Compartir
Publicidad
Star Wars Legends: así era el universo Star Wars en los juegos antes del canon de Disney
Listas

Star Wars Legends: así era el universo Star Wars en los juegos antes del canon de Disney

Publicidad
Publicidad

Hubo una enorme escisión en Star Wars cuando la casa del ratón más famoso del mundo adquirió Lucasfilm: más allá de la saga cinematográfica y la serie animada Clone Wars, la gran mayoría de obras y materiales publicados hasta ese momento quedaban relegados al sello Star Wars Legends. Una manera elegante, aunque poco sutil, de sacarla del canon oficial. 

Partamos pensando en los recién llegados: existe una historia oficial (canon) y otras que se publicaron oficialmente en su día bajo el sello de Lucasbooks o desde LucasArts, la técnicamente desaparecida en combate división de videojuegos de George Lucas, que extendían de manera fascinante el infinito universo de La Guerra de las Galaxias.  

A día de hoy, Disney ha dado nueva vida al universo Star Wars con un impulso enorme. Tanto, que tras Star Wars: Rise of Skywalker se ha visto obligada a reducir el ritmo de expansión que ha tomado, con sus decisiones acertadas y otras especialmente complicadas de defender. De hecho, se podría decir que eliminar lo antiguo para abrir paso a lo nuevo es ambas cosas.

En otras palabras: con la excepción de la serie de cómics Star Wars Infinities, el canon de Lucasfilm era el Universo Expandido de Star Wars hasta la adquisición de Disney.

En el fondo, el imperio de Mickey Mouse se enfrentaba al mismo problema por el que ya había pasado Lucasfilm: Star Wars desató el interés y la imaginación de fans y autores desde la primera película. Al punto que, más allá de la adaptación literaria de Una Nueva Esperanza, la novela El ojo de la mente de 1978 (escrita por el propio Alan Dean Foster)  sería la continuación oficial de la visión de George Lucas. El destino quiso que La Guerra de las Galaxias fuese un éxito y, como resultado, aquel plan quedaría descartado en favor de la magistral El Imperio Contraataca.

Claro que, por otro lado, eso mismo vino a pasar en cuanto se inició la producción de Star Wars: El Despertar de la Fuerza, salvo que en lugar de solapar una novela estamos hablando de un legado de casi cuarenta años de libros, juegos, novelas, merchandising, videojuegos y prácticamente cualquier cosa a la que Lucasfilm le haya podido poner el copyright.   

En 1996, el propio George Lucas escribiría estas palabras en la introducción de El Ojo de la mente

Después de que se publicase Star Wars, se hizo evidente que mi historia, sin importar cuántas películas tardara en contar, era solo una de las miles que se podían contar sobre los personajes que habitan en su galaxia. Pero estas no eran historias que estaba destinado a contar. En cambio, brotarían de la imaginación de otros escritores, inspirados por la visión de una galaxia que proporcionó Star Wars. Hoy en día, es un legado sorprendente, aunque inesperado, de Star Wars que tantos escritores talentosos están aportando nuevas historias a la saga.
Star Wars Splinter Of The Minds Eye Comic Cover Ilustración de la adaptación al cómic de El Ojo de la Mente

El ojo de la mente sería la primera de una ingente cantidad de novelas, cómics, e iniciativas que brotarían con la misma velocidad que eran consumidos.  Al punto que antes del estreno de las precuelas, con la Amenaza fantasma en 1999, los fans más devotos habían tenido acceso a una  astronómica expansión del universo que extendía con generosidad el legado del clan Skywalker al tiempo que exploraba los acontecimientos entre las entregas cinematográficas y otros hechos paralelos.

Y luego está ese especial de Navidad para televisión que finalmente saldría a la luz, para desgracia de Lucas y el resto de actores de la trilogía clásica.

Dada la enorme cantidad de material que era publicado bajo las siglas de Star Wars, en el año 2000 (un año después de estrenarse Star Wars: La Amenaza Fantasma en carteleras) se decidió dar cierta consistencia al conjunto a través del Holocrón, la base de datos que registraba la continuidad de la saga galáctica. ¿Y qué había antes? 

Así se estableció el canon en la era de LucasArts

Hasta la creación del Holocrón, los miembros de Lucasfilm conservaban el registro de la historia oficial de Star Wars en grandes carpetas negras conocidas como las biblias. Tal y como suena. A día de hoy puede sonar arcaico, pero el uso de biblias es algo muy habitual ya que incluso los Simpson tienen la suya. 

En estas biblias es posible encontrar sinopsis, historias y glosarios en los que queda atado todo lo mostrado en las películas y los hechos que no se mostraban en ellas. Ahora bien, antes de la adquisición de Disney, todo lo que estaba fuera de las películas se conocía de manera colectiva como el Universo Expandido que, a grandes rasgos, abarca todo lo que ocurre en el mismo universo que las películas. 

Star Wars Ilustración de El Imperio Oscuro, uno de los arcos argumentales más conocidos del Universo Expandido

¿El motivo? A grandes rasgos, si algo sucedió en un libro, en un cómic o -en el caso que nos atañe- en un videojuego, podría afectar o tener consecuencias con todo lo que sucede en el universo. Dicho de otro modo: evitar que los fans más acérrimos y quisquillosos se topasen con incómodos anacronismos, contradicciones  o versiones diferentes de un mismo acontecimiento. 

El Despertar de la fuerza descartó ríos de tinta y décadas de trabajo licenciado en el Universo Expandido

Fue entonces cuando la entonces Directora de Publicaciones Lucy Autrey Wilson decidió crear el Holocrón, una  base de datos interna con la que rastrear fácilmente y llevar un registro de todo el contenido nuevo, el que ya había sido creado y estaba siendo creado para Star Wars . Una base de datos abrumadora, por cierto.

Cuando añadía nueva información al Holocrón, también comencé a compilar otros tipos de materiales de referencia como guías de estilo, líneas de tiempo, diccionarios de ortografía, fuentes, bancos de preguntas y citas y mapas de galaxias.

El Holocrón vendría a ser una suerte de Wookipedia de carácter oficial, elaborado de manera interna por la propia LucasFilm. Y para Leland Chee, el bibliotecario digital de esta enorme base de datos, su propósito estaba claro en 2012:  

Mi visión actual es que, mientras exista Holocron, Star Wars no se reiniciará.

Paradojas del destino, ese mismo año Disney entró en la ecuación, en 2014 tomó las riendas de la saga galáctica y un año después se estrenaría Star Wars: El Despertar de la fuerza. Una película espectacular, desde luego, pero que también tiraba por tierra ríos de tinta y décadas de trabajo licenciado en el Universo Expandido, lo cual tenía sus efectos colaterales en los sucesos y acontecimientos de algunos de los videojuegos más aclamados de LucasArts. 

Hablemos de  Kyle Katarn, Mara Jade y Dash Rendar

Es injusto decir que la implementación del sello Star Wars Legends se llevó por delante todo lo publicado y editado en el ámbito de los videojuegos. Las primeras incursiones jugables no se descarrilaron de la trama principal, mientras que Títulos como Star Wars: Jedi Power Battles o la saga Super Star Wars de SNES daban un toque de color a los sucesos originales, y aquel Yoda Stories podría ser el equivalente de la enorme cantidad de juegos de LEGO que veríamos décadas después.

Tenemos casos, como la saga X-Wing, el primer Star Wars Battlefront II o las sagas de estrategia que se mueven entre dos tierras o no se ven afectadas más allá de la propia explotación de las licencias. Afortunadamente, los jugadores de PC tienen medios y excusas para disfrutarlos como el primer día. ¡O mejorados!

Ahora bien, como en cualquier otra producción licenciada,  los videojuegos del Universo Expandido amplían y continúan las historias y circunstancias que hemos visto en las películas dentro de la entonces cronología oficial. Como comentamos más arriba, ningún elemento puede contradecir otra parte del mismo, y menos a las propias películas.

Sin embargo, existe un área gris en determinados juegos. Lo suficiente como para que algunas de las grandes tramas y personajes del universo de Star Wars que jamás llegaron a aparecer en pantalla se hayan desvanecido cual chasquido de Thanos tras el nuevo canon. Como por ejemplo, la mujer del mismísimo Luke Skywalker.

Mara Jade Mara Jade protagoniza la portada de Star Wars: Jedi Knight - Mysteries of the Sith

Quizás la mayor embajadora del impacto que tuvo el  Universo Expandido de Star Wars es Mara Jade, quien comenzaría siendo una implacable discípula del mismísimo emperador galáctico y acabaría formando parte del clan Skywalker. 

Los videojuegos ampliaban las historias y circunstancias de las películas, los cómics y  las novelas sin contradecirlos

La presencia de Mara Jade es enorme. Esta pelirroja de ojos verdes llegó a ser Mano del Emperador para convertirse en contrabandista y, finalmente, una Maestra del Alto concilio Jedi. Porque en esta realidad ahora alternativa Luke consiguió refundar la orden. 

¿Y en los videojuegos?  Mara Jade no solo era uno de los personajes más recurrentes en las novelizaciones, las cartas coleccionables  y los cómics, tiene una extensa trayectoria en los videojuegos: Heidi Shannon le prestó su voz en Jedi Knight: Mysteries of the Sith y en Star Wars: Galactic Battlegrounds, Kath Soucie haría lo propio en Star Wars: Empire at War y hasta se atrevió a aparecer en el nefasto juego de lucha Star Wars: Masters of Teräs Käsi, siendo interpretada por Edie Mirman. 

De hecho, sus últimos mandobles en los videojuegos los daría en El Poder de la Fuerza.

Partiendo de esa base, en el Universo de Star Wars de Legends sucedieron toda clase de eventos, con grandes giros de los acontecimientos que no veremos en el canon actual o han sido reinterpretados. Algunos de ellos trascendiendo a los videojuegos, otros siendo mencionados con levedad y -para los fans de entonces- entendiéndose como implícitos en la dentro de las historias. Incluyendo:  

  • El nacimiento de la Orden Sith, algo que sería completamente reinterpretado como la Nueva Orden en las películas.
  • Las Guerras Mandalorianas, las cuales han pasado al canon a través de puertas descaradamente abiertas en la serie Clone Wars, Rebels y muy probablemente en El Mandaloriano 
  • Sucesos de las Guerras Clon, plasmados en juegos como Republic Commando 
  • El nacimiento y el retorcido destino de Jaina, Jacen y Anakin Solo, los hijos de Han Solo y Leia, así como un gran acontecimiento en torno a Chewbacca.  
  • Las creación de la Nueva Orden Jedi de Luke Skywalker, junto con Mara Jade, con quien tendría un hijo: Ben Skywalker. Algo que quedaría reflejado en la saga Jedi Knight.
  • La instauración de una Nueva República, y todas las amenazas derivadas del legado latente de Palpatine y aquellas que provienen más allá de la galaxia. 

Pero no todo el Universo Expandido giraba en torno a los Skywalker aunque tarde o temprano acababan apareciendo.  Prueba de ello es el impacto que tuvo Kyle Katarn, quien protagonizó nada menos que cinco juegos y su propia saga literaria. 

Kyle Katarn Mon Mothma Kyle Katarn durante la misión de hacerse con los planos de la Estrella de la Muerte. Una capítulo que quedó solapado tras el estreno de Rogue One: Una historia de Star Wars

Sin embargo, que no estén en el canon no implica que no puedan volver a él: Dash Rendar, viejo amigo y conocido de Han Solo y Lando, así como protagonista de Sombras del Imperio y sus versiones jugables (incluso participó en la batalla de Hoth), ha sido recuperado muy recientemente por Disney a través de Solo: A Star Wars Story: Tales from Vandor, un libro publicado en 2018 con motivo del filme Han Solo: Una Historia de Star Wars.

Algo que, por cierto, deja la puerta abierta a interesantes reincorporaciones.

Juegos esenciales del Universo Expandido de Star Wars

Llegados a este punto, en VidaExtra te hemos elaborado una selección con los títulos más relevantes para comprender el impacto de Star Wars Legends, y también hacemos una mirada a cómo se está expandiendo el canon a lo largo de los últimos años. 

Sombras del Imperio

A mediados de los 90, Lucasfilm apostó por ofrecer un proyecto cross-media a través de novelas, cómics y hasta un videojuego a través de Sombras del Imperio. En este último caso, en 1996 llegaría a Nintendo 64 (y un año después a PC) una ambiciosa aventura de acción en 3D que ata varios cabos sueltos entre El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi.

Como Dash Rendar seríamos uno de los héroes clave de la Alianza Rebelde, derribando a los colosales AT ST en Hoth, siguiendo el rastro de un Han Solo convertido en un enorme pisapapeles de carbonita e incluso truncando los planes del Sol Negro y el mismísimo Bobba Fett.

Los Caballeros de la Antigua República

El aclamado RPG de BioWare es un terreno delicado, ya que los sucesos tienen lugar casi cuatro mil años antes de la Batalla de Yavin del universo de Star Wars. Dicho de otro modo, durante los días de la antigua República Galáctica.

Pese a que varios conceptos como la Guerra Mandaloriana han acabado en el canon, lo cierto es que KOTOR se retroalimenta demasiado de la serie de novelas gráficas Star Wars: Tales of the Jedi como para despegarse del sello Star Wars Legends. Sin embargo, la última palabra la tiene Disney y los planes que ésta tenga a la hora de explorar esa época.

Dark Forces y Jedi Knight

Con la fiebre de los FPS que había despertado DOOM, LucasArts no tardó en abordar el género. Y lo hizo a lo grande: Dark Forces era mucho más que un shooter en primera persona, era una tremendamente ambiciosa historia que no tardaría en dar el salto a las novelas, y el primer capítulo de una de las mejores sagas de videojuegos de Star Wars.

A través de los ojos de Kyle Katarn viviríamos sucesos como el robo de los planos de la estrella de la muerte (algo que sería reinterpretado en Rogue One) y acabaríamos  descubriendo el Valle de los Jedi en el planeta Ruusan, derrotando a Jedis Oscuros y llegando a ser un reconocido miembro del Consejo Jedi en calidad de Maestro. Y es que pocas sagas de juegos han ido tan en paralelo a Star Wars Legends como la serie Jedi Knight.

El Poder de la Fuerza

Siempre dos hay: un maestro y un aprendiz. Durante años, y en secreto, Darth Vader descubrió y entrenó de manera estricta a un discípulo que sería conocido como Starkiller. ¿Su plan final? Traicionar a Palpatine y tomar las riendas del Imperio galáctico.

Tanto en El Poder de la Fuerza como en su secuela veríamos cómo Starkiller (también conocido como Galen Marek) pasaría de superar las pruebas de Vader a ser su brazo derecho en las sombras. Sin embargo, no tardaría en emprender un viaje que nos mostraría las bambalinas de lo ocurrido entre La Venganza de los Sith y Una Nueva Esperanza. Y pese a que hay dos finales, el canon de entonces se mantiene sólido en la novelización del proyecto.

Como curiosidad, Starkiller aparecería también como personaje jugable fuera del entonces canon  en LEGO Star Wars y Soul Calibur IV, así como en Star Wars: Visions of the Blade.

Star Wars 1313

El cancelado Star Wars 1313 fue el último gran proyecto de LucasArts, contando con refuerzos de lujo de todos sus entramados como Industrial Light & Magic, Lucasfilm Animation y Skywalker Sound y que inicialmente serviría como continuación de la serie jamás lanzada Star Wars: Underworld.

¿Las claves? Un apartado visual soberbio, una ambientación cuidadísima que nos llevaba de nuevo a esa galaxia oscura e industrial y unas declaradas inspiraciones en juegos como Grand Theft Auto y Gears of War. Sin embargo, el proyecto en desarrollo no encajaba en los planes de una  Disney que acababa de replantear el modelo de negocio de LucasArts. 

EA y su papel en la creación de un nuevo canon

En 2015 Disney y Electronic Arts firman uno de los acuerdos más sonados de la actual generación: durante diez años, el titán de los videojuegos tendría la marca Star Wars en exclusiva, y también toda clase de planes para darle uso. Con la excepción, claro, de las aventuras de LEGO Star Wars.

Si bien durante años EA ha sacado partido de ofrecer el contrapunto jugable a las producciones cinematográficas, fue durante Star Wars Battlefront II donde se atrevió a escribir algunos de los renglones de la historia galáctica a través de una campaña que forma parte del canon de Star Wars y que, por cierto, nos muestra cómo se vivió desde el imperio la caída de Palpatine y Vader.

Esta no fue la primera incursión dentro del lore de Star Wars: EA tuvo enormes planes que poco a poco fue concretando y desprendiéndose de proyectos muy concretos, como un cancelado mundo abierto y o el título que Visceral Games tuvo entre manos hasta su cierre. ¿Qué podemos esperar de cara al futuro? 

Star Wars: el proyecto de Respawn y Rise of the Skywalker

Tras encandilarnos con Titanfall y arrasar con Apex Legends, Respawn ha presentado Star Wars Jedi: Fallen Order. Una nueva historia jamás contada sobre los acontecimientos posteriores al auge del imperio. Y una oportunidad perfecta para ver estos años desde la perspectiva de un joven padawan que sobrevivió a la purga Jedi.

La importancia de este título va más allá de la propia historia: EA dejará atrás el multijugador y los micropagos para ofrecer una historia de acción totalmente single-player. Algo esencial para darle una carga narrativa, pero también una declaración de intenciones tras la polémica acogida de Star Wars Battlefront.

No tener en cuenta el trabajo anterior a El Despertar de la Fuerza tiene aspectos negativos. Y otros positivos 

Star Wars Jedi: Fallen Order llegará para preceder el estreno de Rise of the Skywalker y con él empezará el periodo de descanso que Disney le dará a la licencia. Aunque a EA todavía le quedan ideas en la recámara, incluida una experiencia de Realidad Virtual protagonizada por Darth Vader

Desechar todo el trabajo anterior a El Despertar de la Fuerza, o más bien no tenerlo en cuenta, tiene aspectos negativos y otros positivos, como tener un lienzo en blanco con el que pintar nuevas y fascinantes aventuras. ¿Volveremos a ver a Mara Jade? Si Dash Rendar hace de las suyas con Han y Lando, todo es posible.  

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio