wars: Bounty Hunter, tomando nota de lo aprendido en Destiny o Anthem.

Masters of Teräs Käsi

Incluso la propia Star Wars sucumbió ante el boom por los juegos de lucha de mitad de la década de los 90. Eso sí, fracasó por todo lo alto: un apartado jugable realmente tosco, unos personajes muy rotos, y -en esencia- una experiencia que, de no tener el sello de Lucas, habría estado condenada al olvido.

Uno de los multiples problemas de Masters of Teräs Käsi la mayoría de luchadores eran de puro relleno. Incluso añadiendo a Mara Jade del Universo Expandido (actualmente, Leyendas) aquello no resultaba interesante. Ahora tenemos muchisimos más personajes (Darth Maul, Kylo Ren, Ahsoka Tano, Ezra Bridger) y tecnología para hacer una secuela. Y hacerla bien.

Star Wars: Obi Wan

Obi Wan Kenobi protagonizó su propio juego tanto en la Xbox original como en Game Boy Color, y pese a que se trataba de dos experiencias distintas (una trama original y una revisión del Episodio I desde su perspectiva), su implicación en las Guerras Clon lo hacen perfecto para protagonizar su propia aventura single-player.

Las posibilidades son enormes: desde ARPGs como Sekiro o Dark Souls hasta hack'n Slash con fuertes toques de fantasía como Devil May Cry. Incluso juegos de acción y supervivencia en tercera persona siguiendo la estela de Uncharted y los reboots de Tomb Raider funcionarían de maravilla.

Galactic Battlegrounds y Empire at War

Los juegos de estrategia en tiempo real nunca han pasado de moda, y lo cierto es que desde que saliera Star Wars: Empire at War: Forces of Corruption y la última expansión de Galactic Battlegrounds hemos podido ver razas, planetas, unidades, naves y vehículos capaces de hacer que el regreso de la saga pueda competir de tú a tú con StarCraft II.

Jedi Knight

Lo que comenzó como un FPS de culto acabó convirtiéndose en una de las sagas de videojuegos de Star Wars más aclamadas de todos los tiempos, con una trama argumental espectacular que sacaba el máximo partido a los sistemas de cinemáticas disponibles en cada lanzamiento.

Deseamos pensar que la llegada de Jedi Outcast sea algo más que una sonda para continuar con la saga, pese a que todos los acontecimientos ocurridos han sido relegados al estatus de Leyendas y apartados del Canon oficial. ¿Quién sabe?

Republic Commando

LucasArts dibujó un particular Shooter en primera persona con elementos tácticos en la primera Xbox y PC que, sin duda, funcionaría muchísimo mejor hoy en día ofreciendo nuevas clases a la vez que sumando elementos de Gears of War u Overwatch.

Rogue Squadron

Durante años, las consolas de Nintendo y los PCs contaron con la exclusividad de uno de los shooters espaciales más recordadas de todos los tiempos, incluso capaz de pasarse la mano por la cara a la serie Star Wing en su propio terreno: la trilogía Rogue Squadron y Episode I: Battle for Naboo.

No solo se trataba de cómo se ataron los acontecimientos más importantes de la trilogía original y la Amenaza fantasma a una jugabilidad y una trama completamente originales en los que, además, se expandía el propio universo de Star Wars, sino de cómo, años después, se ha intentado replicar sin éxito su fórmula en modos concretos de los Star Wars Battlefront actuales. Es hora de recuperar esas experiencias.

Star Wars: Rebellion

Un año antes de que se estrenara la Amenaza Fantasma, LucasArts y Coolhand Interactive estrenaron Star Wars: Rebellion, una apuesta por la estrategia juego que combina elementos de RTS con 4X (como Civilization) en el que deberíamos extender la influencia de la Alianza Rebelde o el poder del Imperio a escala galáctica.

Por supuesto, la diplomacia y la intimidación son solo un aspecto de Star Wars: Rebellion, cuando ninguna de estas dos vías funciona podíamos tomar partido en simulaciones de combates en 3D. Una actualización de estas ideas, con la correspondiente puesta a punto del lore galáctico, haría las delicias de los apasionados más exigentes de los simuladores de gestión. 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir